Investigan el origen de los bienes de sospechosos de robo - LA GACETA Tucumán

Investigan el origen de los bienes de sospechosos de robo

Serían integrantes de “La banda del Macho Blanco”.

08 Abr 2021 Por Gustavo Rodríguez

En una de las 10 casas que fueron allanadas, los policías se encontraron con un curioso adorno. En la pared del comedor, sus propietarios habían colocado una gigantografía de un billete de U$S 100. “Nos llamó la atención, pero más nos sorprendió la cantidad de bienes que tenían. Ahora tendrán que justificar su origen”, aseguró el comisario Joaquín Girbeaux, al hablar sobre los procedimientos que hicieron para buscar pruebas en contra de una banda que estaría especializada en cometer robos en casas de familia cuando sus ocupantes no se encuentran.

La investigación, dirigida por el fiscal Pedro Gallo, se inició en marzo pasado a raíz de un robo de una gran suma de dinero que sufrió una familia que había dejado cerrada su vivienda de la capital durante un fin de semana. Personal la seccional 2ª, al mando del comisario Alfredo Díaz, halló pistas que llevaban a un grupo conocido como “La banda del Macho Blanco”, integrado por personas de Tucumán y de otras provincias. “Todas tienen antecedentes de por haber cometido este tipo de delitos en los últimos años”, indicó el jefe de la Unidad Regional Capital, Ricardo Fresneda.

Hechos coincidentes

Díaz aclaró que la identificación se produjo luego de que se estudiaran los escruches que se produjeron en los últimos 40 días en los barrios Norte y Sur. “Analizamos las información que teníamos en nuestra base de datos. Observamos que actuaban de la misma manera y por eso pudimos hacer un listado con los posibles integrantes de esta organización”, destacó.

Los policías se presentaron en los domicilios de personas apodadas “Kuki”, “Vikunga”, “Tore”, “Chichito”, “Bichi” y “Gata”. También allanaron el domicilio de Braian “El Hijo de Zenón” Leguizamón, el único imputado por el crimen de la empresaria Ana Dominé, ocurrido el año pasado.

En esos lugares secuestraron televisores de 70 pulgadas, prendas y zapatos de primera marca, celulares, heladeras comerciales, cubiertas de autos de alta gama, elementos para instalar una peluquería, baterías de cocina, armas de fuego, proyectiles y una importante cantidad de electrodomésticos.

Además, según confiaron fuentes judiciales, los efectivos que participaron en las medidas secuestraron las imágenes que tomaron diez cámaras de seguridad que estaban instaladas en las casas de los sospechosos. También se informó que se encontraron uniformes de policías cuyo origen también será investigado.

Base de datos

El fiscal Gallo, en una entrevista con LA GACETA, aseveró que sólo se dio un paso en la investigación. “Con todos los elementos secuestrados se hará un entrecruzamiento de datos para determinar si algunos de ellos fueron los que se robaron en los últimos hechos. El Ministerio Público Fiscal cuenta con una base de datos que son aportados por las víctimas”, destacó.

Gallo confirmó que la orden de allanamiento, emitida por la jueza Cynthia Rocha, también establecía que se secuestren todos los elementos que fueron adquiridos a partir de marzo y que no tengan la documentación que justifique su procedencia. “Eso nos abrirá otro frente de investigación porque también deberían dar explicaciones sobre cómo hicieron para adquirirlas”, señaló el fiscal.

Los sospechosos de integrar el grupo, después de haber sido allanados, habrían pedido tiempo para presentar la documentación, pero hasta el cierre de esta edición no lo habían hecho.

Datos clave

La investigación se inició por una ola de escruches que se registraron en viviendas sin moradores en los barrios Norte, Sur y en el Gran San Miguel de Tucumán.

La banda estaría integrada por tucumanos que tienen antecedentes por este tipo de delito. No se descarta que haya miembros de otras provincias.

El fiscal Gallo pidió que se secuestren los bienes que podrían haber sido robados y también todos aquellos cuyo origen no podían explicar.

Comentarios