Una boda, un desayuno y un interrogante: dimes y diretes de la política de Tucumán - LA GACETA Tucumán

Una boda, un desayuno y un interrogante: dimes y diretes de la política de Tucumán

05 Abr 2021
2

¿SÓLO UNA FOTO? El intendente de la Capital compartió la imagen con su esposa, la diputada Beatriz Ávila, y con el matrimonio entre el radical Roberto Sánchez y Susana Altieri. Foto: Facebook Germán Alfaro

Encuentro en una boda, ¿hubo coqueteo?

El intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro (PJS), es uno de los principales objetores de la inclusión del legislador Ricardo Bussi (FR) al frente opositor tucumano que en 2019 se denominó "Vamos Tucumán". El radical Roberto Sánchez, intendente de Concepción, es junto a su par de Yerba Buena y "correligionario", Mariano Campero, uno de referentes que impulsa la alianza con el bussismo con miras a 2023. A pesar de las diferencias internas, Alfaro y Sánchez coincidieron este fin de semana en un casamiento celebrado en un salón de Los Nogales, donde aprovecharon para charlar largo y tendido. ¿Hay coqueteos en este sector de la oposición? Sólo ellos saben. Pero lo cierto es que tan contento quedó el líder del PJS por el el encuentro que lo publicó en su cuenta de Facebook y en otras redes sociales. "Compartiendo con Roberto Sánchez en el casamiento de Luli Romano Norri y Carlos Maltez Posse", escribió el jefe municipal capitalino. Los opositores fueron invitados por parte del ex legislador Federico Romano Norri. Sucede que el padre de la novia -al igual que su hijo, el concejal Agustín Romano Norri- es uno de los dirigentes clave dentro del acuerdo político entre la UCR y el armado del peronismo disidente del intendente Alfaro. Por su parte, el anfitrión compartió con Sánchez su gestión como legislador entre 2011 y 2015, período en el que coincidieron en su labor legislativa bajo el bloque "Hipólito Yrigoyen". En el casamiento, ¿se habrá formado una pareja?

No fue más que un desayuno

Nombre por nombre, el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo miden fuerzas puertas adentro del oficialismo. La última vez que los generales del Partido Justicialista (PJ) pasaron lista en las tropas fue durante la designación de la funcionaria del Ministerio del Interior Ana Escobedo como nueva apoderada partidaria. El jefe del Poder Ejecutivo (PE) consiguió el quórum sobre la hora con la presencia de la histórica dirigente Teresita Felipe de Heredia, y así se cobró revancha de la sesión legislativa en la que el vicegobernador logró imponer a Eduardo Cobos como defensor del Pueblo. En el jaldismo todavía se lamentan porque la derrota llegó a último momento. De hecho, aseguran que la mañana de la sesión, el titular del Concejo Deliberante Fernando Arturo Juri había formado parte del desayuno convocado por el vicegobernador, aunque finalmente el concejal capitalino fue clave en el PJ con su voto para la designación de Escobedo. En el manzurismo reconocen que Juri siempre tuvo buen diálogo con Jaldo. Sin embargo, recordaron que el edil ya había confirmado su alineamiento al espacio del gobernador al participar de la creación del bloque "Lealtad Peronista" en el cuerpo vecinal. Al margen de los dimes y diretes, Juri es uno de los referentes del PJ que instó públicamente a Manzur y a Jaldo a dejar de lado la guerra interna partidaria, e incluso recordó su experiencia cuando se enfrentó a José Alperovich en la previa a las elecciones de 2007. 

A LA IZQUIERDA DE JALDO. Graciela Suárez de Cano, en la reunión del miércoles convocada por el vicegobernador. El jaldismo anhelaba que Juri formara parte de esa mesa, pero no lo logró. Foto: Prensa HLT

Un interrogante sobre un funcionario nacional

Jaldo logró reunir a ocho de los integrantes del consejo del Partido Justicialista (PJ) para firmar el acta en la que se dejó constancia el porqué de la ausencia a la reunión convocada el miércoles pasado por Manzur. En la foto, junto al vicegobernador, estaban Gladys del Valle Medina, Juan Antonio Ruiz Olivares, Roque Álvarez, Marta Zurita, Armando Cortalezzi, Guillermo Gassenbauer, Regino Amado y Graciela Suárez. Esta última es esposa de Ramón Santiago Cano, quien se desempeña como delegado local de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte. Por eso, la presencia de Suárez en la mesa jaldista sorprendió a más de uno en la Casa de Gobierno. ¿Qué hará Cano? Los antecedentes recientes de Marcelo Caponio (ex funcionario nacional del Plan Norte Grande), de Sara Noemí Correa de Alfaro (ex interventora del "Subsidio de Salud") y de Agustín Fernández (ex secretario de Gobierno y Justicia), quienes renunciaron a sus respectivos cargos ante situaciones similares a la del peronista Cano, son un indicio de lo que podría suceder. De hecho, así lo entienden en el armado del ex jefe del bloque oficialista de la Legislatura, donde aseguran que si el gobernador se lo pide, no opondrá reparos a dimitir como funcionario nacional. Por el momento, se mantiene el interrogante sobre la figura de Cano, quien había sido clave para la llegada del hoy diputado nacional Mario Leito a las filas del manzurismo, en la previa a los comicios provinciales de 2019.

Comentarios