03 Abril 2021

El periodista Juan Manuel Montero, en relación al informe del Gobernador en la apertura de sesiones de la Legislatura, recordó (07/03) que en 1943 un joven secretario de Trabajo y Previsión dijo esta frase en la Bolsa de Comercio: “Creo que las reivindicaciones no se proclaman, se cumplen sencillamente. Y ese cumplimiento que nos llevó siempre los realizadores a los teorizantes fue la consigna rígida a la que ajustamos nuestra acción estatal. He sido fiel a ella porque entiendo que mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar”.  Ese joven secretario era Juan Domingo Perón. El Gobernador indudablemente olvidó el mandato y la consigna del General, porque dice pero no hace y promete pero no realiza. Cuando la prensa lo entrevistó el 3 de marzo, ¿por qué aceptó la renuncia condicionada del juez Pisa? Contestó “cumpliendo lo que dice la Justicia, hemos tenido que aceptar la jubilación de un juez”. Pero, si cumple con la Justicia, ¿por qué no cumple con lo que esta estableció respecto de los jubilados y pensionados transferidos? Queremos recordarle que mediante resoluciones de 1996 del Instituto de Previsión, el Gobierno concedió jubilación ordinaria reducida al personal de la Administración Provincial que se adhirió a este régimen de conformidad a la Ley 6.446, computándose a los efectos la movilidad de sus asignaciones. Luego la Corte Suprema provincial condenó a la Provincia a pagar a todos los jubilados transferidos la movilidad y la porcentualidad de sus haberes previsionales. El gobernador, Juan Manzur, y el anterior, José Alperovich, nos congelaron el sueldo desde hace 12 años. Pero lo llamativo del caso es que al juez Pisa se le otorga un haber jubilatorio mensual de $ 300.000 con una movilidad del 82%, mientras que a los jubilados y pensionados provinciales y municipales transferidos se los condena a un eterno congelamiento de sus haberes.

Carlos Núñez

Paraguay 3.282

San Miguel de Tucumán

Comentarios