Aula invertida: el modelo que pone la escuela patas arriba - LA GACETA Tucumán

Aula invertida: el modelo que pone la escuela patas arriba

La virtualidad plantea un nuevo paradigma de enseñanza aprendizaje. Una docente expone una fórmula de los 90 que es efectiva hoy.

26 Mar 2021 Por Magena Valentié
2

La clave está en preparar el material previo a la clase: puede ser un video, podcast o grabaciones muy simples pero atrapantes.

La clave está en preparar el material previo a la clase: puede ser un video, podcast o grabaciones muy simples pero atrapantes.

En la virtualidad, la atención de los alumnos se vuelve más dispersa. A la escuela, formada en la presencialidad, le cuesta dar un giro de 360 grados y sostener la atención de un alumno acostumbrado a que la virtualidad sea mucho más atractiva. ¿Cómo llegar al alumno en tiempos en que virtualidad es un imperativo a causa de la pandemia, pero también un nuevo lenguaje de nuestro tiempo?

Elena Kuchimpós, licenciada en Educación y diplomada en neuropsicoeducación en la Universidad de Belgrano, propone la “escuela invertida”, como un modelo que puede dar muchas respuestas a los grandes interrogantes que plantea la escuela hoy. Esta docente que el 7 de abril iniciará una capacitación a los docentes de Yerba Buena, reconoce que la clase virtual puede ser muy tediosa para los estudiantes si no se encuentran estímulos que les permita ser reflexivos, críticos y creativos. La casa tiene muchas distracciones.

@marianafotosrem

Pero no se trata de “virtualizar la presencialidad”, aclara la experta. Con trasladar la estructura de la escuela a la pantalla no conseguiremos sostener la atención de los alumnos, sostiene. La virtualidad es diferente. “Debe lograr que la clase sea activa, dinámica y que el feedback entre estudiantes y docentes sea permanente”, dice.

- ¿Qué es el aula invertida?

Es un método o modalidad que puede ser presencial, semipresencial o mixta. Surge en los 90, con Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos profesores secundarios de Colorado (EEUU), Woodland Park, a partir de un grupo de estudiantes que se había retrasado en los contenidos debido a sus inasistencias. Los profesores les enviaban videos explicativos realizados por ellos sobre las temáticas que se iban a ver en la clase siguiente. Anticipaban los contenidos y cuando llegaba la clase ponían en práctica esos conocimientos. Pronto se dieron cuenta que eso no sólo ayudaba al grupo sino que fortalecía al resto de los alumnos.

- ¿Qué vigencia tiene hoy?

- Hoy ha surgido como una necesidad abrupta a partir de la pandemia. Pero lamentablemente nuestro sistema educativo no estaba preparado para esto. Se hacen adaptaciones pero todavía se sigue trabajando con muchos vestigios de estandarización. Es decir, seguimos con el paradigma de la escuela tradicional. El aula invertida sugiere anticipar contenidos para después trabajar en proyectos que apliquen esos contenidos. Hoy lo que se hace en realidad es entregar material para después trabajar en ello en forma de preguntas y respuestas o evaluaciones. Pero lo que lo propone el aula invertida es anticipar el material para luego aplicar el conocimiento adquirido en una situación real o un proyecto para resolver un conflicto de la vida, esto no se hace todavía. Actualmente lo que se hace es virtualizar la presencialidad que no es lo mismo que virtualizar la educación.

- El aula invertida es un quiebre con la escuela tradicional.

- Sí, es un antes antes y un después. Hablar de aula invertida en este contexto es hablar en general de la educación virtualizada. Es un tipo de modalidad exclusivamente pensada para anticipar contenidos para después poder transformar el aula en un espacio de debate. Lo ideal es trabajar por proyectos en los que los chicos de todos los niveles puedan coordinar saberes previos para poner en práctica nuevos desafíos. Esto no es virtualización de la presencialidad, no es trasladar las estrategias de enseñanza aprendizaje de la presencialidad al aula virtual.

-¿Qué medios se necesitan para el aula virtual?

- No requiere de gran tecnología, sino de mucha experticia y creatividad docente; por eso es importante la capacitación. La clave está en preparar el material previo (video, podscast o grabaciones simples pero atractivas) que partan de problemáticas concretas que lleven al alumno a repensar situaciones de su vida cotidiana y a trabajar proyectos interdisciplinarios. Esa es la base. El docente tiene que salir de su zona de confort, de preguntas que se resuelven con un clic como: características de tal cosa, qué sucedió tal día. El aula invertida requiere enseñar de manera creativa para desarrollar la curiosidad que es el motor del aprendizaje Dejemos de transmitir información, los chicos están infoxicados, intoxicados de información. Tienen que ser creativos y tener criterios para seleccionar esa información y transformarla en aprendizaje. Ese es el desafío del docente.

Aula tradicional

- En la escuela se da la clase magistral donde se presentan los contenidos. El docente hace una exposición desde un lugar en que se muestra como único apoderado del saber.

- La tarea se lleva a la casa. La práctica de los contenidos impartidos se realiza en soledad. Los alumnos muchas veces no tienen a quién consultar porque el docente no está.

- El docente toma una prueba para saber si el alumno ha logrado comprender lo que se explicó en clase.

- El alumno que no pregunta se queda sin saber.

Aula invertida

- Antes de la clase, el docente anticipa los temas que dará mediante videos explicativos y audios creativos que llamen la atención del estudiante. Es decir, el alumno recibe los contenidos en su casa.

- En el aula se ponen en práctica los contenidos enviados por los docentes. Se sacan las dudas, se analiza y se plantean las dificultades. En forma conjunta, grupal, se buscan las soluciones.

- Se utilizan proyectos como actividades de afianzamiento de los conocimientos adquiridos.

93 burbujas aisladas: nuevo centro de monitoreo covid

“Las burbujas son el modo de organizarnos que hacen que el retorno sea seguro; actualmente de las 27.390 burbujas, tenemos 93 que están preventivamente aisladas y 45 que volvieron a clases”, informó el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. El  funcionario presentó el Centro de Monitoreo Situación Covid 19 del Sistema Educativo de Tucumán. Funciona en el Centro de Innovación del Ministerio de Educación, con el objetivo de describir la situación sanitaria de la población docente y estudiantil.

A través del proceso de datos e indicadores, especialistas en Educación y Salud presentarán gráficamente la información sanitaria de las escuelas para generar una base de datos que permita la toma de decisiones ante la pandemia de Covid-19.
Además, se trabajará conjuntamente con el Sistema Provincial de Salud (SiProSa) y con la Plataforma Cuidar Escuelas del Ministerio de Educación de la Nación, enmarcada en el Observatorio Federal del regreso presencial a las aulas que cotejará datos estadísticos y epidemiológicos de las 24 jurisdicciones.

Netbooks: entregan dispositivos a estudiantes secundarios de Yerba Buena

“La Argentina vuelve a tener un programa de conectividad. Este apoyo a las escuelas con la llegada de netbooks a alumnos y alumnas de 5º año permite abrir las ventanas del conocimiento y adentrarse en él”, manifestó el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. Ayer estudiantes de la Escuela Secundaria del Barrio Los Pinos, ubicada en Yerba Buena, recibieron las netbooks enviadas por el Ministerio de Educación de la Nación, en el marco del Plan Federal Juana Manso.

Los dispositivos tecnológicos se entregan a los alumnos  de nivel secundario para que puedan acceder a través de las plataformas educativas y reducir de esa manera la brecha digital.

La entrega se realizó con todos los protocolos de bioseguridad que garantizan el regreso seguro a las aulas. En el lugar, fue recibido por la directora, Sandra Herrera.
El ministro a su vez apreció que en el lugar “se están desarrollando las clases en esta nueva normalidad, con protocolos cumpliéndose y podíamos ver en las aulas el entusiasmo por el retorno a la presencialidad”.

Herrera comentó: “como directora puedo decir que somos una comunidad unida, los chicos volvieron contentos a la institución. Esta una herramienta fundamental para que los chicos puedan seguir estudiando”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Coronavirus
Comentarios