Manzur y Jaldo no ceden y se ahonda la interna - LA GACETA Tucumán

Manzur y Jaldo no ceden y se ahonda la interna

El gobernador recordó que “los trapitos sucios se lavan adentro”. Jaldo dijo que no permitirá intromisiones de otro poder en la Cámara. El ministro del Interior trata de mediar.

10 Mar 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

EN EL SALÓN BLANCO. El gobernador Juan Manzur toma el juramento al nuevo ministro de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padrós. la gaceta / foto de diego aráoz

Las heridas no se cicatrizan. La votación con la que Eduardo “Lalo” Cobos se convirtió en defensor del Pueblo fue el detonante de una interna que se veía venir, pero apenas terminaran las elecciones parlamentarias del 24 de octubre. Se anticipó y puso frente a frente al gobernador Juan Manzur y al vicegobernador Osvaldo Jaldo.

El de ayer fue el capítulo de las reacciones y de los encolumnamientos públicos en esta novela justicialista a la tucumana. En el Poder Ejecutivo, al alejamiento del secretario de Gobierno Agustín “Tin” Fernández, le siguieron el del subsecretario del área, Víctor Ardiles, y el de la subinterventora del Instituto de Previsión Social, Sara Correa; todos ellos identificados con el presidente de la Legislatura. Y en el Palacio de Gobierno se afirma que los recambios continuarán.

En la Legislatura, en tanto, no se quedarán con los brazos cruzados, avisaron los colaboradores de Jaldo. “Una acción implica una reacción”, apuntan.

A ocho meses de las elecciones parlamentarias y con una indefinida estrategia electoral en el Frente de Todos, la Casa Rosada intentó poner paños fríos y llamar al orden a las partes en conflicto. “No es momento de anteponer intereses personales, sino de atender los problemas de la gente”, manifestó Eduardo “Wado” de Pedro, ministro del Interior. Manzur lo había interiorizado sobre la situación tucumana el mismo lunes, durante el acto por el Día de la Mujer, que fue encabezado por el presidente Alberto Fernández. Todo el fin de semana hubo intentos para evitar la votación. No prosperaron. En la Casa de Gobierno provincial señalan que la Nación habría sugerido que no se impidiera la convocatoria la recinto para nominar al ombudsman.

En la evaluación final, Manzur aceptó que pagará los costos políticos de esa elección (había propuesto la reelección de Fernando Juri Debo), pero también apuntó que ahora sabe quiénes son los dirigentes leales a la gestión gubernamental. “Como siempre se hace, si tenemos una situación difícil dentro de nuestro espacio político, como se dice vulgarmente, los trapitos sucios se lavan adentro. Entiendo a los legisladores que formaron este bloque (Lealtad Peronista)”, declaró Manzur, luego de la entrega de viviendas en Manantial Sur. Por la tarde, invitó a esos legisladores al acto de asunción del nuevo ministro de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padros, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Fue la presentación en sociedad de quienes considera que le son leales. Durante ese acto, agradeció “a todos los que nos acompañan para sacar adelante a esta Provincia”. La ausencia de Jaldo y del resto de los legisladores del Frente de Todos fue el corolario de la ruptura oficialista.

Manzur reconoció ayer a LA GACETA que no habló con el titular de la Cámara y ratificó que se tomará algunas semanas para analizar lo que en el Ejecutivo denominan una “victoria pírrica” del vicegobernador de cara a sus aspiraciones electorales.

Jaldo no se quedó callado. Además de ratificar todas las decisiones que ha adoptado el cuerpo que preside, aclaró que se hizo “en el marco de la ley y de la Constitución, porque es facultad exclusiva la elección del ombusdman”.

“Mientras sea presidente de la Legislatura, no voy a permitir la intromisión de otro poder, que llevó y causó la ruptura del bloque oficialista”, remarcó Jaldo. Y continuó: “al bloque no lo rompimos nosotros, sino aquellos que, con sus intromisiones, realizaron operaciones fallidas. No hay dudas de que esta misma Legislatura fue la que apoyó al gobernador en estos cinco años y medio y me extraña que ahora hablen de lealtad del bloque”.

Concertación productiva
Un amplio apoyo para el nuevo ministro

El gobernador Juan Manzur despidió, emocionado, a Juan Luis Fernández por los años de servicio como ministro de Desarrollo Productivo. Y saludó al nuevo titular, Álvaro Simón Padrós, con una particular frase: “tiene todas las credenciales para ser un gran ministro de la Producción”, dijo durante el acto de asunción de ayer en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. La secretaría de Coordinación y Control de Gestión será ocupada ahora por Mariano Garmendia, anticipó el flamante funcionario. La ceremonia de asunción contó con la presencia de los principales referentes de la actividad productiva y empresaria de la provincia. El nuevo ministro indicó que llamará a una mesa de concertación productiva, que permita adoptar las medidas necesarias para que las producciones locales recuperen competitividad durante la pospandemia.

Comentarios