A Julia Ríos la mataron el mismo día que desapareció - LA GACETA Tucumán

A Julia Ríos la mataron el mismo día que desapareció

Guillermo Nieva, su ex pareja, se quebró cuando le allanaban la casa. En julio habría intentado ahorcarla. Reclamo de la familia.

05 Mar 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

EL LUGAR DEL HALLAZGO. El cuerpo de Julia Ríos había sido arrojado a un descampado.

Los más de dos meses de búsqueda de Julia Ríos fueron en vano. La mujer, de 42 años fue asesinada el 26 de diciembre, el mismo día que fue por última vez. Su ex pareja, Guillermo Nieva, es el principal sospechoso de haber cometido el femicidio, el quinto que se registró en nuestra provincia en lo que va del año. El conductor de un taxi rural, que podría haber colaborado en el ocultamiento del cuerpo, fue recapturado luego de que los policías de la comisaría de Lules lo liberaran erróneamente.

El caso comenzó a resolverse en una oficina del Ministerio Público Fiscal. Ayer a la mañana, los familiares de la mujer se reunieron con los funcionarios. “Me ha parecido bueno este encuentro porque necesitamos respuestas. Hace 68 días que no tenemos novedades, hay pruebas y sospechosos como también muchas personas que no quieren declarar por miedo o por inseguridad”, aseguró Evelyn Nieva. En ese encuentro, los funcionarios judiciales le informaron que había suficientes indicios para sospechar que la mujer había sido víctima de un crimen.

El caso de la desaparición de Ríos comenzó a ser investigado por el fiscal Pedro Gallo. A grandes rasgos, había establecido que la mujer había sido vista por última vez el 26 de diciembre. Que se dieron cuenta de su ausencia cuando el principal sospechoso fue entregarle al hijo de dos años de la pareja después de haberlo paseado con él. A partir de allí, todos fueron conjeturas.

Los familiares de la víctima desde un primer momento señalaron a Nieva. Indicaron además que la pareja se habría separado porque ella había descubierto que mantenía una relación con una vecina y por un hecho de violencia.

También sospecharon del conductor  de un taxi que estuvo en la zona donde vivía la mujer y que, según declaró, había sido contratado por Ríos para que llevara un parlante por $2.000, una cifra para un viaje que no cuesta más de $400, sin contar que la víctima no contaba con el dinero para pagar ese monto. “Él hasta había declarado que la vio llevarse de la casa ropa, pero en su ropero no le faltaba nada”, indicó Ricardo Ríos, hermano de la mujer.

El desenlace

Antes de que los familiares mantuvieran el encuentro con los funcionarios judiciales, el fiscal Gallo informó a sus pares el importante avance que había realizado en las últimas horas. Al analizar las redes sociales de los sospechosos y al acumular otros testimonios, avisó que todo parecía indicar que Ríos había sido asesinada. Ante este panorama el MPF decidió que el fiscal Ignacio López Bustos se hiciera cargo de la causa. Ese fue el motivo por los que él les transmitió las novedades a los allegados de la mujer.

Mientras se desarrollaba la reunión, personal de la división Homicidios, al mando de los comisarios Juana Estequiño, Diego Bernachi y Jorge Dib, allanaba la casa de los sospechosos. Los pesquisas descubrieron a Nieva desprolijo y con signos de que no se higienizaba desde hace bastante tiempo. En ese momento, se quebró y contó que él la había matado y que luego arrojó su cuerpo en un monte ubicado a la par de un cañaveral.

Los pesquisas, personal del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF), se trasladaron hasta una finca del ingenio Bella Vista, en Río Colorado, donde encontraron restos óseos que ahora deberán ser cotejados a través de un estudio de ADN para confirmar que sean de Ríos.

El sospechoso, según fuentes judiciales, habría confesado que su muerte fue accidental, ya que se produjo cuando él la empujó y golpeó con su cabeza en la cuna del niño el mismo día que vista por última vez. También habría reconocido que el 26 de diciembre arrojó el cuerpo en ese lugar utilizando el auto del remisero.

López Bustos solicitó la aprehensión de ambos. Nieva, por ser el supuesto autor material del hecho y de Maximiliano Moyano (33), acusado de haber colaborado para el ocultamiento del cuerpo. Este último, por un error de los policías, fue puesto en libertad. Al haberse enterado de la situación, el fiscal ordenó que sea recapturado, caso contrario ordenaría la detención de los efectivos. Antes de que se cumpliera el plazo, el remisero volvió al calabozo. A los efectivos se les iniciaría un sumario administrativo por su conducta.

La familia de Ríos denunció que la Policía se demoró en recibirle la denuncia y que recién lo hicieron cuando comenzaron a difundir el caso. También se quejaron porque se llevaron por la declaración del supuesto femicida y a la semana dejaron de hacer los rastrillajes.

Nieva, en la audiencia de formulación de cargos, como estrategia defensiva, podría cambiar su declaración. Pero Serafina Rodríguez, madre de la víctima, aportó un importante testimonio: “el 26 de julio él intentó ahorcarla en un ataque celos. Eso me contó ella el día que él sacó todas sus cosas de la casa. ‘Si no hubiera sido por el bebé que estaba llorando, me mataba’, me dijo ese día. Por eso siempre sospeché de él”. Ese es un indicio muy fuerte que tendrá en cuenta la fiscalía.

Estadísticas

24

homicidios se registraron en la provincia en 2021.

5

de los crímenes fueron femicidios.

2

de los femicidios son considerados directos.

Comentarios