Inseguridad en Yerba Buena: “al ver los recursos de los policías, nos dio ganas de abrazarlos y llorar” - LA GACETA Tucumán

Inseguridad en Yerba Buena: “al ver los recursos de los policías, nos dio ganas de abrazarlos y llorar”

05 Mar 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

BRINDANDO EXPLICACIONES. Los jefes policiales de Yerba Buena en un momento del encuentro.

“La idea era hacer una reunión para pedir mayor protección, pero al escuchar los recursos que tienen en la Policía, nos dieron ganas de abrazarlos y llorar con ellos”, expresó el presidente de la Cámara de Comerciantes de Yerba Buena, Esteban Lamontanaro. “Pero lo más importante de todo es que decidimos trabajar en manera conjunta para conseguir mejores resultados”, agregó.

Hubo un crimen que cambió todo en esa ciudad. Cuando Valentín Villegas fue asesinado en octubre de 2017, se desató toda una polémica porque quedó al descubierto que en esos días había más policías prestando servicios adicionales que vigilando las calles. Se reforzó la presencia de uniformados y se llegaron a contar más de 200 efectivos. Actualmente hay cerca de 190 hombres, una sola camioneta y 17 motocicletas para realizar tareas de prevención en un municipio que no deja de crecer a lo largo y a lo ancho.

“En esos tiempos nos reforzaron con 60 efectivos más la ciudad. Pero con el correr de las semanas los llevaron a casi todos y sólo quedó el personal de la Brigada de Yerba Buena. Sabemos de sus necesidades porque estamos trabajando a la par de ellos y muchas veces les brindamos colaboración”, expresó Mauricio Argiró, secretario de Seguridad de Yerba Buena que, con su Guardia Urbana Municipal, aporta unas 80 personas, cuatro camionetas y 20 motos para custodiar la ciudad que tiene unos 120.000 habitantes.

Crecimiento

“Yerba Buena es una zona que ha crecido mucho en los últimos tiempos. Se instalaron comercios, bancos; tenemos Anses, tres shoppings, galerías, la vida nocturna más importante de la provincia. Tenemos de todo, menos policías”, describió Laureano Melchore, un viejo vecino que dice no entender las políticas de seguridad que implementan los funcionarios. “Estamos decididamente abandonados y eso que aquí, entre otros, viven el gobernador (Juan) Manzur y al menos un vocal de la Corte Suprema de Justicia”, agregó.

Técnicamente no hay una fórmula para saber cuántos uniformados deben prestar servicio en cualquier lugar del mundo. La razón es muy simple: no todos los pueblos tienen los mismos índices delictivos ni el apego a cumplir las normas vigentes. Por ejemplo, en Ginebra, Suiza, evidentemente se necesitarán menos agentes que en Río de Janeiro, Brasil. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas recomienda que deben destinarse 300 policías cada 100.000 habitantes. Es decir, que Yerba Buena tendría que contar al menos con 400 uniformados y hoy no llega al 50% de ese número.

La también llamada “Ciudad Jardín” cuenta con tres comisarías (Marcos Paz, Marti Coll y San José) y tres destacamentos (El Corte, San Javier y Cebil Redondo). Actualmente sólo una camioneta está en servicio, porque la otra tiene roto el embrague. Las 17 motos son modelo 1997 y cada tanto deben ser reparadas.

“El problema no sólo se radica en la falta de recursos para hacer prevención, sino también en cuestiones básicas. Las dependencias cada vez tienen menos recursos. Por ejemplo, no cuentan con impresos u hojas de papel. Son tan escasos los hombres que hay en cada comisaría que no siempre es posible realizar una denuncia porque el oficial salió a realizar una intervención o porque directamente no hay uno”, se lamentó Lamontanaro en una entrevista con LA GACETA.

Argiró coincidió con el referente de los empresarios, pero agregó: “esa es una cuestión que debe llevar a replantearse algunas cosas en la fuerza. Ante la escasez de personal, no debería ser únicamente un oficial el que le tome las denuncias a la gente, sino que todos los que están en una comisaría puedan realizar esa tarea”.

“El tema es tan preocupante que se tomó la decisión de hacer una nota y presentarla ante el Ministerio de Seguridad. Es importante que cambien la mirada sobre Yerba Buena. Esta no es una ciudad más, tiene un movimiento económico muy fuerte y se necesita más presencia policial”, agregó Lamontanaro.

La reunión

En el encuentro entre comerciantes y efectivos policiales se escucharon muchos lamentos, pero también se analizaron varias propuestas para lograr que la ciudad se más segura. “No queremos quejarnos únicamente; queremos aportar desde nuestro lugar. Por eso nos comprometimos a colaborar donando elementos que sean necesarios y hacer descuentos en los productos que necesitan”, indicó el representante de la Cámara.

Por su parte, Argiró anunció que para fines de abril ya estarán instaladas las cámaras de seguridad que servirán para realizar tareas de prevención y otros 20 equipos que servirían para tomar los dominios de los vehículos que ingresen a la ciudad. “Pensamos utilizar la tecnología como una herramienta más de prevención, no para que después sirvan como pruebas. Tenemos la capacidad para hacerlo”, explicó el funcionario.

El responsable de la GUM indicó además que se hará un relevamiento de los comercios de la ciudad para poder realizar un plan preventivo acorde a nuestra realidad. “La tecnología no ha superado la tarea que realiza el hombre en materia de seguridad. Por eso la Policía necesita más recursos para cumplir con esta tarea. Nuestro municipio continuará invirtiendo y mucho para mejorar más todavía”, concluyó Argiró.

Lamontanaro destacó los resultados de la primera reunión, pero aseguró que todavía queda mucho por hacer. “Es muy importante la predisposición que tuvieron los comisarios. Hasta nos dieron sus números personales para que los tengamos al tanto de todas las situaciones que se presenten. Este es un primer paso que puede dar grandes resultados”, concluyó el dirigente.

Los puntos acordados

Los comerciantes acordaron donar elementos de librería para recibir denuncias.

La cámara ayudará en la reparación de móviles y hará descuentos en los repuestos.

La entidad se encargará de informar a sus asociados cómo actuar ante un robo.

Los jefes policiales atenderán personalmente los problemas que puedan surgir.

La Municipalidad hará un relevamiento de los comercios de la ciudad.

Se analizará con los comerciantes qué medidas tomarán para bajar los robos en la ciudad.

Anunciaron que en abril estarán funcionando 140 cámaras de seguridad.

Los comerciantes harán gestiones para que la Policía cuente con más recursos.


Comentarios