Preocupa en Alberdi y en Graneros la apertura de las compuertas del dique Escaba - LA GACETA Tucumán

Preocupa en Alberdi y en Graneros la apertura de las compuertas del dique Escaba

El río Marapa aumentó notablemente su caudal. Trabajos en la ruta que conduce a la represa. Unas 25 familias aisladas.

04 Mar 2021
2

En Alberdi, Graneros y La Madrid generó preocupación la notable crecida que registró el río Marapa en los últimos días, a raíz de la apertura de las compuertas del dique Escaba. 

La medida se adoptó a fin de evitar el desborde de la represa que, según se informó, alcanzó un nivel de agua de 620 metros. El espejo líquido recibió un voluminoso aporte que llegó desde Catamarca con las crecientes de los ríos Chavarría y Singuil. 

“El descongestionamiento del dique se practicó pese a que faltaban seis metros para que llegara a su nivel de mantenimiento. Se quiso evitar sorpresas como ocurrió en otras ocasiones cuando las aguas desbordaron”, dijo el comisionado comunal del lugar, José Aguilar

En Graneros y La Madrid se mantiene un permanente monitoreo de la evolución de la creciente del Marapa. En los últimos cinco años este río desmadró en más de dos ocasiones por las torrenciales lluvias y las aguas del Escaba. Al mejorar hoy las condiciones del tiempo en la región, se redujo el nivel de evacuación del dique y amainaron las correntadas del cauce.  

A  causa de la crecida del Singuil, permanecen totalmente aislados los vecinos de Escaba de Abajo. Ahí viven unas 25 familias. Desde el sábado y hasta ayer toda la comunidad enclavada al oeste de Alberdi permaneció sin acceso luego de que en el sector serrano de la ruta 308 se registraran varios derrumbes. “Los problemas se vinieron sucediendo desde hace cuatro días por las lluvias torrenciales. Se registraron varios cortes por los deslizamientos. Hoy el tránsito es normal a partir de los trabajos realizados por personal de Vialidad de la provincia”, precisó Aguilar. 

En un principio fueron los propios vecinos de la zona que con palas y otras herramientas se lanzaron a despejar el camino de las piedras y lodo que impedían el paso. Pero el trabajo era muy complicado. Finalmente se rehabilitó la circulación luego de que llegara una máquina de Vialidad y concretara el arreglo de la carretera de tierra.

Comentarios