El funcionario que se vacunó “privadamente” podría ser juez - LA GACETA Tucumán

El funcionario que se vacunó “privadamente” podría ser juez

Gandur (h) está en una lista de interinos para un tribunal sensible.

04 Mar 2021 Por Irene Benito
1

FUNCIONARIO DE DESARROLLO SOCIAL. José Gandur (h) en Facebook.

José Gandur (h), el funcionario de 39 años del Ministerio de Desarrollo Social que se vacunó contra la covid-19 “en forma privada”, está en condiciones de ser nombrado vocal transitorio de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. La inclusión de su nombre en la lista de candidatos a camarista suplente ocurrió días antes de que quedara expuesto por haber recibido las dosis de Sputnik V por medio de una empresa de salud de su familia política. Su hermano y también funcionario del Gobierno de Juan Manzur, Javier Gustavo Gandur, figura asimismo como beneficiario de las inyecciones contra el coronavirus (se informa por separado). Estos parientes son hijos del secretario administrativo contable del Sistema Provincial de Salud, José Antonio Gandur, quien trabaja junto a la ministra del área encargada de las inmunizaciones y del combate de la pandemia en general, Rossana Chahla.

Si el jefe del Poder Ejecutivo lo elige, Gandur (h) integrará un tribunal sensible para el control de la actividad estatal. La Sala II estuvo compuesta por camaristas ya jubilados con el beneficio del 82% móvil (Rodolfo Novillo y Carlos Giovanniello) que emitieron numerosos fallos adversos a las administraciones públicas, algunos con enorme repercusión institucional, como las declaraciones de inconstitucionalidad de la reforma de la Carta Magna provincial practicada durante la gestión de José Alperovich con Manzur a la cabeza de la Convención Constituyente. La cobertura provisional de la Sala II posiciona al gobernador como el que en las últimas décadas más jueces en lo contencioso administrativo nombró. Manzur será, además, el primero que designe a los titulares de los juzgados creados en el fuero.

Gandur (h), un abogado que trabajó con el mandatario incluso cuando este era ministro de Salud de la Nación de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, ocupa el décimo sexto lugar de la nómina de 20 subrogantes. El orden es el siguiente: Ana María de la Vega Madueño (95 puntos); Augusto González Navarro (90); Cristian Schurig (86,85); Elena María Silvetti (82,15); Pablo Martín Mercado (81); Fernando Efraín Graneros (81); María Valeria Mibelli (76,50); Ana María José Nazur (76,10); Pablo Alejandro Salomón (75,45); Agustín Gollán (74,35); Leonardo Violetto (74,20); María Isabel Nieva Conejos (74); María Felicitas Masaguer (74); Carlos Rodolfo Canevaro (73,60); Clementino Colombres Garmendia (72,55); Gandur (71,25); María Elena Aguirre (70); Luis Rodolfo Albornoz (66,40); Christian Aníbal Fernández (62,15) y Teodoro Arturo Combes (61,55).

El nombramiento de sustitutos para la Sala II había sido requerido por la Corte Suprema con la invocación de “razones de servicio” (en la actualidad, los vocales de las salas I y III atienden los procesos de la II). En virtud de una ley sancionada a instancias del oficialismo en 2017, la 9.011, Manzur puede nombrar a cualquiera de los concursantes mencionados por un plazo de dos años prorrogable por 12 meses más. La subrogancia otorga el derecho a la misma remuneración y demás beneficios de la magistratura, pero carece de la estabilidad en el cargo, una de las garantías constitucionales de la independencia judicial. 

Mirá las estadísticas actualizadas en nuestro Panel Coronavirus Tucumán.

 

Comentarios