En siete días le darían "el alta" al estadio Monumental - LA GACETA Tucumán

En siete días le darían "el alta" al estadio Monumental

El campo de juego del José Fierro, principal damnificado del partido del lunes, se recuperaría en una semana.

03 Mar 2021
1

EL DÍA DESPUÉS. Cuando la lluvia cesó, Juan Vázquez, comenzó el trabajo para recuperar un terreno que lucía estropeado.

La cancha resistió todo lo que pudo. Según el pluviómetro instalado en el campo de juego, desde las 20.40 hasta que Nazareno Arasa decidió suspender el partido, en el José Fierro cayeron 110 milímetros de agua. Una cifra significativa que inundó no sólo el campo de juego, sino también zonas aledañas. Tal es así que de las personas involucradas con el partido (policías, dirigentes y jugadores, empleados del club y periodistas) varios tuvieron que esperar hasta  dos horas después de la medianoche para poder retornar a sus hogares.

El martes -ayer- fue testigo del comienzo de los trabajos para acelerar la recuperación  del terreno. Sin embargo, al mediodía todavía seguían siendo visibles los efectos de la tormenta, en forma de manchas de color marrón que salpicaban el área que da hacia calle Bolivia.

“Es increíble la cantidad de agua que cayó el día del partido. En la zona del arco norte el agua me llegaba hasta arriba de los tobillos”, indicó Juan Vázquez, el encargado de cuidar el campo de juego del “José Fierro”.

La idea que tiene Vázquez es recuperar cuanto antes el estado del campo de juego que, hasta el duelo con Central Córdoba, lucía inmaculado. Si el clima ayuda, el trabajo demandará una semana para volver a dejarla en óptimas condiciones. “Creo que ninguna cancha puede soportar la cantidad de agua que cayó durante el domingo y el lunes”, agregó Vázquez.

El temporal que azotó diferentes puntos de la provincia comenzó el domingo con tormentas aisladas y continuó durante toda la tarde del lunes. Una vez que se satura el suelo, solo queda trabajando el sistema de drenaje, que en algún momento deja de ser suficiente debido a la intensidad de la lluvia y el agua que ingresa desde afuera. “La cancha ahora (por ayer) está llena de agua. Hacé de cuenta que es una maceta y la tenes que sacar”, comentó el canchero.

De todas formas, si se tiene en cuenta el contexto, el terreno está mucho mejor de lo que se podría imaginar. “Con una máquina vamos haciendo agujeros, son unos pocitos de 70 80 centímetros, le agregamos grasa y la tapita del césped”, explicó el especialista. Lo que demandará mayor cantidad de tiempo será la del área que defendía Cristian Lucchetti en el segundo tiempo.

A pesar del buen estado del campo de juego que suele mostrar el José Fierro, en Atlético ya piensan en la actualización del sistema de drenaje.

“Estamos en permanente contacto con Miguel Dulor (dirigente a cargo del estadio), analizamos y pedimos algunos presupuestos para poder generar un sistema nuevo”, anticipó Vázquez, y admitió que también analizan la posibilidad de utilizar la estructura de los viejos túneles que dan hacia calle Bolivia para poder desagotar más rápido el estadio en caso de emergencia.

El temporal exigió una rápida respuesta del equipo de trabajo de Juan Vázquez, quien no se achicó a los desafíos. “En siete días la cancha estará en perfectas condiciones, no tengan dudas”, anticipó.

Comentarios