La intensa lluvia provocó la suspensión del partido entre Atlético y Huracán - LA GACETA Tucumán

La intensa lluvia provocó la suspensión del partido entre Atlético y Huracán

Arasa tomó la decisión por el estado del campo de juego cuando el encuentro estaba igualado y el "Decano" jugaba con uno menos.

01 Mar 2021
1

El partido en el que Atlético y Huracán empataban 1 a 1 fue suspendido esta noche por la gran cantidad de agua que se acumuló en el césped del Monumental "José Fierro". Augusto Lotti había puesto en ventaja al local, pero Lucas Merolla estableció la igualdad; todo en la primera parte. 

El primer grito llegó a los 17 minutos, cuando ambos equipos todavía se estudiaban en un campo de juego que estaba rápido por la cantidad de agua que cayó en la provincia en las últimas horas.

Lotti agarró en el área chica un rebote que quedó tras un cabezazo de Javier Toledo. El ex Racing marcaba el segundo tanto en lo que va del torneo, luego de marcarle a Central Córdoba de Santiago del Estero en la fecha pasada.

Pero la alegría duró poco. A los 31 minutos, Nazareno Arasa cobró una falta inexistente de Nicolás Aguirre que derivó en el empate. Franco Cristaldo ejecutó un tiro libre perfecto para que Merolla aparezca por el segundo tiempo y deje sin posibilidades a Cristian Lucchetti.

Para colmo, cinco minutos después, Cristian Erbes fue expulsado por doble amarilla luego de que Arasa considerara que simuló dentro del área rival. El encuentro se hacía cuesta arriba para el "Decano" antes del descanso.

Y cuando comenzó el complemento, a los ocho minutos, las cosas se pusieron aún peor para el "Decano" porque vio Marcelo Ortiz vio la roja. Los dirigidos por Omar de Felippe se quedaban con dos menos bajo una lluvia incesante.

Con todo en contra, Atlético tuvo las más claras en los siguientes minutos. A los 19, el arquero Sebastián Meza le sacó un gran tiro libre a Fabián Monzón. Sesenta segundos despupes, Ramiro Carrera la tiró afuera cuando quedó solo contra el arquero misionero.

Cuando se disputaba el minuto 27, el estadio quedó a oscuras por un apagón mientras que el conjunto tucumano jugaba un duelo épico que merecía estar ganando a pesar de las expulsiones.

La luz volvió un cuarto de hora después, pero Arasa decidió suspender el partido por las condiciones del campo de juego por el diluvio.

Comentarios