Vuelve el cine a Buenos Aires ¿Y en Tucumán? - LA GACETA Tucumán

Vuelve el cine a Buenos Aires ¿Y en Tucumán?

Se deberán respetar protocolos sanitarios y las salas no podrán ocuparse por arriba del 50% de su capacidad.

25 Feb 2021
1

ACCIÓN. Las salas tucumanas esperan reunirse con las autoridades para definir las fechas de la reapertura. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

El Gobierno nacional estableció hoy la reapertura de las salas de cine en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, según dos disposiciones publicadas hoy en el Boletín Oficial. Esto enciende la esperanza en el resto del país, aunque aún no hay fechas precisas, por ejemplo, para la nueva normalidad en Tucumán.

Por medio de la Decisión Administrativa 133/2021, se establece el permiso para los cines de la Ciudad, que deberán funcionar con un aforo del 30% de la sala.

En tanto, por medio de la Decisión Administrativa 145/2021, se indica que los cines de la provincia de Buenos Aires podrán abrir con un aforo que "inicialmente no podrá superar el 50% por sala".

Ambas normativas indican, por ejemplo, que "se deberán revisar y adecuar las diferentes tareas fundamentales en base a turnos rotativos de trabajo o cohortes de trabajadores para reducir el intercambio de personas, y disposición de descansos, de manera tal de garantizar las medidas de prevención".

También, se deberá "mantener la distancia interpersonal de al menos 1.5 metros" por lo cual "se deberán configurar la cantidad de butacas libres que sean necesarias en todas las direcciones".

"Dentro de cada una de las salas de cine la ocupación de butacas contiguas por grupos de convivientes no podrán ser superiores a seis personas y estarán conformadas por butacas contiguas", señala.

"No se permitirá el desplazamiento de público durante el espectáculo", indica la norma y agrega la necesidad del "uso de tapabocas, no llevarse las manos a la cara, desinfectar con jabón, detergente y/o alcohol los objetos que se usan con frecuencia, así como controlar la temperatura de los trabajadores previo a la entrada al establecimiento, la cual debe ser menor de 37.5ºC".

Al ingresar al complejo, los/as asistentes del público deberán mostrar la declaración jurada de salud vigente (mediante formulario online, o sistema equivalente) y se deberá instalar Instalar de forma visible en las áreas públicas dispensadores de alcohol en gel o solución de alcohol al 70 %.

Asimismo, se deberá Incentivar en el público asistente el uso de medios digitales de compra y pago tanto para las entradas como para los productos comestibles a fin de minimizar la manipulación de dinero, y se deberá tener en cuenta espacios disponibles para la espera y en caso de haber personas pertenecientes a los grupos de riesgos a la espera de su turno, se les deberá dar prioridad de ingreso.

Por otra parte, se procederá a la desinfección total de la sala antes del comienzo de la proyección y los lentes 3D serán limpiados y desinfectados por el personal de los cines después de cada uso.

Se permite el servicio gastronómico y de Candy Bar, el cual deberá adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad.

En el caso de que una persona con discapacidad requiere asistencia, se deberá contemplar y flexibilizar las medidas adoptadas, en la medida de lo posible y siempre que la actividad lo permita para garantizar su plena participación.

En Tucumán

Como en el resto del país, las salas tucumanas mantienen cerradas sus puertas desde hace 10 meses, por lo que necesitan con urgencia la reapertura para poder subsistir económicamente. Con el protocolo casi listo desde el año pasado, los empresarios locales ansiaban la vuelta a los cines en Buenos Aires.

“Abrir sin contar con películas de estreno es como firmar una sentencia de muerte -dijo el empresario. Ya nos pasó en Las Termas de Río Hondo, donde tuvimos que cerrar el cine, porque no va nadie”, había manifestado el mes pasado, Roberto Abdenur, propietario de los cines Atlas.

Temas

Coronavirus
Comentarios