Dengue en Tucumán: no hay epidemia, pero hay más cantidad de mosquitos - LA GACETA Tucumán

Dengue en Tucumán: no hay epidemia, pero hay más cantidad de mosquitos

Aumenta la presencia del mosquito vector en la capital, de acuerdo con un relevamiento del Ministerio de Salud. Descartan casos sospechosos.

03 Feb 2021 Por Lucía Lozano
4

ARCHIVO LA GACETA

No ha pasado ni un año de aquellas imágenes que nos mostraban fumigaciones en todos los barrios tucumanos. El dengue se asoma, por ahora, como un mal recuerdo. Sin embargo, es esencial no bajar la guardia. Un estudio realizado en la capital muestra que está aumentando la presencia del mosquito vector en las casas, un hecho que nos sitúa en un lugar de alto riesgo si es que aparecieran casos de la enfermedad transmitida por el Aedes aegypti.

En plena pandemia de covid-19 nos cuesta pensar en el dengue, esa otra epidemia que tuvo una cantidad récord de contagios en 2020. ¿Qué pasa hoy con esta enfermedad viral? Como se preveía, este año está siendo más benévola. Actualmente hay presencia de dengue en Argentina, aunque las cifras son muy bajas. En todo el país hubo 71 casos registrados. Solo 21 fueron corroborados por laboratorio: la mayoría en Salta (16 casos). También se reportaron enfermos en Corrientes, Formosa y Misiones.

En Tucumán hubo casos sospechosos la semana pasada. Pero fueron descartados por análisis. Ante esta situación, la Dirección de Salud Ambiental provincial desplegó un operativo de bloqueo en la zona donde reside el paciente que presentaba síntomas de dengue. Se recorrieron varias manzanas de Yerba Buena en busca de recipientes que pudieran servir de criaderos de mosquito Aedes aegypti, destacó la ingeniera Julieta Migliavacca, a cargo de la repartición que depende del Ministerio de Salud.

“Hasta la fecha no hay casos de dengue confirmados en la provincia. Pero no por eso hay que descuidarse. Por ello estamos realizando varias acciones de prevención para disminuir el riesgo de un brote. Algo importante es el monitoreo entomológico con sensores: son ovitrampas ubicadas en distintos lugares: Tafí Viejo, Las Talitas, Lules y la capital. Estas detectan los huevos de Aedes aegypti y nos permiten tomar medidas para bajar la presencia del mosquito”, detalló.

Por otro lado, la funcionaria habló de un relevamiento que están haciendo en la capital: es conocido como LIRA (Levantamiento Rápido de Índices de Infestación de Aedes aegypti). Es un monitoreo para identificar criaderos de larvas del mosquito en zonas críticas. “Por ejemplo, ya hicimos este estudio en el área sudeste de la capital (barrios 11 de Marzo, Alejandro Heredia y Ejército Argentino, entre otros) y ahora estamos en el noroeste (barrios Oeste II  y Padilla). Estas áreas tuvieron muchísimos casos en la últimas epidemia”, especificó.

Utilizando un software especial los técnicos de salud evalúan cuántas viviendas hay en un sector y en qué porcentaje (entre el 20 al 50%) deben hacer el relevamiento. A partir de esos datos, ingresan a las casas indicadas (al azar) y revisan si hay recipientes que contengan larvas del mosquito Aedes. Luego, elaboran el índice de viviendas positivas teniendo en cuenta la cantidad de depósitos con larvas.

En la zona sudoeste se encontraron la presencia de muchas larvas en los domicilios, indicó Migliavacca. En estos barrios, en caso de que haya un brote de dengue y de que ingrese una nueva cepa de la enfermedad, esto sería un verdadero peligro. Por eso, la especialista reiteró la importancia de que en esta época del año, donde hay una frecuencia mayor de lluvias, los vecinos revisen sus hogares y den vuelta todos los recipientes o los eliminen si están en desuso porque; justamente en estos depósitos móviles es donde más encuentran larvas de insectos los agentes sanitarios.

Además de los relevamientos, desde Salud realizan cada semana lo que llaman “Viernes de control del vector”. En estas jornadas, recorren distintos puntos de la provincia para realizar tareas de descacharreo y concientización.

Lo que viene

“Las condiciones climáticas son más propicias para que prolifere el Aedes aegypti. Hace calor y hay muchas lluvias”, indicó Giselle Rodríguez, investigadora del Instituto Superior de Entomología del Lillo.

“Si bien hay casos sospechosos, no hay circulación de dengue confirmada en la provincia. En la Argentina solo se confirmaron casos en el NEA (Corrientes) y  en el NOA (Salta). La situación actual, un año después del inicio de la epidemia de dengue 2020, da cuenta que nos encontramos en un período interepidémico, con base en los reportes e información sanitaria de la Argentina y países vecinos como Brasil y Paraguay”, resaltó la especialista.

Si bien la restricción de movilidad hacia estos países vecinos y el control del ingreso de personas febriles ayuda a evitar la entrada del virus en las provincias donde circula el Aedes aegypti, según Rodríguez es importante mantener el control desde las zonas argentinas con circulación activa. “Durante la temporada estival en Argentina, el mosquito Aedes circula en 17 provincias. Este insecto vive dentro y en los alrededores de los hogares, dónde oportunamente encuentra recipientes con agua para criarse y proliferar”, indicó.

Rodríguez remarcó que a esta altura, en 2020 Argentina comenzaba a reportar el inicio de la epidemia de dengue. En Tucumán los primeros casos se detectaron a mediados de febrero. En total se notificaron 7.806 casos, lo que representa un 80% más que lo registrado durante 2009. Hubo cuatro muertos y 1.000 pacientes fueron internados por su gravedad.

“Lo esperable es que no haya un brote este año, si bien pueden registrarse casos aislados, por el comportamiento de estos virus vendrían un par de años de calma antes del próximo brote con características epidémicas. Es este tiempo interepidémico vital controlar las poblaciones del mosquito”, puntualizó.

Lo que vos podés hacer:

- Vaciar recipientes con agua estancada: cacharros, macetas, vasos y juguetes.

- Colocar boca abajo recipientes vacíos, baldes, tachos, y frascos.

- Eliminar latas, envases y objetos que no sean de utilidad y que puedan almacenar agua.

- Tapar los tanques de agua y las piletas de lona. Revisar que en las canaletas no se estanque agua.

- Cambiar el líquido de floreros (o poner arena) y bebederos, cada dos días.

- Estar atentos a los síntomas de la enfermedad y consultar al médico. No olvidar que tanto el coronavirus como el dengue pueden compartir síntomas como el cuadro febril, el dolor de cabeza, los dolores musculares, el decaimiento o malestar general, las náuseas y vómitos.

Mirá las estadísticas actualizadas en nuestro Panel Coronavirus Tucumán.

 

Temas

Dengue
Comentarios