En la Legislatura, el bussismo no descarta conformar un interbloque - LA GACETA Tucumán

En la Legislatura, el bussismo no descarta conformar un interbloque

Reparos radicales.

25 Ene 2021
1

Si la propuesta de alianza entre el radicalismo y el bussismo progresara, ¿qué pasaría con los representantes que ambos espacios tienen en la Legislatura? LA GACETA les consultó a referentes de ambas bancadas para conocer si podrían crear un interbloque con los ocho legisladores bussistas y dos radicales (en la Cámara hay tres representantes del radicalismo, pero uno integra el espacio alfarista).

“Las alianzas no se hacen con personas, se hacen con partidos y los partidos son representativos de ideas. Hay que seguir a las ideas, no las personas. No hay ninguna idea que me pueda identificar con Fuerza Republicana, en lo personal ya lo he dicho y lo sigo sosteniendo desde todo punto de vista. El bussismo ha sido un desprendimiento de los gobiernos militares, en particular el de Antonio Domingo Bussi, que reivindica y sigue reivindicando la desaparición forzada de personas. Son cosas con las que yo directamente no puedo pensar en que la UCR, que es el partido de las libertades, pueda aliarse por una conveniencia electoral, con quienes han conculcado libertades y han desaparecido personas", cuestionó con dureza el radical Ricardo Ascárate.

El ex funcionario del Plan Belgrano durante el macrismo, agregó: "En el caso de que se quieran unir para el contexto provincial, eso será en 2023, no en este año. Con respecto a las actitudes que tienen algunos en mi partido cuando hablan de esto, yo creo que no miden los tiempos. Esta alianza hay que plantearla después de la elección nacional de 2021, si queremos hacer una fuerza provincial que va a discutir el gobierno. Pero no ahora, ni mucho menos en las circunstancias en las que estamos, porque hasta aquí, lamentablemente, Bussi ha sido funcional permanentemente a lo que necesitaba la Casa de Gobierno. En la última sesión, (José María) Canelada y yo votamos en contra de un presupuesto que era un mamarracho y ellos votaron a favor. Las cosas tienen que ser muy claras para trabajar en política con ellos y yo no las veo muy claras. No digo que en el futuro no podamos hacerlo, pero dejando muy claro que eso va a ser en una elección provincial, no en una elección nacional”.

José María Canelada rechazó la potencial conformación de un interbloque, en caso de que progresara una alianza entre la UCR y el bussismo. “La composición política del parlamento provincial hace irrelevante la discusión de los interbloques. Lo realmente importante es el rol legislativo de cada uno de los que representamos a la oposición y en ese punto nuestra posición es muy clara. Desde la UCR somos oposición al gobierno de Juan Manzur. Representa la antítesis de lo que para nosotros debe ser la política y la gestión pública. Lo somos desde el primer momento y tratamos de ser coherentes siempre”.

Para los legisladores del bussismo, sin embargo, la posibilidad de conformar un interbloque no es lejana. Para Nadima Pecci, quien ya había hablado favorablemente de esta posible unión, se expresó con mucho entusiasmo sobre la posibilidad de formar un mismo espacio en la cámara. “La respuesta es sí, claramente. La realidad es que respecto a la situación institucional económica y social de la provincia tenemos más coincidencias qué diferencias -entre los espacios- y eso se ve en la práctica legislativa. En general votamos en el mismo sentido. Si se comparan varios de nuestros proyectos se puede ver que ambos queremos un estado trasparente, austero, eficiente, y fortalecer las instituciones republicanas. Y si bien existen diferentes visiones sobre algunos temas, un interbloque no alteraría en lo más mínimo nuestra inclaudicable lucha por la vida; la familia y los valores tradicionales”.

El líder de Fuerza Republicana, Ricardo Bussi, se mostró dubitativo sobre un interbloque pero no descartó la posibilidad. “En verdad no encuentro la razón de hacerlo, aunque si alguno de los señores legisladores lo propone, no pondría ningún obstáculo ya que lo que nos une naturalmente a ellos es la necesidad de cumplir el mandato que nos dio la gente, de controlar al Poder Ejecutivo, y volverlo más honesto, austero y eficiente. Sin perjuicio de ello, con algunos de los legisladores de la oposición coordinamos posturas, nos consultamos y votamos sin fisuras. Con otros, sin embargo, pocas veces coincidimos, pero entiendo que es propio del juego de la democracia”.

Comentarios