Denunció que irrumpieron en su campo para ocupárselo y que la amenazaron de muerte - LA GACETA Tucumán

Denunció que irrumpieron en su campo para ocupárselo y que la amenazaron de muerte

“Desaparezca de acá con su hijo o los hacemos ‘boleta’”, le dijeron a la víctima.

25 Ene 2021
2

CASA RODANTE. La denunciante cuenta que los ocupantes pusieron una garita en el campo y que la amenazaron.

Gabriela Peralta, de 53 años, presidente de Cosagro S.A., denunció que un grupo de hombres -algunos armados- irrumpió en sus campos, en la localidad de Tala Pozo (Burruyacu) y se instaló diciendo que ellos arriendan esa tierra. Pusieron una casa rodante donde pasan la noche y cerraron la tranquera del terreno cambiando el candado.

“Todo comenzó el sábado 16. Según me cuenta el casero vino mucha gente que bajó de dos camionetas y de un auto. Nosotros nos fuimos a la finca a ver qué pasaba y vimos que ya nos habían sacado el cartel de la tranquera”, comenzó diciendo Peralta.

La mujer explicó que junto a esas personas estaba un hombre con el que ya habían tenido problemas anteriormente. “Daniel Zelaya sostiene que él compró esa tierra en 1999, cuando ya le demostramos que es nuestra desde 1996”, agregó.

Peralta se dirigió a la localidad de Piedrabuena donde asentó la denuncia por usurpación. Los uniformados acompañaron a la mujer de vuelta hacia el terreno, al que le corresponderían 550 hectáreas.

“Cuando llegamos nos encontramos con una persona que se presentó como el arrendador de la finca. Le explicamos la situación y nos respondió que él ya había hecho una inversión importante y que no se iba a ir. Las personas que lo acompañaban no se identificaron con la Policía. La verdad no sé si este hombre es parte o si lo estafaron, pero de cualquier forma no puede estar en este lugar”, detalló la denunciante.

Peralta argumentó que desde hace una semana tiene que ir todos los días a su campo con su hijo para ver qué están haciendo en su propiedad. “Este último sábado volvimos y había una Dodge Ram negra y una Toyota Hilux caramelo. Una de las personas que se instaló nos amenazó a mí y a mi hijo diciéndonos que desapareciéramos de la finca o nos haría ‘boleta’”.

Según describe la denunciante, los ocupas pusieron una garita amarilla (casa rodante) donde permanecen montando guardia, no le permitirían al casero de la finca que realice sus tareas con normalidad y se habrían colgado de la luz y el agua del lugar. Además habrían roto el candado de la tranquera para reemplazarlo con uno propio.

“El viernes hubo otras tres personas. Una dice ser dueña del lugar y los otros dos ingenieros. Nombran permanentemente a un tal ‘Chicho’ Soria. Esa persona no se identificó con nosotros”, explicó la denunciante que aportó fotos de los vehículos en los que se movilizaban estas personas. “Son gente pesada, están armados. Yo continuaré mi denuncia con los títulos de propiedad porque tengo todos los papeles de estas tierras. Hoy el encargado de mi finca se encuentra prácticamente privado de su libertad, no puede salir de la finca porque le cambiaron la cadena a la tranquera y le habrían ofrecido que trabaje para ellos”, concluyó la mujer.

Comentarios