Lo habrían matado para robarle el celular - LA GACETA Tucumán

Lo habrían matado para robarle el celular

La víctima fue hallada sin vida a los cuatro días. El caso se investigaba como “muerte dudosa”.

23 Ene 2021
1

JUJUY AL 5000. Daniel Moalla fue asesinado cerca de su vivienda.

Todo comenzó el primer día del año. Ese 1 de enero fue la última vez que sus familiares vieron con vida a Daniel Moalla, ingeniero civil de 44 años y profesor en distintas escuelas técnicas de nuestra provincia.

El 5 de enero, uno de sus hermanos fue a ver al profesional a su vivienda ante la preocupación de que no respondía y nada de él se sabía. Lo encontró sin vida en la casa ubicada en el pasaje Vernis, cercano a Jujuy al 5.000, en Los Aguirre.

La víctima llevaba más de 72 horas sin vida, y debido al estado del cuerpo, los peritos de la Policía y el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (EFIC) informaron que se trataba de una muerte dudosa hasta tanto una autopsia no revelara mayores detalles del hecho.

“Lo que sabemos hasta ayer es que habría sido un homicidio, que hubo un disparo y que un vecino lo escuchó. Mi primo agonizó hasta morir por un disparo en el abdomen. Por humanidad, no entendemos que nadie lo haya asistido”, explicó Claudia Masilla, la prima de la víctima que se comunicó con LA GACETA para pedir Justicia por la muerte de Moalla.

“Lo único que quiero es que tengamos Justicia. Veo como día a día matan a la gente en la calle y tengo miedo que con mi primo sea sólo un caso más y todo quede en la nada”, aseguró la mujer de 45 años que, a pesar de todo, sabe que deberá tener paciencia durante la investigación y el proceso judicial.

La mujer lamentó que el hecho siga sin develarse completamente. “Mi primo no merecía algo así, era una persona muy reservada que brindó con mi tía el 31, para Año Nuevo, y no lo vimos más. Su hermano lo encontró tirado sobre el camino que unía el portón de calle con la puerta de su casa”, describió Mansilla. “Para peor, esos días llovió y empeoró el análisis de la escena. Mi primo no fue un delincuente como para que lo dejaran morir así, con cuatro trabajos ayudaba a uno de nuestros tíos. Fue una persona muy correcta en su vida por lo que yo pude apreciar y por lo que nos dijeron sus conocidos también”, detalló. Según le indicaron, Moalla habría sido emboscado y herido de muerte por un ladrón que le quiso robar.

“Me fui a los 21 años a España, volví con 45 para estar con mi familia durante la pandemia y la verdad es que después de esto sólo quiero regresarme al lugar donde pasé gran parte de mi vida porque en mi propio país no me siento segura”, lamentó la mujer al concluir. “Sólo pido que haya justicia”, finalizó.

Comentarios