Prisión para tres personas que traían 93 kilos de droga a Tucumán: los detalles del caso - LA GACETA Tucumán

Prisión para tres personas que traían 93 kilos de droga a Tucumán: los detalles del caso

Los acusados declararon ante la Justicia. Se trata de una pareja que viajaba con sus hijos y el padrino de los niños. Trasladaban 86 paquetes de cocaína en un vehículo.

20 Ene 2021

Una pareja con sus dos hijos pequeños y el padrino de los niños viajaban desde la localidad jujeña de La Quiaca hacia el sur por la ruta nacional 34. Antes de llegar a Tucumán, en el puesto de control El Naranjo, en el departamento de Rosario de la Frontera en Salta, personal de Gendarmería Nacional descubrió que trasladaban 86 paquetes de cocaína.

Los tres adultos –dos de nacionalidad boliviana y un argentino- fueron imputados formalmente ayer a instancia del fiscal general Carlos Martín Amad y prestaron declaración ante la Justicia.

¿Cómo se descubrió el cargamento?

El padrino de los chicos manejaba la camioneta Renault Oroch. Al ser interceptada por Gendarmería, los ocupantes tuvieron contradicciones al momento de responder sobre el itinerario del viaje, lo cual despertó la sospecha.

Al revisar el rodado, se advirtió que había algunos tornillos removidos en la estructura de metal del tubo de gas, como en el cobertor de plástico de la caja, por lo que se dispuso la requisa.

Tras desatornillar la estructura metálica y el cobertor, se descubrió un compartimento del cual asomaban paquetes rectangulares. Se extrajeron 86 paquetes de droga, que resultó ser 93 kilos de cocaína en total.

Ante las pruebas, el fiscal imputó a los detenidos por el delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes.

¿Qué declararon?

Representados por Agustín Mogaburu, de la Defensa Pública, las tres personas acusadas prestaron declaración. La primera en hacerlo fue la mujer, quien desconoció el transporte de la droga y adjudicó el hecho a su pareja. Además afirmó que el chofer tampoco sabía nada al respecto.

Dijo que el lunes 11 de enero salieron de su vivienda, en el partido bonaerense de La Matanza, rumbo a Jujuy para pasar unos días de vacaciones, y que en el trayecto tuvieron un solo altercado en Santiago del Estero, donde el vehículo se averió. Llegaron a La Quiaca el viernes 15 de enero, donde permanecieron hasta el día siguiente por la noche, cuando emprendieron el regreso, según su declaración. Vale recordar que estas personas fueron detenidas el domingo pasado al mediodía cuando se descubrió la droga.

Sobre el momento en que se habría cargado el estupefaciente, ella señaló que el sábado a la mañana su pareja salió y regresó sin la camioneta, pero que en la tarde llevó nuevamente el rodado.

Entre lágrimas, la mujer insistió en que no sabía nada del cargamento de droga, a la vez que rogó al juez que no la separe de sus hijos.

Luego habló el chofer y padrino de los niños, quien declaró en consonancia con la mujer. Sostuvo que fue invitado por el padre de los chicos a realizar un viaje a Jujuy, propuesta que aceptó debido a que su profesión es de chofer. “Me gusta manejar”, argumentó.

Confirmó la avería del motor en Santiago del Estero. Pero sobre la cocaína, el conductor afirmó que nada sabía al respecto y que aceptó hacer el viaje creído de que sólo era una travesía de descanso.

Por último, el concubino de la mujer declaró y se adjudicó la maniobra. Indicó que recibió un ofrecimiento de dinero por hacer el viaje y que, al llegar a La Quiaca, sólo debía llamar a un teléfono. “Me encontré con una persona que se llevó la camioneta y luego me la devolvió”, explicó.

En busca de desincriminar, tanto a su pareja como al otro imputado, aseguró que ellos no sabían lo que había tramado, sin aportar más detalles de la operación.

El fiscal Carlos Martín Amad y la auxiliar fiscal Josefina Vargas preparan su exposición para la audiencia de control de detención ante el juez Bavio. Foto Unidad Fiscal Salta

Prisión preventiva en cárcel y domiciliaria

La fiscalía solicitó la prisión preventiva de las tres personas y fundamentó su pedido en la gravedad del hecho, y el riesgo de fuga y de entorpecimiento de la investigación penal, aunque con respecto a la mujer solicitó que sea bajo la modalidad de prisión domiciliaria a fin de resguardar su vínculo con los niños.

La defensa, en tanto, sólo se opuso a la prisión preventiva solicitada para la mujer, pues consideró que la imputada fue ajena al hecho. Por ello pidió su libertad, aunque de manera subsidiaria requirió la prisión domiciliaria.

El juez federal de Garantía Julio Bavio, ante los planteos de las partes, coincidió con la fiscalía y dispuso dar por formalizada la imputación penal, dictó la prisión preventiva para las tres personas acusadas. Ordenó el traslado de los dos hombres al Complejo Penitenciario NOA III, en la ciudad salteña de General Güemes, y dispuso que la mujer guarde arresto domiciliario.

Comentarios