Trump se despide de la presidencia con indultos a amigos y a simpatizantes - LA GACETA Tucumán

Trump se despide de la presidencia con indultos a amigos y a simpatizantes

El mandatario aplicó amnistías a varias personas de su entorno durante los últimos meses y parece que repetirá la acción a horas de irse.

19 Ene 2021
1

CON UN FINAL PARA LA POLÉMICA. Donald Trump vive sus últimas horas como máxima autoridad de EEUU. REUTERS

Donald Trump no tiene pensado terminar su mandato presidencial sin llamar la atención. Además de manifestar que no participara en el acto de asunción de Joe Biden, el todavía mandatario tendría pensado anunciar una serie de indultos en el último día de gestión.

De acuerdo a lo que pudo conocerse por allegados a la familia presidencial, se espera que en el lote de acciones de clemencia incluya una combinación de indultos orientados a la reforma de la justicia penal y otros más controvertidos para aliados políticos. Criminales de cuello blanco, raperos de alto perfil, entre otras personas podrían resultar beneficiadas.

La lista definitiva de indultos, que se conocerían el día de hoy, se terminó de confeccionar el domingo, en una reunión que se llevó a cabo en la Casa Blanca.

Si bien el propio Trump ha deslizado en varias ocasiones la posibilidad de amnistiarse a sí mismo de forma preventiva, está prácticamente descartado que su nombre figure entre los contemplados por la medida.

Los actos de violencia registrados en el Capitolio, el último 6 de enero y que llevaron al presidente a enfrentar su segundo juicio político, complicaron su deseo de indultarse a sí mismo, a sus hijos y a su abogado personal Rudy Giuliani, indicó la cadena CNN.

Los indultos son uno de los varios elementos que Trump debe completar antes de que termine su presidencia. Los funcionarios del gobierno también tienen preparados decretos presidenciales, y el propio presidente todavía tiene la esperanza de desclasificar la información relacionada con la investigación de Rusia antes de dejar el cargo.

Los indultos no son novedosos en la administración Trump. Antes de Navidad, el mandatario anunció 26 indultos, entre ellos para su aliado Roger Stone, el exdirector de campaña Paul Manafort y Charles Kushner, padre de su yerno y asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner.

Estos indultos ampliaron la racha del presidente norteamericano de ejercer sus poderes de clemencia para criminales que son leales, están bien conectados o son cercanos a su familia. Si bien todos los presidentes emiten indultos controvertidos al final de sus mandatos, Trump parece moverse a un ritmo más rápido que sus predecesores, demostrando poca inhibición para recompensar a sus allegados.

Los indultos de Manafort y Stone recompensan a dos de los exasesores más destacados del presidente, quienes fueron acusados por la Justicia y condenados por múltiples delitos.

Manafort, quien está cumpliendo confinamiento domiciliario, admitió sus crímenes e inicialmente acordó cooperar con Mueller y luego mintió a los fiscales, mientras que Stone nunca cooperó después de mentirle al Congreso para proteger al presidente. Manafort pasó cerca de dos años en prisión por fraude bancario y fiscal, cabildeo extranjero ilegal y conspiraciones de manipulación de testigos antes de ser liberado debido a la pandemia de covid-19, mientras que la sentencia de Stone, por obstrucción al Congreso y amenazar a un testigo, fue conmutada por Trump a principios de 2020.

Charles Kushner, mientras tanto, había sido procesado por el entonces fiscal federal de Nueva Jersey, Chris Christie, a principios de la década de 2000, por evasión de impuestos, manipulación de testigos y contribuciones ilegales a campañas.

Además de los indultos, el actual responsable de los destinos de una de las naciones más potentes del planeta ya inició su operativo de retirada.

El magnate no solo se negó a entregarle a su sucesor los atributos de presidente, sino también tiene pensado estar lejos de Washington para cuando Biden asuma como presidente.

El miércoles por la mañana, horas antes de que culmine su gobierno, Trump volará a su club Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, donde tiene la intención de instalarse por un tiempo.

En relación a esto, durante las últimas horas empezaron a circular fotos por las redes sociales adonde se observan camiones de mudanza y cajas listas para ser cargadas.

La ausencia de Trump lo convierte en el cuarto mandatario que no está en la jura de su sucesor, después de que hicieran lo mismo John Adams en 1801; John Quincy Adams -hijo del expresidente John Adams- en 1829; y Andrew Johnson, en 1869

Temas

Donald Trump
Comentarios