Final de la Copa Diego Maradona: Boca sabe sufrir y luego festejar - LA GACETA Tucumán

Final de la Copa Diego Maradona: Boca sabe sufrir y luego festejar

Después de la eliminación en la Libertadores, el “Xeneize” levantó la Copa Maradona, no sin antes padecer en el intento. El golazo de Cardona no fue suficiente y tuvo que terminar una temporada dura desde el punto penal.

18 Ene 2021

Últimamente todos los equipos argentinos dan la sensación de ser sufridos. Padecer un partido ya no parece ser una cruz con la que deban cargar solamente los más humildes. La frase “sino se sufre, no es mi equipo” la dicen hinchas de equipos tucumanos, de equipos de Buenos Aires, de Racing y ahora lo dicen en Boca. Quizás -cómo muchas cosas en la vida- sean etapas. En esta etapa, a decir verdad, nadie imaginaba a Boca ganando una final de forma tranquila. Así parecía que iba a ganarle a Banfield la definición de la Copa Diego Maradona en San Juan pero en el sexto minuto de descuento apareció Luciano Lollo para reducir todo a una serie de penales. El triunfo llegó allí para los dirigidos por Miguel Ángel Russo pero el sufrimiento -cómo viene sucediendo con Boca- estuvo incluido.

En la década de 2000, los penales fueron aliados de Boca durante varias copas Libertadores, Sudamericana e Intercontinental. El sufrimiento era un precio alto que pagaba el equipo por festejar a lo grande. Por mas que lleve el nombre del mejor jugador de todos los tiempos, la Copa Diego Maradona no era el objetivo principal del “Xeneize”. El festejo no es el mismo pero es. Se pudo ver al final del partido, cuando el penal de Julio Buffarini tocó la red. La obligación que representaba esta final estaba cumplida. Con sufrimiento pero cumplida. El equipo venía de sufrir pero para perder -y feo- ante Santos. La derrota fue en el torneo que sí representaba el máximo deseo de Boca: la Libertadores.

Sufrir con un 0-3 en el que pareció que nada podía torcer la historia no es lo mismo que sufrir con un partido que parecía ganado y en el minuto 96 quedó supeditado a la precisión de sus pateadores de penales. Precisión, que como en esa gloriosa década de 2000, dijo presente anoche en San Juan.

Antes, la precisión fue de Edwin Cardona. El colombiano marcó un golazo que abrió el partido y le allanó los caminos a Boca que no le encontraba la vuelta. Russo pareció tener ganas de sufrir al no utilizar a Cardona en Brasil.

En San Juan, Banfield había dormido la final hasta casi dejarla sin nocaut. Pero apareció Cardona. Paradespertar a los hinchas de que será un partido tranquilo. Luego apareció Emmanuel Más para condenar a los hinchas a un partido sufrido. El lateral se hizo expulsar (como Frank Fabra ante Santos, a quien reemplazó Mas).

Como en esa época, Boca no tendrá ningún problema en festejar sin importar que el triunfo haya llegado en los 90 o por penales. Después de todo es la manera de desempatar pautada. Esta etapa del equipo, en la que justamente no consigue la mística internacional de otros tiempos, obliga a agarrarse de las celebraciones nacionales. Es el segundo torneo local consecutivo y no es poco. Como olvidar el sufrimiento de la definición de la Superliga pasada. No hay espacio para ganar sin sobresaltos pero lo importante es que se ganó. Se sufrió y se ganó.

Tributo

A modo de homenaje, en la previa del partido los ex jugadores Héctor Bracamonte (guitarra y voz), Gonzalo Rodríguez, Marcos Angeleri (guitarras), Pablo Lugüercio (teclados) y Pablo Bezombe (batería) tocaron “La Mano de Dios”, la canción de Rodrigo dedicada a Diego Maradona.

PELEA EN LAS ALTURAS. Zambrano y el resto de los defensores contuvo bien a Banfield hasta el minuto 96 cuando soltó a Luciano Lollo, quien anotó el empate. reuters

Ofuscado

“Lo importante es que fuimos campeones, pero te da una calentura que el árbitro te condicione así. Si pego y me echan, no digo nada. Pero me echaron sin pegar”, se quejó Más por su expulsión.

PELEA EN LAS ALTURAS. Zambrano y el resto de los defensores contuvo bien a Banfield hasta el minuto 96 cuando soltó a Luciano Lollo, quien anotó el empate. reuters

Apuntes de la final

Tevez confirmó que sigue en Boca

¿Si hay Tevez para rato? Sí, hoy no tengo pensado dejar de jugar. Por mis viejos, por mi familia. Voy a seguir en Boca, porque creo que estoy bien físicamente. No tenemos mucho tiempo de parate, es solo una semana. Fue un año duro para mí, pero creo que lo hice bien dentro de la cancha y todavía tengo para dar. Que la gente de Boca se quede tranquila, que no voy a cometer el mismo error que cuando me fui a China”, confirmó el capitán, visiblemente emocionado a causa de la grave enfermedad que sufre su padre. “Ya no tiene posibilidades”, lamentó.

Salvio: “significa mucho para mí”

“Tenemos buenos pateadores de penales. Veníamos de unos días un poco moviditos, asi que esto es muy importante. Significa mucho para mí, que soy hincha. Esto es Boca, te obliga a ganar siempre”, declaró Eduardo Salvio, quien dejó abierta la puerta a continuar en Boca.

Galoppo: “estamos orgullosos”

Esto no cambia nada esto para nosotros. Duele, pero en el análisis sabemos que hicimos un campeonato bárbaro y estamos orgullosos”, rescató Giuliano Galoppo (Banfield)

Tapia quiere menos equipos

En la previa de la final, Claudio Tapia anticipó que la AFA se plantea reducir la cantidad de equipos en todas las categorías. “Estamos trabajando en los torneos de este año y del próximo. Hay que tener la previsibilidad de dos años, que todos sepan cómo se va a jugar. Tenemos que proyectar la modificación de todos los torneos, tenemos que hacer que el producto sea más competitivo. Tenemos que tener menos equipos, en todas las categorías. El hecho de no tener descenso este año no quiere decir que sigamos con la misma cantidad de equipos”, comentó el titular de la AFA.

Comentarios