La mochila impositiva es más pesada: por el revalúo subió un 30% el Inmobiliario - LA GACETA Tucumán

La mochila impositiva es más pesada: por el revalúo subió un 30% el Inmobiliario

El Gobierno actualizó las valuaciones de las propiedades de la provincia y esto impactó en las boletas que distribuyó Rentas.

17 Ene 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

Los valores fiscales de las propiedades tienen un atraso histórico, dicen en el Ministerio de Economía. El incremento impositivo no está acorde a la realidad de los contribuyentes, responden desde distintos sectores económicos. Luego de un año de pandemia, en la que la mayor parte de las actividades económicas estuvieron paralizadas y en el que los aumentos de sueldos fueron, en cierta medida, postergados para otro momento, pese a una inflación anual del 36%, la Dirección General de Rentas ha aplicado un reajuste en las valuaciones de las propiedades que derivó en un incremento promedio del 30% en las boletas del impuesto Inmobiliario. Una apreciación similar se observa en el impuesto Automotor y Rodados, por efecto de las nuevas valuaciones y de los incrementos que se registraron, el año pasado en el mercado de los automóviles.

El ministro de Economía, Eduardo Garvich, confirmó a LA GACETA la suba e indicó que el revalúo de los inmuebles de Tucumán estuvo por debajo del 36% de la inflación medida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). “Lo mismo se ha observado durante 2019, cuando el valor fiscal de las propiedades se reajustó un 25%, mientras que el Índice de Precios al Consumidor -IPC- se movió por encima del 45% anual”, justificó el funcionario. Garvich remarcó que, históricamente, las valuaciones vienen con retraso y que, paulatinamente, la Dirección General de Catastro tiende a reajustarlas tomando en cuenta la evolución del mercado inmobiliario. “De todas maneras, el valor fiscal es, en promedio, un 30% de los precios del mercado”, completó.

Respecto de la evolución de la patente, el titular de la cartera económica, de donde depende la Dirección General de Rentas, señaló que los incrementos están relacionados con los valores que fija el Registro Nacional de Propiedad del Automotor (RNPA) y que rigen las valuaciones fiscales, de acuerdo con el modelo, la marca y otras características del vehículo. “Desde la Provincia no hemos retocado nada”, acotó.

La corrección de precios, en general conlleva un incremento en el pago de los montos determinados de los tributos de un año a otro, no por una reforma tributaria en si misma, sino por el efecto de la inflación sobre los precios, costos y por lo tanto en los resultados, indicó a nuestro diario el tributarista Octavio Concilio. “Es decir, si bien no se modifica la alícuota o el esquema de determinación de la base imponible, el impuesto se incrementa, porque las variables que la componen se modifican, sin ser en si mismo un crecimiento real de actividad o del nivel de vida del contribuyente”, consideró. No obstante, los tributos que recaen sobre las personas que poseen bienes, como ser los impuestos Inmobiliario, Automotor, Bienes Personales, CISI municipal, son los que generan mayor impacto en el bolsillo. Según Concilio, “se paga mas por el incremento de las valuaciones de los bienes raíces y automotores, que no generan un ingreso de fondos por sí mismo, que permita afrontar el pago tributo, salvo que se venda o se utilice para la explotación de actividades económicas o de rentas”.

Qué pasa con el Inmobiliario

Concilio remarcó que el impuesto Inmobiliario, sufrirá en general, un incremento del 30% en el año. Esto se debe principalmente al incremento del 30% de las valuaciones fiscales, establecidas por Decreto del Poder Ejecutivo 2066 de 2020 que rige desde el primer día de este 2021. Esas son las bases del calculo del impuesto Inmobiliario provincial.

• Es un impuesto anual que recae sobre los inmuebles urbanos y rurales ubicados en la provincia.

• Se puede cancelar las posiciones anuales en forma anticipadas o por el pago mensual de 12 cuotas.

•Se pagará una tasa y un adicional sobre la base de las valuaciones fiscales, contemplando un impuesto mínimo para cada caso

• Entre la nómina de exentos del impuesto, se destacan las personas con incapacidad total o permanente, los mayores de 60 años, los menores huérfanos, viudos y viudas y jubilados, siempre que en estos casos sean titulares o poseedores de único inmueble y que lo habite. También que el inmueble urbano no pueda fraccionarse y la superficie no supere media hectárea. El ingreso mensual del beneficio y/o grupo familiar no excede un salario mínimo vital y móvil, actualmente fijado en $ 20.587,50 para este mes. Asimismo, se puede presentar una solicitud a petición de parte.

• Entre los beneficios por medios de pago está la bonificación del 20% por pago anual anticipado del impuesto, siempre que se abone hasta el 20. Rige además la bonificación del 8,33% por cada cuota que se abone por el mecanismo de cesión de haberes y de la doceava cuota, por el cumplimiento del pago en tiempo forma de 11 cuotas mensuales.

Qué sucede con el Automotor

El impuesto automotor, según el tributarista consultado también viene con reajuste, ya que el valor de los automotores tuvieron aumento considerable durante 2020, dado principalmente por las devaluaciones sufridas. Este valor, lo publica la DNRPA y es utilizado para determinar la base de cálculo del impuesto automotor provincial. “A diferencia del Inmobiliario, en el que el incremento de la valuación es generalizado, en rodados depende de distintas variables según la categoría, modelo, lugar de fabrica, etc, los incrementos se consideran muy importantes de un año a otro.

• Es un impuesto anual que recae sobre los automotores radicados en la provincia.

• Se puede cancelar el impuesto anual en forma anticipadas o por el pago mensual de las 12 cuotas.

• Se pagará una tasa sobre valores publicados por la Dirección Nacional de Registro de la Propiedad del Automotor, de vehículos clasificados según las categorías.

• Entre la nómina de exentos del impuesto, se destacan los automotores con comando ortopédico, cuyos titular y quien conduce el vehículo sufra la incapacidad acreditada por certificado. También se beneficiarán con esta franquicia los vehículos pertenecientes a personas con incapacidad, siempre que en estos casos cumplan con los siguientes requisitos: persona con discapacidad permanente, imposibilitados para conducir de su titularidad o la de padres, cónyuge, tutores, curadores; la exención se aplica a razón de un vehículo por persona. El monto del automotor no podrá superar los $ 1.350.000.

• Beneficios por medios de pago: bonificación del 20% por pago anual anticipado del impuesto, siempre que se abone hasta el 20 de este mes; también del 8,33% por cada cuota que se abone por el mecanismo de cesión de haberes y de la doceava cuota, por el cumplimiento del pago en tiempo forma de 11 cuotas mensuales.

El año pasado, la Dirección General de Rentas recaudó poco más de $ 37.000 millones. Ocho de cada 10 pesos fueron generados por el impuesto sobre los Ingresos Brutos, que no tendrán reducción de alícuotas, salvo para las actividades productivas que, hasta fines de este año, gozarán del beneficio de alícuota cero. Los ingresos tributarios provinciales crecieron un 37%, un punto por encima de la inflación nacional. Garvich indicó que todo el dinero que ingresó por cobro de impuestos sirvió para financiar servicios básicos de salud, de seguridad y de prestaciones sociales en el año de la pandemia de la Covid-19, que demandó más gastos estatales.

Comentarios