Asaltan a una paciente que esperaba al médico - LA GACETA Tucumán

Asaltan a una paciente que esperaba al médico

Los vecinos de barrio Jardín tienen visiones separadas: para algunos los robos son constantes; para otros los ataques se centran en avenida Belgrano.

16 Ene 2021
2

LA CONTRACARA. Los vecinos coinciden en que la plaza Eva Perón es un espacio donde se sienten seguros.

Las cámaras de un consultorio médico captaron a un ladrón que atacó a una mujer que esperaba en la calle a que el centro asistencial abriera sus puertas. El hecho ocurrió a la siesta en calle España al 2.800. Según se puede ver en las imágenes que circulan en las redes sociales, el delincuente pasa caminando frente a la víctima, y luego de observarla retoma hacia ella y le patea la cartera para que la mujer no pueda retenerla. Tras el susto, la víctima no reacciona y sólo ve cómo el arrebatador toma su bolso del suelo para luego salir corriendo hacia calle Azcuénaga.

“Estamos podridos de que a la siesta seamos tierra de nadie. Tenemos la división Homicidios a la vuelta y la Jefatura de Policía a pocas cuadras. Lo mismo nos roban, al que sale sólo lo asaltan”, protestó María Carla del Campo, la vecina de barrio Jardín que se comunicó con LA GACETA para avisar sobre este nuevo hecho de inseguridad.

Por la tarde la cuadra tiene mucho movimiento durante la semana, según explican los vecinos. La presencia de la gente tiene que ver con el consultorio médico, que congrega pacientes con frecuencia. “Es muy común que pasen estas cosas aquí, por lo menos esta vez no le sacaron un arma a la chica, debe ser porque no llegó ni a reaccionar”, explicó Mabel, una de las pocas pacientes de la sala de espera que era oriunda de barrio Jardín. “Este vecindario es lindo pero tiene muchos pasajes por donde escapan los ladrones corriendo o en moto. Muchos son de ‘La Bombilla’, varias veces los atraparon luego en ese barrio o más arriba por la Ejército del Norte”, agregó la mujer.

A pocos metros está la plaza Eva Perón, que ganó triste notoriedad hace un lustro porque fue el lugar donde Claudia Lizárraga fue asesinada en 2016 por su ex pareja, Víctor Hugo Argañaraz. Se trata de un espacio verde muy concurrido por los vecinos y deportistas durante las tardes.

“Los patrulleros por aquí pasan. En la plaza estamos seguras: hay un destacamento al frente. Pero el tema a veces es venir hasta acá. En el trayecto hasta mi casa me asaltaron una vez: me golpearon por $ 500. No tenía más para darle al ladrón”, contó Candela Vivas, quien compartía una ronda de mates con su hermana y dos amigas. Las chicas toman sus precauciones: sólo una de ellas lleva celular por si hay una emergencia.

Andrea, otra de las jóvenes que pasaba la tarde con mates en la plaza agregó: “muchas veces son menores de edad que vienen en moto y te sacan un arma como si nada. A la siesta es peor que a la noche. Uno les ve la cara y están re drogados”.

Gabriel y su hijo Agustín había salido a entrenar en ese espacio verde. “La inseguridad real está en la avenida Belgrano. Es la verdadera zona roja de la cuadra porque es donde hay paradas de colectivo y comercios”, describió el papá. “Hay patrones que se repiten: le apuntan mucho a las mujeres y luego se van y doblan al norte por la Ejército. Uno no quiere estigmatizar, pero todos sabemos donde tienen los aguantaderos. A la mamá de él le robaron varias veces en la avenida y siempre se da el mismo patrón”, agregó el deportista.

“A la madrugada es el peor horario, pero ¿quién sale a esa hora? De día no pasan tantas cosas, pero por ahí tiene que ver con que no nos apuntan a nosotros”, consideró Ramiro Campero, quien compartía la tarde con sus amigos. “Quienes somos del barrio a la Policía la vemos pasar seguido por acá. Creo que hay zonas peores. Eso sí, en las paradas de la avenida sí arrebatan mucho y los locales siempre te atenderán desde atrás de una reja, como en todos lados”, agregó su amigo Benjamín Huerta.

Antecedente reciente: robo en un laboratorio bioquímico

El 24 de noviembre ladrones ingresaron en un local de Belgrano al 2.700, donde funciona un laboratorio bioquímico. Los delincuentes violentaron una ventana para meterse en la propiedad y llevarse una máquina con la que trabajaban los profesionales, entre otras cosas. “Acá los comerciantes sufren. Muchos terminan cerrando. No hay negocio de la cuadra que se salve”, informaba entonces Miguel Lucena. Los comerciantes decían que esperaban por el operativo Felices Fiestas para que se blindara la zona. “Es la única época en la que ponen un efectivo aquí”, señalaba Lourdes Rodríguez. “Por el momento venimos bien, esperemos que dure”, dijo hoy Martín Mena.

Comentarios