Menores de edad balearon una casa en Alderetes - LA GACETA Tucumán

Menores de edad balearon una casa en Alderetes

Tienen 15 y 16 años. Uno quedó detenido y el otro está en libertad por inimputable. Vecinos aseguran que el barrio es peligroso y que los menores son parte de una familia de “tranzas”.

15 Ene 2021 Por Homero Terán Nougués
2

LUGAR DEL HECHO. El tiroteo se produjo sobre una calle de tierra en un barrio de Alderetes.

“No les importa nada y nos da mucho miedo. Tengo chicos que juegan a pelota en la calle con sus vecinos, y tenemos que escondernos o meternos adentro porque a ellos no les importa”, relató Marta, una vecina del barrio Evangelina Salazar (en Alderetes), sobre el tiroteo que se vivió en la noche de ayer en el vecindario. Es que en ese barrio, cerca de las 2 de ayer, se produjo una estruendosa balacera que despertó a los residentes de la zona.

Según el informe oficial, habrían sido dos menores de edad -uno de 15 y otro de 16 años- quienes dispararon contra la propiedad de una familia que vive sobre la avenida Juan B. Justo al 800, en Alderetes.

Al llegar la Policía, los jóvenes habrían corrido hasta una casa cercana para esconderse y no ser capturados. “Cuando comenzaron a correr ingresaron a una casa y salieron por la parte de atrás, para refugiarse en otra viviendo cercana a su domicilio, donde finalmente fueron aprehendidos y trasladados a la comisaría”, aseguró Nicolás Toledo, subcomisario y jefe interino de la dependencia de Alderetes.

Luego de ser llevados hasta la comisaría, ambos adolescentes fueron detenidos junto con sus padres, pero tanto uno de los chicos como los padres fueron dejados en libertad: el menor por ser inimputable. El otro menor de edad, por su parte, continuaba aprehendido al cierre de esta edición, ya que debían analizar acerca de sus antecedentes antes de dejarlo en libertad. Sin embargo, debido a su edad, el adolescente de 16 años no permaneció en la comisaría de Alderetes, y fue trasladado hasta el Centro de Admisión y Derivación (CAD).

El operativo estuvo dirigido por el subcomisario Roque Teseira, quien dijo no estar autorizado a dar declaraciones a la prensa.

Los menores habrían atacado por una vieja enemistad entre dos familias del barrio. Es por esto que ya se habían registrado incidentes, también con armas de fuego, en la misma zona.

“Van como tres o cuatro veces en los últimos tiempos que entre hermanos se agarran a tiros. Lo que pasa es que son tranzas y tienen alguna disputa por eso”, afirmó Marta, de 37 años, preocupada por el lugar en el que crecen sus hijos.

El barrio no era así. Años atrás, cuando había menos casas en la zona, era un lugar apacible, en el que no habían conflictos de este tipo, según dijeron algunas vecinas que hablaron con LA GACETA.

“Después empezó a venir ese tipo de gente y esto de a poco se convirtió en un descontrol. Hay muchísima inseguridad, hacen tiros casi a cualquier hora del día y uno tiene que correr a esconderse. Ni me asomo para ver qué está pasando, sólo me quedo adentro para estar a salvo”, dijo Ana María, otra de las vecinas consultadas, que vive hace más de 20 años en el barrio.

Las mujeres esperan volver a tener seguridad, pero cada vez lo ven menos posible: “cuando pasa algo así vienen los policías, hablan unos minutos y se van. La seguridad acá ya no existe”.

“Entre la noche del martes y ayer, hubo como tres tiroteos de las mismas personas. Son hermanas y se hacen tiros entre las familias. No sé cuál será el conflicto, si será por quién vende más drogas o qué, como son tranzas...”, finalizó la vecina.

Comentarios