La Sputnik V no generó reacciones inesperadas en los médicos, que recomiendan su aplicación - LA GACETA Tucumán

La Sputnik V no generó reacciones inesperadas en los médicos, que recomiendan su aplicación

LAGACETA.Com consultó a profesionales de la salud tucumanos. Sólo algunos padecieron unos pocos síntomas leves, que se calmaron solos o con la toma de un paracetamol.

03 Ene 2021
1

SIN EFECTOS SECUNDARIOS. El médico Roberto Aiziczon no sintió ningún síntoma tras haberse aplicado la vacuna, y recomienda a todos que lo hagan. GENTILEZA ROBERTO AIZICZON.

En la historia reciente -incluso si se incluyen algunos años más atrás- no se conocen casos de vacunas que hayan generado tanto debate y cuestionamientos como la que combate la covid-19.

Acaso debido a la inusitada celeridad con la cual se desarrollaron, sumada al entremetimiento de la política, generaron dudas y temores en muchas personas.

En Tucumán, la vacuna Sputnik V comenzó a aplicarse el martes 29 del mes pasado. Los primeros en recibir las dosis fueron los trabajadores de la salud: primera línea de combate contra el coronavirus.

Haber vivido esa experiencia, sumado a que se trata de las personas que más y mejor conocen acerca de los estragos que está ocasionando la nueva enfermedad, los convierte en las voces más autorizadas para opinar sobre la pertinencia de aplicarse o no la dosis.

Ronaldo Oliszewski es médico endocrinólogo; se desempeña en el hospital Padilla, y como la gran mayoría de sus colegas fue derivado al área de atención de pacientes covid. "Yo ya tuve covid-19; y lo que sentí al ponerme la vacuna fue muy similar a lo que sentí cuando estuve enfermo: dolor cuerpo, cansancio, desgano, falta de fuerza, bastante dolor muscular en general -y en el brazo, en particular-. Pero no tuve ni fiebre ni dolor de cabeza, ni ningún otro síntoma importante", contó a LAGACETA.Com.

Admitió que al principio, debido a tanta polémica que rodeaba a la vacuna, creía que muchos trabajadores de la salud desistirían de aplicársela. "Pero el día de la vacunación me di con la sorpresa de que mucha gente quería vacunarse. Lo comprendí en el sentido de que se trata de una luz de esperanza para terminar con esta maldita pandemia", dijo.

La bronca en el tono de su voz se entiende a partir de sus vivencias como médico en medio de esta emergencia sanitaria. "El coronavirus es bastante cruel, y totalmente aleatorio: no se sabe por qué a algunos les produce una neumonía tan grave y a otros no tanto. Es cierto que estadísticamente esto se da más en personas con comorbilidades y en adultos mayores, pero tengo colegas amigos de mi edad (44 años), sin comorbilidades, a los cuales se llevó el virus. Entonces, más allá de las controversias alrededor de las vacunas y de qué efectos adversos puede haber en el futuro, siento que se priorizó terminar con esta locura. Vimos cosas que jamás habíamos pensado llegar a ver, un virus muy letal, muy grave", señaló.

Finalmente, se posicionó a favor de que la gente se aplique la vacuna. "Uno tiene la sensación de que de esa forma se cuida, cuida a su familia y a toda la sociedad. La única vía para terminar con esto es vacunarse, que todos se vacunen", convocó Oliszewski.

También se ubicó entre los provacuna Juan Sebastián Pappalardo, médico de alto riesgo y salud fetal de la Maternidad. "Después de que de que nos aplicaron la vacuna estuvimos bajo control durante unos 20 minutos -controlaban presión, oximetría, y alguna reacción local (brazo)-. Con este tipo de vacunas es natural que puedan surgir efectos secundarios o adversos, como síndrome seudogripal, fiebre, dolores en las articulaciones, cansancio. Durante todo ese día, hasta la noche, estuve asintómático. A la noche sentí escalofríos durante unos 15 minutos, aunque sin fiebre; y a la mañana siguiente sentí cansancio. Pero me tomé un paracetamol y los síntomas fueron cediendo", contó Pappalardo.

Precisó que habrá padecido esos síntomas durante unas 30 a 35 horas. "Y luego desaparecieron espontáneamente. Está dentro de lo estipulado que puedan aparecer síntomas leves, que después ceden. Y hasta el día de hoy estoy en perfecto estado, y agradecido por ser uno de los primeros en haberme colocado la vacuna. Ojalá sea el principio del fin para esta pandemia", anheló.

Gonzalo Tomás, médico infectólogo que se desempaña en el hospital Avellaneda, también derivado al área de pacientes covid, sintió los mismos leves síntomas al aplicarse la vacuna Sputnik V. "Me vacuné por la mañana, y a eso de las 16 comencé a sentir un poquito de malestar general, de dolor muscular en el cuello, en la región lumbar, en los muslos, que aumentó con el correr de las horas. Pero en ningún momento sentí fiebre, ni febrícula, ni ninguna otra molestia, salvo ese malestar y un poquito de cansancio", contó a LAGACETA.Com.

De hecho, esa sensación no lo inhabilitó: "hice guardia la noche de la vacuna, y aunque estuve toda esa noche con esos dolores, no me impidieron trabajar. Tomé paracetamol, y con eso cedieron". Al igual que su colega, explicó que ese tipo de efectos adversos resulta esperable en casi cualquier vacuna. "Algunos compañeros presentaron ese tipo molestias; pero ninguno tuvo un efecto adverso serio, que haya requerido asistencia especial o internación", precisó.

Incluso, tres profesionales consultados no experimentaron ningún síntoma luego de haberse aplicado la dosis de la Sputnik V. "Aunque algunos tuvieron dudas cuando salió el tema de las vacunas, yo siempre estuve seguro de que me la iba a colocar. Porque convenía, a nivel riesgo-beneficio. La colocación fue totalmente indolora. Ese día no hice actividad física, por las dudas, y tenía a mano un paracetamol, pero no necesitó tomarlo. Por la tarde trabajé normalmente, y dormí bien. Recomiendo ampliamente la vacunación", afirmó Roberto Aiziczon, médico diabetólogo, destinado a salas de covid en el hospital Nicolás Avellaneda.

En ese mismo centro se desempeña la infectóloga Mariana Marcotulio, quien tampoco sintió efectos adversos tras haberse aplicado la vacuna. "Ni siquiera dolor local. Sólo me dolió un poquito el brazo, pero si hacía presión en el lugar donde la colocaron. Muchos colegas sintieron algunos síntomas generales -fiebre, febrículas, cefaleas, mialgias, decaimiento-; pero han sido pasajeros, y luego estuvieron perfectamente bien. Mi experiencia con la vacuna fue totalmente positiva; y estoy muy contenta por haberla recibido. Espero que mi cuerpo reaccione generando anticuerpos e inmunidad", dijo.

También reivindica su experiencia con la Sputnik V el obstetra Marcelo Marenchino. "Desde un principio lo consideré la principal arma para dar pelea a esta situacion que le tocó al mundo. En cuanto al proceso, afortunadamente no desarrollé ningún efecto secundario inmediato, salvo un pequeño dolor en el sitio de la punción, que también percibí cuando me apliqué otras vacunas. El balance es positivo; ojalá resulte y llegue a toda la población", pidió.

Mirá las estadísticas actualizadas en nuestro Panel Coronavirus Tucumán.

 

Comentarios