Seis de cada 10 comercios declararon que vendieron menos que la Navidad del año pasado - LA GACETA Tucumán

Seis de cada 10 comercios declararon que vendieron menos que la Navidad del año pasado

La mitad de los negocios indicaron que hubo falta de stock de mercaderías y que, si los fabricantes hubieran enviado más, las operaciones comerciales hubiesen sido más altas.

26 Dic 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

1.- Papá Noel trajo menos regalos este año

¿Por qué el comercio minorista vendió un 10,1% menos esta Navidad respecto de la de 2019? La respuesta está relacionada con las derivaciones de la pandemia de la Covid-19 que retrotrajo el poder de compra de los argentinos, más que el distanciamiento social. En los últimos días pudo observarse el movimiento en el microcentro tucumano con una conducta prácticamente general: el consumidor vio más, pero compró menos. La caída en las ventas, además de responder a la explosión del comercio informal, ocurre por las reuniones menos numerosas y la falta de ingresos en los hogares, admite el reporte elaborado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el ingreso per cápita familiar esta 13% abajo del año pasado, a precios constantes. El 63% de los negocios relevados por la entidad  admitieron un descenso de ventas, pero al mismo tiempo el 51% tuvo faltantes y señalaron que, si hubieran tenido más mercadería, podrían haber vendido más. Un dato de la CAME: el 53% de los comercios vendieron menos de lo esperado.

2.- Hubo pocas promociones  

El informe de la CAME admite que, esta temporada,  hubo pocas promociones respecto de otros años y eso desalentó las ventas. Para completar el panorama, las restricciones en cuanto a la capacidad máxima de gente por local, generó largas colas en algunos locales, que, con el calor, hacía desistir de la compra. Además, artículos como indumentaria, calzados, bijouterie, joyería, ropa deportiva, textil blanco o jugueterías, se vieron muy perjudicados por el comercio ilegal en la mayoría de las ciudades medianas y grandes del país. El ticket promedio, según los negocios encuestados, se ubicó este año en $ 1.800, un 39,9% arriba de 2019 ($ 1.283), que a precios constantes implica un incremento de 2,8%. Desde junio pasado, el consumo registra caídas mensuales. El último dato disponible corresponde a noviembre, con un descenso del 8% en las ventas minoristas, según la consultora FocusMarket. De todas maneras, y a raíz de la perfomance de stockeo por prevención ante la pandemia del coronavirus, el consumo mostró una leve alza, del 0,8%, transcurridos 11 meses de este 2020.

3.- Más alimentos; menos electrónicos

Al analizar las ventas por rubros, la mejor performance la tuvo Alimentos y bebidas, donde si bien la tasa de variación promedio anual que informaron los comercios fue -5,3%, no bajo tanto como el resto. Hubo menos abundancia de comida este año en la mesa navideña y los negocios del rubro lo notaron, según el reporte de la CAME. Donde más se sintió fue en la categoría dulces. Además, salieron productos de menor costo y quienes buscaron alimentos importados, prácticamente no consiguieron. En Juguetes y rodados, la tasa de variación promedio informada por las tiendas fue de -9,8% anual. Al haber reuniones más reducidas, los regalos fueron menores, además de influir el comercio ilegal y los faltantes de mercadería, especialmente de juguetes importados, que son muy buscados para niños de entre 7 y 11 años. En Electrodomésticos y artículos electrónicos, donde las operaciones retrocedieron 12,8% anual, siempre según la tasa de variación, se notó la caída del poder adquisitivo familiar, la falta de límites en las tarjetas de crédito, la resistencia a tomar muchas cuotas sin interés y el mayor control de gastos. Además de los faltantes de mercadería, en muchos locales comentaron que también se complicó el abastecimiento por problemas en la cadena de pago: si antes se podía pagar con cheques a 90 o 120 días, ahora los desembolsos debieron realizarse con transferencia bancaria inmediatas.

4.- La intención es lo que cuenta

Las respuestas del grupo mayoritario de participantes confirman que, a pesar de la pandemia y sus efectos en la economía, la costumbre de regalar e intercambiar obsequios con motivo de la navidad prevalece. De ahí que el 65% de los encuestados en los países de la región por la consultora Deloitte refirió que sí realizaría o había realizado ya sus compras navideñas. En el caso argentino, las compras fueron casi simbólicas (de hecho, un 43% de los argentinos indicó que gastaron menos que el año pasado, 10 puntos menos que el promedio de países de la región, en los que la economía es más estable), mientras que un 28% de los que participaron en el sondeo respondió que no compró regalos esta temporada, mayormente por no contar con los recursos económicos para ello o por estar desempleados. ¿Qué se tomó en cuenta a la hora de acudir a una tienda física? Según Deloitte, pesó más la disponibilidad inmediata del producto, aunque seguido casi en igualdad de relevancia, por la seguridad y desinfección de las instalaciones y en tercer sitio, algo más distante, ver y probar el producto personalmente.

5.- Subidos a la red

De acuerdo con un estudio de Mercado Libre, el comercio electrónico sumó más de 2 millones de nuevos usuarios en la Argentina hasta el tercer trimestre del año, debido a las restricciones a la circulación por la pandemia del coronavirus. Desde que arrancó la cuarentena, en marzo pasado, “se transformaron por completo los hábitos de consumo de los argentinos, y se potenció la venta online de marcas, comercios y PyME”, admite la plataforma. Los productos relacionados a las fiestas navideñas, como guirnaldas y luces led, se posicionaron como algunos de los productos más vendidos en el último mes del año. Según FocusMarket, la pandemia ha permitido un crecimiento del comercio electrónico del 35% interanual en volumen de transacciones en las PyME durante este 2020. En el medio de la cuarentena, siete de cada 10 PyME se vieron obligadas a realizar sus ventas por la web, market place, redes sociales, entre otros. Esa dinámica aceleró fuertemente el uso de este medio de ventas entre el sector del comercio minorista tradicional cuando debió estar completamente cerrado y las ventas caían hasta el 70% en el comercio físico, pero crecían hasta el 300% en formato online aunque sin compensar las ventas por volumen entre un formato y otro, indica la consultora. Hoy ocho de cada 10 argentinos han comprado en comercio minorista tradicional y PyME creciendo la frecuencia de compra de una vez por semana en el 16% de los casos y una vez por mes en el 34% de los casos. Seis de cada 10 comercios de la Argentina declararon que vendieron menos que la Navidad del año pasado. La mitad de los negocios indicaron que hubo falta de stock de mercaderías y que, si los fabricantes hubieran enviado más, las operaciones comerciales hubiesen sido más altas. Afirman que la competencia desleal con “showroom” y locales informales es creciente. Esta temporada hubo menos regalos al pie del arbolito de los argentinos El comercio tradicional también pierde terreno frente al digital que, durante el tercer trimestre de este año, sumó más de 2 millones de nuevos usuarios en la Argentina, por impulso de las restricciones a la circulación de personas debido a la pandemia de la Covid-19. Según la consultora FocusMarket, en noviembre, la caída del consumo había sido de un 8%, una tendencia que se registra desde junio. En 11 meses de este 2020, el consumo subió un 0,8%

Temas

Navidad
Comentarios