La Capital extendió hasta enero y febrero las facilidades para pagar impuestos - LA GACETA Tucumán

La Capital extendió hasta enero y febrero las facilidades para pagar impuestos

El pago anual con descuento de 20% y la moratoria de impuestos provinciales vencieron ayer.

23 Dic 2020 Por Hernán Miranda
1

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán prorrogó hasta el 11 de enero el plazo del pago anual anticipado y con 20% de descuento de las contribuciones que inciden sobre los inmuebles (CISI), que vencía ayer. También extendió hasta el 1 de febrero su moratoria. Menos suerte tuvieron los tucumanos que le deben impuestos al Estado provincial: sin aplazamiento, ayer terminó el período para adherirse a su moratoria o pagar, de forma anual y con una rebaja de 20%, los impuestos inmobiliario y a los automotores y las CISI de las comunas rurales.

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central, en 2021 el índice de precios crecerá 48,9%. Ante esta proyección, ¿conviene pagar los impuestos anticipados con el 20% de descuento o es preferible esperar que la inflación licúe las cuotas fijas? Octavio Concilio, contador tributarista, respondió que estas facilidades se relacionan más con la comodidad que con un cálculo económico: “mucha gente prefiere evitar hacer cola o correr el riesgo de olvidarse. Sucede que salvo en el caso de alguna propiedad importante, son montos que no generan una oportunidad de inversión tan significativa como para hacer un análisis financiero”.

Beneficios mutuos

La propaganda municipal para la promoción del pago anticipado de las CISI transmite que detrás de cada tributo hay un servicio público. Con la intención de fomentar esta opción, el secretario de Ingresos Municipales, Claudio Viña, utilizó un mensaje similar. “Con las CISI le damos al contribuyente un descuento y la posibilidad de olvidarse de ese impuesto por un año. Y nosotros obtenemos ingresos anticipados que nos permiten afrontar los aguinaldos y otras obligaciones extras que tenemos en diciembre. Son beneficios mutuos”, consideró.

Consultado acerca de si resultan en beneficios y sobre cuánto contribuyen los impuestos municipales y provinciales a la presión fiscal, Concilio explicó que para armonizar el sistema tributario hay que tener en cuenta que muchos servicios públicos son importantes y no pueden dejar de ser financiados. “Aunque quede bien decir, por ejemplo, que no se debería recaudar ingresos brutos, yo creo que tenemos que ser cuidadosos -advirtió-. Es fácil decir que hay que bajar los impuestos, pero el Estado no se financia solo. Me parece que lo primero que tenemos que discutir es qué es lo que da beneficios y vale la pena costear”.

Caída de ingresos

Viña contó que este año le trajo muchas dificultades económicas al municipio. En los largos meses de aislamiento y distanciamiento, la recaudación cayó de manera directa por la prohibición de comerciar y en forma indirecta por la baja de la coparticipación: “un negocio cerrado no genera tributos municipales ni IVA (impuesto al valor agregado), que es un gran porcentaje de la coparticipación. Por eso hemos tenido que ingeniar algunas estrategias para darle una mano al contribuyente y a la vez financiarnos nosotros”.

Al principio, entre esas estrategias figuraban las exenciones a hoteles, empresas de turismo y bares. Después decidieron permitir que estos últimos usen la vía pública para colocar mesas y ampliar sus espacios de atención. “La posibilidad de ocupar las plazas y las medias calzadas también es un beneficio tributario porque no les cobramos por hacerlo. Pero como esto ha generado actividad económica, a nosotros nos volvió a ingresar el TEM (tributo de emergencia municipal), que en parte nos ha ayudado a salir a flote. Así que aquí también hubo beneficios mutuos”, relató el secretario.

Las moratorias

Sin embargo, Viña aclaró que la Municipalidad está conforme con la recaudación que obtuvo este año. “Yo quiero resaltar el grado de cumplimiento que han tenido los ciudadanos de la Capital -expresó-. En un año que preveíamos que iba a ser terrible, los que pueden cumplir lo han hecho y nosotros hemos podido llegar a fin de mes y brindar nuestros servicios. Creo que los que no han pagado solo son los que tuvieron la desgracia de colapsar, de quebrar”.

El municipio espera que muchos más deudores aprovechen la moratoria de aquí hasta el 1 de febrero. Ella ofrece descuentos de hasta 100% en intereses y multas. “Es muy generosa, mucho más que las de años anteriores. Hemos tenido en cuenta esta época tan difícil”, dijo Viña. Agregó que con las extensiones también pretenden evitar que los ciudadanos se amontonen en la Dirección de Ingresos Municipales.

Entretanto, por el lado del Gobierno provincial, ayer concluyó el período de gracia para acogerse a su moratoria, que tenía como beneficios reducciones de intereses de hasta 70% y descuentos en las multas. También venció el plazo para el pago anticipado de impuestos. Ante la consulta de LA GACETA, altas fuentes de la Dirección General de Rentas se excusaron por falta de tiempo y se limitaron a enviar el comunicado que informaba sobre esos vencimientos.

Cómo y dónde pagar

- La solicitud de moratoria municipal puede encontrarse en la web de la Dirección de Ingresos: www.dimsmt.gob.ar

- En internet, las CISI se pueden pagar a través del Click de Pago Macro, los sitios de homebanking, las aplicaciones de mobilebanking (con el servicio PagoMisCuentas, de Banelco) y la plataforma digital Interbanking.

- En puntos de acceso, las CISI se pueden pagar en las sucursales de los bancos Macro y de Santiago del Estero, los cajeros de las redes Pago Fácil y Rapipago, la Caja Popular de Ahorros (en la calle San Martín al 469) y los cajeros Sol Pago.

Comentarios