Una brújula para salir del (mal) desarrollo - LA GACETA Tucumán

Una brújula para salir del (mal) desarrollo

Por Karina Ocampo para LA GACETA.

20 Dic 2020

ENSAYO
EL COLAPSO ECOLÓGICO YA LLEGÓ
ENRIQUE VIALE Y MARISTELLA SVAMPA
(Siglo Veintiuno - Buenos Aires)

Allá por la década del 80 -incluso en los 90-, cuando pensábamos en nuestro futuro inmediato, las imágenes eran de una evolución digna de la ciencia ficción: autos voladores, inteligencia artificial orientada al bienestar y al placer. Sin embargo, la fantasía dista mucho de este presente colapsado, más parecido a las películas de desastres naturales. El pronóstico no es nada alentador, el cambio climático se ha transformado en una piedra en el zapato para el extractivismo y la producción industrial. ¿Qué sucedió? ¿Cuáles fueron los caminos que generaron este desastre ambiental?

Maristella Svampa y Enrique Viale aportan investigación, datos y reflexión acerca de nuestros territorios y conflictos socioambientales. En El colapso ecológico ya llegó, ofrecen un panorama claro, dentro de un contexto de desigualdad, en donde plantean que el Norte global aprovecha los recursos que el Sur le ofrece a cambio de negocios millonarios que no alcanzan a pagar el costo de la degradación del ambiente.

El conocimiento de las causas se propone como fundamental para comprender que no hay un determinismo sino una elección en el modelo de maldesarrollo; que el verdadero “enemigo” no es la pandemia, sino su origen; y que tampoco es un objetivo contra quien luchar, porque no se trata de una guerra. El mismo sistema capitalista que se nutrió de los recursos que parecían ilimitados, hoy da muestras de agotamiento mientras el extractivismo no se detiene ni siquiera ante las evidencias de la destrucción.

Alternativas

Durante el año de la pandemia de covid-19, cuando más tierras fueron arrasadas por el fuego en Argentina, sin ley de Humedales y con una ley de Bosques que no se respeta, aun queda cierta esperanza. Los autores hablan de alternativas sustentables, viables económicamente, que podrían modificar el curso de este colapso sistémico. Tal vez, no sea un retorno a la normalidad que pensábamos, es probable que necesitemos asumir que el modelo que creíamos que nos llevaría al éxito, en América Latina, solo ha significado ganancias para unos pocos y pobreza para la mayoría. Pero no está todo perdido.

Con la nueva energía de las luchas de los movimientos feministas y las nuevas generaciones alrededor del planeta, la frase de Greta Thunberg en la cumbre de Jóvenes por el clima en la ONU aun resuena potente: “Estamos en el comienzo de una extinción masiva. Y de lo único que pueden hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico externo. ¿Cómo se atreven?”

No habrá falsas soluciones. El libro no las alienta. La propuesta es generar conciencia y que cada vez seamos más los que estemos dispuestos a firmar un pacto ecosocial y económico, que desacelere el consumo y que busque un camino de transición energética. Nuevas formas de vivir, alimentarse y trabajar, más acorde con la naturaleza. Una forma posible de hacerlo es la brújula que Maristella Svampa y Enrique Viale nos muestran, y requiere de nuestro compromiso para que suceda.

Comentarios