Habrían protegido al autor de un siniestro vial y la Justicia investiga las posibles irregularidades - LA GACETA Tucumán

Habrían protegido al autor de un siniestro vial y la Justicia investiga las posibles irregularidades

Los familiares de una de las dos víctimas denunciaron el caso.

15 Dic 2020 Por Gustavo Rodríguez
2

DESCONTROLADO. El vehículo sale descontrolado después de haber embestido a una camioneta en uno de los ingresos de Bella Vista. CAPTURA DE VIDEO

La Justicia investiga las posibles irregularidades que se cometieron para proteger a un joven que conducía el vehículo que protagonizó un accidente en el que fallecieron dos chicas de 18 años. El sospechado tendría un vínculo familiar con un importante político de Bella Vista. El fiscal Ignacio López Bustos ordenó una serie de medidas para establecer si policías, funcionarios de al menos dos hospitales y el chofer de una ambulancia cometieron algún ilícito.

Todo comenzó el 29 de noviembre cerca de las 7 de la mañana. A esa hora, transitaba por la ruta 322 a bordo de un VW Gol conducido por Mathías Romano (18 años), acompañado por María Vélez Nazarena (18), Ana Guillermina Bustos, Ana Luz Sosa (18) y María Nazarena Vélez. En principio, regresaban de una fiesta que se habría realizado en Famaillá. Al llegar a una curva, en el acceso oeste de Bella Vista, por razones que aún no están claras, el joven perdió el control del vehículo y terminó embistiendo con la parte trasera del auto con una camioneta Ford F100 modificada para transportar alimentos que manejaba Raúl Quinteros.

“El impacto fue terrible. Salimos todos los vecinos a ver qué había sucedido y nos dimos con ese cuadro. Las chicas que iban detrás estaban mal. Una de ellas murió (Sosa) y a los otros tres los llevaron al Padilla. Eso sí, la ambulancia tardó más de 40 minutos en trasladarlas. El joven que manejaba estaba bien, medio aturdido, pero nunca supimos si era porque estaba alcoholizado o aturdido por el impacto”, recordó María Fernanda del Castilllo, que vive a pocos metros del lugar donde se produjo la tragedia.

Primeros indicios

Bustos falleció a los pocos minutos de haber ingresado al centro asistencial de la ciudad de Bella Vista y sus familiares se enteraron al menos dos horas después de su fallecimiento (Ver nota “No me dieron chance ni que rezara por ella”). Una de las jóvenes sufrió golpes y la otra, después de haber estado internada una semana en nuestra ciudad, recibió el alta y actualmente se recupera en su vivienda de la localidad del este de la provincia.

Enterado de la situación, el personal de la fiscalía que conduce el fiscal López Bustos pidió que se les realizaran dosajes alcohólicos a todas las personas que quedaron involucradas en el accidente. Los profesionales de la salud acataron la orden. Fue negativo para Quinteros, el conductor de la camioneta. A Romano, no le pudieron hacer porque se había retirado sin autorización alguna del Padilla.

“Este fue el primer indicio que se conoció de las irregularidades que se cometieron en este caso. No podíamos creer cómo manejaron todo para protegerlo y para eludir la acción de la Justicia. Con el correr de los días fueron surgiendo otras”, explicó Nicolás Ruiz, que junto a Patricio Char, representan a la querella que inició la familia Bustos.

Según el profesional, Romano sin que hasta el momento se conocieran los motivos, fue trasladado sin orden alguna al hospital de Bella Vista en una ambulancia de Simoca. “No entendemos por qué hicieron esa maniobra. Varias personas nos dijeron que lo sacaron por la puerta trasera y el Destacamento Policial del Padilla no sólo incumplió la orden de que no se retirara del lugar hasta tanto se le realicen los estudios, sino que además no dejaron asentado su retiro”, agregó.

Las palabras de Ruiz fueron confirmadas por Andrea Arcos, la profesional de la Policía que estuvo a cargo de las medidas. La médica dijo que en un primer momento se trasladó hasta el lugar del accidente. Allí revisó el cuerpo de Sosa (habría salido expedida del vehículo por el impacto) y luego hizo lo mismo con el cadáver de Bustos, que se encontraba en la morgue del hospital de Bella Vista. De allí se dirigió al Padilla donde realizó el dosaje a las otras personas, salvo Romano que desapareció del lugar pasada las 11, luego de que le hicieran una tomografía. Al detectar esa irregularidad, se comunica con la fiscalía quien ordena a la Policía que lo busque.

TOTALMENTE DESTRUIDO. La parte trasera del vehículo, donde viajaban las víctimas, recibió la mayor fuerza del impacto.

Según la declaración que realizó en Tribunales, Arcos señaló que cerca de las 16 recibió un llamado del comisario de esa ciudad para informarle que el joven estaba internado allí. “Procedemos a hacer el dosaje, exploro al imputado con total resistencia de los familiares, que no querían que los auxiliares le hagan el estudio. A las 17.20 culminaron”, señaló la médica sin saber que el resultado de alcohol en sangre había dado negativo.

“La doctora de guardia me comunica que había una nota de derivación que decía que lo remitían a ese hospital. También me comentó que en el escrito decía que tenía intoxicación etílica aguda. No veo a esa nota y me dijeron que la tenía el chofer de la ambulancia en el hospital de Simoca. Informo para que quede como prueba eso. A Romano se le habría hecho lavaje de estómago en ese centro asistencial”, declaró en Tribunales.

Video clave

En medio de la investigación del caso, la Justicia recibió un video donde puede ver el momento del impacto. Esas imágenes no coincidirían con varios detalles de las pericias que fueron realizadas por personal policial de Bella Vista. “Se está investigando todo lo sucedido. Además de la causa que se inició por el accidente, ya se inició otra para analizar la actuación del personal policial y médico. Sabemos que hubo una orden que no se cumplió, ahora nos queda por determinar si existieron otras maniobras, tal como sospechamos”, explicó el fiscal López Bustos.

El funcionario reconoció que atendió personalmente a la madre de la víctima que asumió como querellante. “Tenía ciertos temores, pero le di la tranquilidad necesaria porque se investigará hasta las últimas consecuencias”, agregó el fiscal en una entrevista con LA GACETA.

“El conductor está vinculado familiarmente con Manolo Fernández, el ex intendente de Bella Vista. Hay numerosos testigos que los vieron haciendo llamadas en el Padilla y en el hospital de Bella Vista. No entiendo cuál fue la intención, porque la familia de la víctima no pretende verlo detrás de las rejas, sino que no se cometa ninguna irregularidad”, concluyó Ruiz.

Los cuestionamientos de la familia

- Según los testigos y los dichos de los familiares de las víctimas, la ambulancia tardó más de 40 minutos en asistir a las víctimas.

- Mathías Romano fue trasladado al hospital Padilla para que se le hicieran los estudios. Se fue del lugar sin autorización judicial.

- El joven de 18 años fue trasladado al hospital de Bella Vista en una ambulancia del centro asistencial de Simoca, de otra jurisdicción.

- Los familiares y una perito de la Policía coincidieron en señalar que la familia del joven trató de evitar que se le hiciera el dosaje.

- Desapareció una historia clínica en la que médicos del Padilla informaban que Romano tenía una intoxicación etílica aguda.

- La perito de la Policía declaró que al joven le habrían realizado un lavado de estómago. El resultado del dosaje dio negativo.

Comentarios