"Carlín" Calvo fue galancito, actor y... futbolista - LA GACETA Tucumán

"Carlín" Calvo fue galancito, actor y... futbolista

Los recuerdos de una figura que fue amigo de Maradona y hace 39 años jugó en Tucumán.

14 Dic 2020 Por Jose Ariel Ibañez

Galancito, actor y futbolista. Todo eso fue “Carlín” Calvo. Una figura que creció profesionalmente en el ambiente artístico, pero que siempre estuvo estrechamente ligado al fútbol. Su relación con Diego Maradona, su amor por Boca y el recuerdo que dejó hace 39 años cuando vino a Tucumán para jugar un partido benéfico con el equipo que formaron las jóvenes promesas de esa época. Los recuerdos y las imágenes de su vínculo con el deporte lo reafirman. La redes sociales sacaron a la luz una vieja foto en la que se lo observa junto con Diego Maradona; Claudia Villafañe y Don Diego en la popular de Boca, cerca de la “Doce”, durante un clásico que el “Xeneize” le ganó a River con un gol de Sergio “Manteca” Martínez en 1992. Ese recuerdo hizo que muchos compararan el tanto del uruguayo con el que anotó el sábado “Pulpo” González a Arsenal. Tiro libre. La pelota rebota en la barrera y queda suelta en el área para que el autor del tanto defina con remate cruzado. Las acciones parecen calcadas, aunque hay diferencias: una Bombonera llena contra las tribunas vacías por la covid-19 del sábado; arco opuestos y rivales diferentes.

Otra muestra de lo bien que jugaba el actor de “El Rafa”, “Amigos son los amigos” y tantos éxitos es el video que comenzó a circular de un partido que el equipo de los galancitos jugó en Mar del Plata. Calvo tomó el balón casi en la mitad de la cancha y comenzó a eliminar rivales hasta eludir al arquero y anotar. “Como el de Diego a los ingleses” se animaron a comparar algunos. Suena exagerado pero sirve para reflejar la capacidad que tenía con el balón en los pies.

MARCÓ LA DIFERENCIA. Carlín Calvo anotó el único gol del encuentro que se definió a favor de los galancitos por 1 a 0.

El álbum de los recuerdos nos lleva al 18 de noviembre de 1981. Pasaron 39 años cuando ese equipo de galancitos liderados por Calvo llegó a Tucumán para disputar un partido benéfico por iniciativa de Ramón “Palito” Ortega, quien buscaba fondos para construir una escuela en Mercedes, Lules, su pueblo natal. Aquella calurosa noche, una multitud de casi 20.000 personas colmó las tribunas del estadio Monumental de Atlético para ver a los “pibes del momento”.

“Era impresionante la cantidad de público. No podía creer lo que estaba viendo cuando asomé la cabeza por el túnel de salida antes de ingresar al campo de juego. El 90 por ciento eran mujeres que fueron a verlos jugar”, recuerda Héctor Lafuente, capitán del equipo de periodistas deportivos que fue el rival en ese encuentro. Raúl Taibo, Carlos Olivieri, Darío Grandinetti y Ricardo Darín fueron. junto con Calvo, las principales figuras del conjunto visitante que se impuso por 1 a 0, con un gol de penal que anotó el actor fallecido el viernes, a las 67 años. “Fue un penal inventado por el árbitro, que formaba parte de la delegación que trajeron y cobraba todo a favor de ellos. Recuerdo que la falta cometida por ‘Pila’ Alú a Calvo fue fuera del área. Unos minutos antes yo hice un gol y lo anuló por una posición adelantada inexistente”, cuenta Lafuente, que fue capitán de los periodistas, en diálogo con LG Deportiva. El anfitrión formó con Miguel García; Carlos Quiroga, Salvador Alú, Hugo Ginel y Oscar Morales; Rodolfo Galíndez, Juan Carlos Grillo y Héctor Costilla Pallares; Jorge Conticello, Lafuente y Héctor Paseggui.

“El entrenador fue Hugo García, que en ese momento era el técnico de Atlético Concepción. El profesor Muratore fue el preparador físico y nos preparamos durante tres meses para llegar en forma a ese partido. Hugo era exigente y muy competitivo. En los entrenamientos, que se hacían por la noche en el estadio de los bandeños, nos decía: ‘ellos vendrán a hacer su show, pero nosotros nos vamos a preparar para ganar”, agrega Lafuente.

Julio Potolicchio, que formó parte del proceso pero no jugó esa noche -los periodistas armaron dos equipos y otro jugó el preliminar- aportó un dato curioso. “Con los galancitos vino Carlos Monzón y ellos decidieron que reforzara a los periodistas. Cuando lo vimos jugar nos dimos cuenta por qué habían sido tan generosos. Fue un tremendo campeón de boxeo, pero con la pelota era muy limitado”, señaló.

AMIGOS SON LOS AMIGOS. Calvo con Diego y Claudio, en La Bombonera.

Fue tan grande la movida que generó la visita de Calvo y los jóvenes actores que esa noche se produjo un hecho inédito: se formó un equipo de mujeres periodistas y locutoras que se encargaron de la transmisión del partido. “Muchos periodistas deportivos fueron elegidos para jugar y se buscó esa alternativa”, recuerda Potolicchio.

Casi cuatro décadas después de ese recordado momento, Carlín Calvo no pudo seguir la pelea que lo mantuvo con vida en los últimos años. Aquel galancito se convirtió en un gran actor, pero nunca renunció a su otra pasión: el fútbol, un deporte que supo honrar cada vez que entró a una cancha o cuando encaró un personaje de entrenador -Rodolfo Rojas- en la serie “RR DT”, en la que se dio el gusto de dirigir a su amigo Maradona.

Comentarios