Diego, un maestro para los chicos - LA GACETA Tucumán

Diego, un maestro para los chicos

Entrenadores tucumanos contaron cómo ven al “Diez” las nuevas generaciones de jugadores.

07 Dic 2020 Por Jose Ariel Ibañez
2

LA FIGURA INALTERABLE. Muchos de los atributos futbolísticos de Maradona inspiran para enseñar el ABC con la pelota.

Ni Lionel Messi ni Cristiano Ronaldo. ¡Diego Armando Maradona! Contrariamente a lo que muchos pueden imaginar, el “10” no sólo es amado por aquellos que lo vieron jugar. Existen varias generaciones de jóvenes y chicos que crecieron escuchando diferentes versiones de sus hazañas y gracias a la tecnología de estos tiempos sus partidos, gambetas y goles están al alcance de la mano. “Los chicos saben perfectamente lo que hizo durante su época de jugador porque sus padres y profesores fueron transmitiéndoles todo lo que hizo con la pelota”, sostiene Miguel Monasterio, quien aporta un dato que muestra su grandeza: “yo les enseño mostrando imágenes de él porque la técnica de su pegada no se puede comparar con la de ningún otro futbolista en el mundo”.

La figura de Diego está presente en muchas generaciones. El paso del tiempo agigantó su figura, cada vez más valorada. “Los chicos ven mucho los partidos de Europa por Messi, pero saben perfectamente quien fue Maradona. Ellos manejan muy bien las redes sociales y buscan videos para verlo jugar. Yo les hablo mucho porque entiendo que técnicamente fue el mejor de todos. Hacía cosas increíbles. Incluso por encima de Messi y hasta de Pelé, que tuvo la ventaja de estar siempre rodeado por grandes futbolistas. Además, cuando se ponía la camiseta de la Selección, Diego marcaba diferencias”, sostiene Monasterio.

Los videos de Maradona jugando son un valioso aporte didáctico para los profesores de las escuelas de fútbol. “Yo los uso mucho para que los chicos aprendan cuando buscamos perfeccionar la técnica. Su forma de pararse y pegarle a la pelota es única y trato de aprovecharla. El chico sabe que hay superficies de contactos que son fundamentales al momento de impactar el balón. Es una materia que deben aprender como matemática o lengua en la escuela y con Maradona aprenden muchísimo”.

RECUERDO. Santiago y su hermano, con una remera que les firmó Diego.

Monasterio les arma una carpeta con la que les muestra los movimientos y luego usa los videos como complemento. “Son importantes para enseñarles la importancia de cada parte del cuerpo al momento de ejecutar una jugada”, resalta.

Maradona nació con la técnica, la picardía y la inteligencia incorporada, según Monasterio. “Hay jugadores que nacen y otros se hacen. A los primeros todo les resulta natural. Al resto les cuesta más, pero muchos logran perfeccionarse”, indicó el técnico nacional que fue coordinador de las divisiones inferiores de Argentinos del Norte durante muchos años y ahora encarará un proyecto personal para trabajar con los chicos.

Daniel Petrella, que está al frente de CEF 18, también sostiene que no es necesario haberlo visto jugar para conocer a Maradona. “Es una figura que está siempre presente dónde hay una pelota. Los chicos se interesan al escuchar las historias que les cuentan sus padres y después buscan videos para observar lo que hacía. Ahora es muy fácil encontrar partidos de otros tiempos. Los del Mundial 86 están al alcance de todos. También me cuentan que vieron partidos de Boca y de Napoli. Ellos también disfrutan de sus goles y de sus jugadas”.

Petrella viajó por muchos países del mundo con CEF 18 y asegura que cuando se enteran que es una delegación de Argentina en el acto los relacionan con Diego. “Nadie discute el talento de Messi, pero el campeón del mundo es Maradona y eso no se lo va a quitar nadie”.

Los recuerdos de Petrella con Maradona son muchos. “Me lo presentó el ‘Gringo’ Sperandío y cuando vino a Tucumán a jugar un amistoso a beneficio del Hospital de Niños, junto con Oscar Ceccotti dirigimos al equipo. Él se nos acercó para que nos sacaramos una foto. Era así. Sencillo. Cuando prometía algo cumplía. Nunca aparecía en los buenos momentos, pero cuando alguien lo necesitaba estaba siempre presente”.

Tristeza

“El día que murió, los chicos llegaron al entrenamiento muy tristes. Estaban mal. Ese día nos pusimos a hablar de Maradona y quedé sorprendido por todo lo que sabían de él. Son chicos nacidos entre 2012 y 2013. No lo vieron jugar, pero escucharon a sus padres o abuelos y aprendieron a quererlo y admirarlo”, indicó Álvaro Valladares, director de la Escuela Valladares.

Un ejemplo de los que es Maradona para los chicos lo brinda Santiago, hijo de Valladares. “Tiene 7 años y quiere ser como Maradona. Su abuelo (Horacio Muratore, expresidente de FIBA) le trajo de regalo de los Juegos Olímpicos de Beijing una remera con la firma de Diego. Es un recuerdo que guarda como un tesoro”.

Comentarios