Confusión en el límite con Santiago para entrar y salir - LA GACETA Tucumán

Confusión en el límite con Santiago para entrar y salir

La variedad de requisitos exigidos según la razón de ingreso y el origen del viajero causa incertidumbre en numerosos casos. Excepciones.

05 Dic 2020 Por Juan Martín de Chazal

El término “declaración jurada” es el más repetido por viajeros, policías y trabajadores sanitarios en el límite que separa a Tucumán de Santiago del Estero por la ruta 9. Ese documento, que debe ser descargado en la página del Comité Operativo de Emergencia (COE), es el requisito que las autoridades exigen a quienes desean ingresar a la provincia en todos los casos. De ahí, nace un abanico de papeles -prueba PCR con resultado negativo, reserva de hotel, formularios de actividades esenciales- que pueden ser solicitados según el motivo de entrada y la procedencia del viajero. Y, como las condiciones son cambiantes, la confusión es moneda corriente entre los accesos y las salidas.

PUESTO DE YUTU YACU. Las autoridades santiagueñas, que ya no exigen hisopado ni aislamiento, solicitan una declaración jurada para ingresar. LA GACETA / FOTOS DE ANALÍA JARAMILLO

Hasta hace dos semanas, los efectivos de Seguridad calculaban que entraban a la provincia unos 30 vehículos particulares por día a través del puesto Cabo Valentín Jiménez, ubicado en Leales. Ahora, dadas las flexibilizaciones, esa cifra ya se acerca a las dos centenas. Así lo informaron ayer a LA GACETA miembros del personal que realiza los controles en la ruta.

TRAS MESES. Javier Fernández aprovechó el libre tránsito con Santiago.

Pese a que el turismo interjurisdiccional ya está habilitado (Santiago del Estero comenzó a implementar ayer el convenio de libre circulación que ya pusieron en marcha Tucumán, Salta y Jujuy), los principales motivos de ingreso son por fuerza mayor. Según constató este diario en el lugar, los conductores justifican sus viajes más por atendimientos médicos, velorios y cuidados de enfermos que por travesías recreativas. En esos casos, el Gobierno solicita la autorización del COE, una declaración jurada de salud y el permiso de circulación nacional.

CAMIONES. La circulación del transporte de cargas es fluida en el límite.

¿Qué sucede si los interesados en entrar no poseen esos papeles? El vehículo debe tomar un desvío (antes de pasar el pasaje La Florida de sur a norte) y esperar en la banquina que los agentes sanitarios o policiales se comuniquen con el COE. “Tomamos los datos, sacamos fotos y elevamos un informe para que nos den directivas desde la terminal de la Capital. En caso de ser aprobado el acceso, el vehículo debe dirigirse allí”, explicó el policía Juan Díaz.

Ese fue el caso que le tocó vivir ayer a Carlos Alberto Llanos, que llegó a Tucumán desde Neuquén por una urgencia mayúscula. “Mi hermano está en coma desde hace 22 días porque tuvo un accidente. Con el permiso nacional pasé sin problema por todas las provincias”, contó y acreditó una prueba PCR con resultado negativo que se efectuó hace unas semanas. Tras las consultas de los revisores y una espera de 15 minutos en el desvío, el hombre ingresó.

TRIPLE CONTROL. Personal policial, sanitario y fitosanitario revisa autos

“Las disposiciones varían día a día. Los criterios son diferentes según las provincias con las que hay convenio”, aclaró Agustina Padilla, promotora de Salud que trabaja en el puesto desde hace varios meses. “A veces no hay nadie y otras veces se forman colas extensas. Vienen más vehículos. Por esta ruta llega gente de muchas partes”, acotó Luisa Rodríguez, agente sanitaria. Pese a la lluvia persistente, las labores se intensificaban conforme avanzaba el mediodía.

Por turismo todo varía

La situación de los foráneos que quieren hacer turismo en Tucumán está contemplada bajo otros criterios. A quienes llegan desde cualquier provincia del NOA ya no se les exige hisopado. En cambio, a los viajeros del resto del país se les solicita el test si no cuentan con una reserva de hotel previa. “Si vienen sin nada y el COE autoriza su ingreso, deben dirigirse a la terminal y hacerse cargo de su prueba PCR”, detallaron en conjunto los trabajadores del puesto.

Hasta hace unos días, todos los vehículos particulares que ingresaban a Tucumán debían dirigirse a la estación de ómnibus de la Capital para ser chequeados. Ahora sólo deben hacerlo aquellas personas que arriban sin toda la documentación requerida para su origen y razón de desplazamiento.

Existen numerosos casos de viajeros del NOA que pueden justificar su viaje por razones turísticas para tener libre acceso. “Mi esposa es tucumana y no la veo desde hace meses. Ahora puedo ingresar sólo con la declaración jurada; antes era imposible por el gasto del hisopado o el aislamiento. Además, el COE no respondía”, relató Javier Fernández, que llegó desde la capital santiagueña con una bebé. “Gracias a la flexibilización ahora podremos pasar el fin de semana”, añadió. Tras un breve control, siguió su viaje sin más rodeos.

Pese al inicio de la temporada turística, casi no hubo ingresos por esas razones hasta ayer al mediodía en el puesto de Yutu Yacu de la provincia gobernada por Gerardo Zamora. “Ya no se exige hisopado. Tomamos los datos y pedimos una declaración jurada. La mayoría viene de paso o por trabajo”, dijo el agente Daniel Alemir.

Sin restricción nocturna: el COE habilitó el ingreso en cualquier hora y por todos los puntos de acceso desde hoy

La resolución 141 del Comité Operativo de Emergencias, publicada ayer con la firma del ministro de Seguridad Claudio Maley, dejó sin efecto la norma del 27 de abril que restringía los horarios y los puntos de acceso a Tucumán. Desde hoy, los viajeros ya pueden acceder por la noche, pero siempre en cumplimiento de los requisitos de ingreso para cada caso. Roberto Palomo, vicepresidente de la Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), celebró la medida y contó que en los puestos límitrofes de Santiago del Estero ahora sólo les piden una declaración jurada. “Espero que siga el tránsito fluido”, dijo.

Comentarios