Análisis: El Bosque se iluminó con luz propia - LA GACETA Tucumán

Análisis: El Bosque se iluminó con luz propia

El nuevo aniversario de Central Norte se celebró con la inauguración de obras en el estadio

30 Nov 2020 Por Jose Ariel Ibañez
2

ORGULLOSOS. Darío Zamoratte con parte de la directiva que preside Martín Soria y algunos futbolistas del “Cuervo”. LA GACETA / FOTOS DE DIEGO ARÁOZ

Son tiempos difíciles. Llenos de obstáculos y desafíos. La pandemia frustró muchos sueños, pero no todos. Los dirigentes de Central Norte no se quedaron quietos cuando el mundo se detuvo. El club de barrio El Bosque cumplió 109 años de su fundación y lo celebró inaugurando obras cuya importancia se potencia por el contexto en el que fueron encaradas. La principal es la iluminación del estadio “Luis Hayward”. “Era un viejo sueño que pudimos hacer realidad con mucho esfuerzo”, reconocen los integrantes de la comisión directiva que preside Martín Soria. Pero el flamante sistema lumínico no es lo único que tienen para mostrar con orgullo y satisfacción. El gimnasio que estaba en la sede ubicada en Santa Fe y Juan José Paso fue reacondicionado con elementos de última generación. “Es impresionante lo que se hizo”, sostienen aquellos que frecuentan el club a la espera de que las flamante instalaciones puedan ser utilizadas pronto por los integrantes de los diferentes planteles y por los clubes que suelen recurrir al predio para concentrarse y prepararse antes de una competencia.

El paso es importante, pero aún queda camino por recorrer. El sistema lumínico se completó en un 70 por ciento. Con eso ya puede ser utilizado para programar diferentes actividades nocturnas. “Tenemos que completar el 30 por ciento del potencial ya que está todo armado para agregar lámparas. Ese será el trabajo a desarrollar en una segunda etapa”, explicaron los voceros del club consultados por LG Deportiva.

Central Norte es fútbol por naturaleza, más allá que sus instalaciones están preparadas para la práctica de otras disciplinas. El club ganó títulos en diferentes competencia provinciales, incluyendo los obtenidos en la Liga Tucumana en 1991 y 2001. También incursionó en competencias nacionales y fue cuna de grandes jugadores. De su semillero salió Juan José Meza, amigo y socio futbolístico de Diego Maradona en el seleccionado juvenil que fue campeón del mundo en 1979. También Gabriel Puentedura, un arquero de extensa trayectoria que pasó por Atlético, San Martín, River y numerosos equipos. La lista es extensa. Imposible olvidar el paso del arquero Héctor Pistone, quien había sido elegido por Juan Carlos Lorenzo para ser suplente de Hugo Gatti en Boca y a fines de los años 70 formó parte de una audaz apuesta deportiva que con refuerzos de jerarquía buscaba disputarle la supremacía a los grandes de la provincia.

“Si algo hay para destacar de los hinchas de Central Norte es el sentido de pertenencia que sienten por el club. Yo fui dirigente durante 18 años y todo lo aprendí en el club. Hoy soy un colaborador más. Sin el aporte de todos no se hubiese podido hacer realidad este sueño que comenzó hace 30 años”, destacó que Darío Zamoratte, actual presidente de la Liga, que apoyó el trabajo realizado.

Ahora apuntan a lo deportivo

El tema futbolístico ocupa un lugar importante en la agenda de los dirigentes. “Tenemos que reinventarnos porque queremos salir campeones cuando se pueda jugar”, sostienen.

Comentarios