Encuesta: ¿cómo incidió la pandemia en nuestra salud en general? - LA GACETA Tucumán

Encuesta: ¿cómo incidió la pandemia en nuestra salud en general?

Un relevamiento encargado por LA GACETA a Reale Dallatorre Consultores mostró que más de la mitad de los tucumanos disminuyó la cantidad de actividad física que practicaba habitualmente. Un 46% dijo haber sufrido estrés y angustia. También se registró aumento de peso.

26 Nov 2020 Por Lucía Lozano
3

UNA ACTIVIDAD POR RECUPERAR. Volver a salir a hacer caminatas se hará indispensable para recuperar la salud y la energía del cuerpo. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO (ARCHIVO)

Como un círculo vicioso. Así funcionó la cuarentena para muchos tucumanos: se alimentaron mal, hicieron menos actividad física, se estresaron y se angustiaron, no pudieron dormir bien y aumentaron de peso. Casi nueve meses después del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio el balance sobre cómo incidió la pandemia en la salud en general tiene varios pulgares hacia abajo. Nueve de cada 10 personas se vieron afectadas, según un Estudio de Opinión Pública realizado en nuestra provincia por Reale Dallatorre Consultores (RDT) para LA GACETA.

Sin posibilidades de ir a un gimnasio durante una buena parte de la cuarentena y con el miedo de salir de casa, una de las consecuencias directas de la pandemia fue el aumento del sedentarismo. El 54% de los tucumanos que participaron de la encuesta reconoce que disminuyó la actividad física que realiza. Esta situación se hace más patente entre hombres (57%) y en el segmento etario de 30 a 50 años (58%).

Ante la consulta sobre ¿cuáles fueron los efectos de la pandemia en tu salud en general? (respuestas múltiples), el 46% admitió que sufrió angustia y estrés. Los padecieron más las mujeres menores de entre 18 y 29 años. El aumento de peso es el tercer impacto de la cuarentena más mencionado por los encuestados. Cuatro de cada 10 tucumanos reconocen que sumaron kilos en la balanza. Además, el 22% presentó problemas en su alimentación.

El sondeo de Reale Dallatorre Consultores revela que el 36,6% de los encuestados sufrió insomnio, un trastorno que afectó especialmente a los más jóvenes. El 24,5%, además, reconoció que por la pandemia tuvo que postergar algún tratamiento o estudio médico.

Preocupación

El impacto de la cuarentena en la salud de la población en general es algo que viene preocupando desde hace unos meses a los médicos que se especializan en enfermedades crónicas no transmisibles. Precisamente porque el sedentarismo y el aumento de peso tienen una incidencia importante sobre los males cardiovasculares, la diabetes, la hipertensión y el cáncer.

El aislamiento prolongado por la pandemia generó angustia y ansiedad, sumado a que se redujo la disponibilidad de alimentos saludables para consumir y a que aumentó el sedentarismo. Todos estos factores no hicieron más que exacerbar el padecimiento de las personas que ya tenían una patología de base, como la obesidad, comentó Francisco D’Onofrio, médico especialista en nutrición. Según el profesional, que casi la mitad de las personas refieran que aumentaron de peso y que hicieron menos ejercicio en los últimos meses tendrá una repercusión en la salud general de los tucumanos, especialmente en quienes sufren patologías crónicas.

La responsable de la Dirección Estratégica de Programas para Prevención y Cuidados de Salud, Verónica Alí, prefiere pensar en positivo y ve como un gran avance que la mayoría de los tucumanos reconozca que disminuir la actividad física y aumentar de peso, además de sufrir estrés, le afecta su salud. “Eso significa que estamos tomando más conciencia sobre la necesidad de cuidar estos aspectos para mejorar nuestra calidad de vida y prevenir las enfermedades crónicas, cuyo tratamiento insume el 80% de los gastos que tiene el sistema de salud”, resaltó.

“Por otro lado, esta pandemia también vino a poner en agenda el tema de enfermedades no transmisibles porque precisamente entre los más afectados por el virus están quienes tienen patologías crónicas, como diabetes, hipertensión, males cardiovasculares y obesidad, entre otras”, resaltó.

Las cartas están tiradas sobre la mesa: “es fundamental prevenir las enfermedades crónicas y en eso las personas tienen una gran responsabilidad en casa, que pasa por la buena alimentación, la actividad física, los controles. Nosotros venimos desde hace tiempo trabajando en el tratamiento de estos males, pero debemos profundizar la prevención… yo creo que el impacto positivo en una mayor concientización de la gente lo veremos de acá a cinco años”.

La salud mental

Al psicólogo Adrián Eduardo Chirre no le sorprende que casi la mitad de los tucumanos consultados haya respondido que los efectos de la pandemia en su salud son la angustia y el estrés. De hecho contó que han recibido innumerables consultas en el Hospital Escuela de la Facultad de Psicología de la UNT, donde se han implementado diferentes servicios, programas y voluntariados gratuitos para acompañar a la población en esta situación especial que nos atraviesa a todos.

“La mayoría de las personas se ha visto afectada por la incertidumbre que nos rodea, la situación económica incierta y por la preocupación constante respecto a la salud, la vida y la muerte. Todo esto, sumado a las situaciones sociales de violencia e inseguridad que vivimos, sin lugar a dudas ha generado niveles altos de estrés que son necesarios vigilar y tener en cuenta para prevenir consecuencias en ña salud mental”, advierte el secretario de Extensión de la Facultad de Psicología de la UNT.

El especialista opina que en la mayoría de los casos no estaríamos ante cuadros patológicos. Pero que esta realidad sí puede agravar la situación de quienes ya tienen otra patología de base, como depresión por ejemplo. “Lo importante es pedir ayuda, principalmente para desarrollar mecanismos que nos permitan afrontar estas crisis”, señala.

Como consejo, advierte que debemos estar atentos a la sobreexigencia, ya que es una de las causas más importantes del estrés. También es bueno, para salir de la angustia, poner el foco en aquellos aspectos positivos que hayamos podido concretar este año, evaluar qué es lo que se aprendió en todo ese proceso.

“Los problemas, las pérdidas y las situaciones complejas que se vivieron a lo largo de este año especial, pueden adquirir un nuevo significado que sin duda nos transformará y nos hará más resilientes”, apunta.

¿Quiénes necesitarán apoyo psicológico? Chirre explica que la situación social y económica pueden generar síntomas de estrés, angustia tensión, e incertidumbre. “Esto es completamente normal y esperable. Sin embargo, cuando estos síntomas se comienzan a presentar de forma muy frecuente, duran largo tiempo o aparecen de forma desproporcionada ya podemos empezar a pensar en un problema vinculado a la salud mental”, aclara.

Es necesario estar atentos a esto: cambios anímicos frecuentes; permanecer tristes la mayoría de los días; tener pensamientos constantes e incómodos que no se pueden controlar; padecer dolores, fatiga, brotes o alergias persistentes sin causa aparente; sufrir miedo intenso sin explicación alguna o dificultades para conciliar o para mantener el sueño en las noches; comer por ansiedad o pelear con la comida para bajar de peso; tener irritabilidad o agresividad frecuentes, ideas de suicidio y problemas de concentración o de la memoria.

Ficha técnica

El relevamiento de Reale Dallatorre Consultores fue realizado entre el 31 de octubre al 3 de noviembre en 800 casos en todo el territorio tucumano, con un margen de confianza del 95% y un error muestral del 3,8%. Se trata de una muestra aleatoria, polietápica, estratificada por región y proporcional al peso poblacional. La selección del entrevistado se realizó de acuerdo a cuotas (anidadas) de sexo y edad, siguiendo parámetros censales. Los datos se recogieron digitalmente (70% en Facebook y 30% en Instagram).

Dónde pedir ayuda

Estos son los servicios del Hospital Escuela de la Facultad de Psicología de la UNT

- Programa de atención psicológica para personas en situación de aislamiento y problemáticas vinculadas con la Pandemia.
- Programa “Cuidando a los que cuidan”, destinado al personal de la salud de la provincia.
- Servicio de Atención a Víctimas de Violencia familiar.
- Servicio de Asistencia Psicológica a Adolescentes.
- Servicio de Asistencia Psicológica a Niños y Adultos.
-  Programa “Calma en este momento”: brinda una primera
contención y orientación en salud a la población en general ante los efectos producidos por la pandemia.
- Psicoescucha, destinado a estudiantes de la carrera de Psicología y Acompañamiento Terapéutico.
.  Psicoescucha EPAM, destinado a los alumnos del Programa Educación Permanente de Adultos Mayores de la UNT.
- Para recibir atención comunicarse al 0381153003220 o por mail a:[email protected] 

Comentarios