“Esperé 47 años para vivir este momento único en persona” - LA GACETA Tucumán

“Esperé 47 años para vivir este momento único en persona”

Fabián Neiman, miembro del equipo que irá hasta Río Negro a ver el eclipse, contó sus expectativas.

22 Nov 2020
1

ECLIPSE SOLAR. El acontecimiento se dará el mediodía del 14 de diciembre.

Falta cada vez menos para uno de los acontecimientos más atrapantes que existen: un eclipse solar total. El fenómeno astronómico tendrá lugar el 14 del próximo mes, a partir de las 13, y tendrá la particularidad de que Argentina, más precisamente Río Negro, es el mejor punto del mundo para observarlo.

Es por eso que el Observatorio Astronómico de Ampimpa (OAA) se prepara desde hace meses para ir hasta allá y disfrutar de la privilegiada vista. “En enero estuvimos con el ingeniero Alberto Mansilla (director del OAA) en la Patagonia explorando y decidiendo el lugar de la centralidad del eclipse”, contó Fabián Neiman, ingeniero en Sistemas que forma parte del equipo del observatorio que viajará hasta Río Negro en pocos días.

En ese recorrido, cerca de Los Menucos, Mansilla desplegó sus instrumentos de astronomía y, mapa mediante, propuso el lugar al que irán todos los expedicionarios para ver el eclipse, sitio que no fue revelado con exactitud para evitar aglomeraciones. Repitieron el procedimiento días más tarde en el mismo mes para planificar la logística de la expedición.

“Una expedición de eclipse se arma dos años antes. El hecho de que hayamos ido en enero, casi un año antes, no nos señala como gente que se anticipa demasiado, pero sí como un equipo que hace lo que hay que hacer: que es ir con antelación para usar la predictibilidad que nos da la naturaleza en nuestro favor”, dijo Neiman, que se encarga de las relaciones internacionales del observatorio, y uno de los profesionales invitados a formar parte del equipo que viajará hasta General Roca.

Él vio el nacimiento del observatorio desde que era un niño. Tenía alrededor de 10 años cuando veía a su padre, Carlos Neiman, trabajando en la génesis del actual OAA. “Crecí viendo telescopios, escuchando astrónomos, y siempre me apasionó el tema”, contó en comunicación telefónica con LA GACETA.

Hoy, más de 30 años después de una infancia y adolescencia rodeada de científicos, viajará para presenciar un eclipse solar total por primera vez en su vida, algo que le genera emociones indescriptibles dentro suyo. A ese conjunto de sentimiento se suma un condimento especial: hará el viaje con su padre, a quien admira desde su infancia.

“Así es que esta persona que ha sido un niño en Ampimpa, hoy como ingeniero y ya adulto, está invitada a ser parte del equipo del observatorio y vivir esta experiencia única. Siento algo muy grande, son muchas emociones juntas, esperé 47 años para vivir este momento único”, expresó.

La ansiedad le gana y Neiman no deja de pensar cómo vivirá el momento más esperado de su vida. ¿Mirará el fenómeno por un telescopio? ¿Se apartará y observará hacia su alrededor? El ingeniero ya lo tiene decidido: “quiero estar muy atento a todo, seguramente no mire por el telescopio en ese momento porque quiero estar atento a los 360 grados. Cómo es eso de que sea de noche al mediodía, que pasará con las aves, si se callan o no, quiero ver todo el entorno, las auroras que dicen que se ven en dos lugares opuestos al horizonte, que se ve como si estuviera amaneciendo. Será una emoción muy grande, junto con todos los expedicionarios, con el ingeniero Mansilla, que fue al primero que escuché hablar de astronomía, y junto con mi padre especialmente”.

Aún hay lugar

Serán seis las personas del OAA que irán a Río Negro, encabezados por el director. Entre los otros participantes, además de Neiman (padre e hijo), se destaca la presencia de Carlos Di Nallo, un reconocido astrofotógrafo de Buenos Aires. “Aún no lo conozco personalmente, pero compartimos chats grupales y es una persona súper interesante. Va a ser un placer compartir cuatro días en la Patagonia con él, escuchar sus conferencias, aprender, ver cómo lleva adelante su técnica”, se ilusionó.

Los expertos, sin embargo, no son los únicos que visitarán el sur del país para ver el fenómeno de los astros, sino que también podrán asistir a la travesía todos los interesados en presenciar el eclipse. “Es una expedición abierta para todo público. Estaban cerrados los cupos y en un acto de generosidad el ingeniero Mansilla los reabrió unos días más, así que cualquiera que quiera sumarse debe ponerse en contacto y consultar a la página del observatorio astrotuc.com.ar”.

La expedición tiene un costo de U$S 1.500 por persona, aunque el precio es negociable para quienes se inscriban junto con otras personas.

Comentarios