A poner la alarma de nuevo: juegan Los Pumas ante All Blacks - LA GACETA Tucumán

A poner la alarma de nuevo: juegan Los Pumas ante All Blacks

El equipo argentino debutará mañana a la madrugada, nada menos que ante el seleccionado de Nueva Zelanda.

13 Nov 2020
1

INAMOVIBLE. “Nico” Sánchez sabe bien lo que es medirse con los All Blacks. uar

Con la ausencia y el paso del tiempo, viene la nostalgia. Por eso, difícilmente alguna vez se haya extrañado a Los Pumas más que ahora: más de 400 días pasaron desde su última entrada oficial a una cancha (vs. EE.UU., por la fase de grupos del Mundial de Japón), un lapso que resulta inconcebible en esta era moderna y profesional, que nos acostumbró a verlos una media de 12 veces al año entre Rugby Championship y ventanas (eso sin contar el Súper Rugby, donde eran casi los mismos con otra camiseta). Los amistosos de los últimos dos fines de semana permitieron calmar la ansiedad e ir calentando el ambiente para la reaparición del seleccionado, que se producirá a las 3.10 de mañana, en Sidney, frente a los All Blacks. Será el final de una larga espera, potenciada por la falta de rugby a nivel local, y a la vez el inicio de un mes en el que Los Pumas se medirán dos veces contra Nueva Zelanda y dos contra Australia, anfitrión de una edición singular del Championship, no sólo por ser la primera que se disputa en una única sede sino también por no contar con Sudáfrica, el campeón defensor, que decidió no participar alegando condiciones insuficientes para prepararse.

Argentina bien podría haber esgrimido el mismo argumento, ya que llega con una clarísima desventaja de rodaje competitivo con respecto a neozelandeses y australianos, pero tiene mucho menos que perder que Sudáfrica, para nada interesada en rifar su buena imagen tras el título mundial en Japón en una competencia desigual, menos después de que Nueva Zelanda y Australia “se cortaran solos” en el armado de un Súper Rugby 2021 de transición que no tendría lugar para franquicias distantes como las sudafricanas y Jaguares. Una pequeña devolución de gentilezas por parte de Sudáfrica. Argentina no puede darse ese lujo, ni desde lo deportivo ni desde lo económico, por lo que ya el sólo hecho de que el Championship haya subsistido al dominó de cancelaciones por la pandemia es un motivo de celebración en sí mismo.

De todos modos, es necesario entender que no se puede -no se debe- medir la actuación de Los Pumas en este Championship con la misma vara de siempre, porque las condiciones son todavía más desventajosas de lo habitual: ya no se trata sólo de la brecha rugbística que todavía la separa de las otras tres potencias del Hemisferio Sur (más allá de que se haya acortado gracias a esta asiduidad de enfrentamientos), sino también la de ritmo competitivo. Gracias a una ejemplar gestión de la pandemia, Nueva Zelanda y Australia pudieron desarrollar sus propias competencias internas con un gran nivel de juego y de audiencia. A eso se le suma que los All Blacks y los Wallabies vienen de jugar cuatro partidos de alto nivel entre ellos (los dos últimos correspondieron al Rugby Championship, con una victoria por lado), mientras que Los Pumas jugaron apenas dos amistosos contra un combinado de jugadores australianos, y sólo en el último de ellos contaron con todo el plantel.

De todos modos, esto no significa que esté todo perdido de antemano. Si bien es un plantel con muchas caras nuevas (hay que recordar que este es también el inicio del camino hacia el Mundial de Francia 2023), el entrenador Mario Ledesma plantará un equipo con muchas figuras acostumbradas a jugarle a los “hombres de negro”, como Nicolás Sánchez, Matías Orlando y Juan José Imhoff, al que todos esperaban ver de vuelta desde hace cinco años.


Las formaciones

Argentina: Nahuel Tetaz Chaparro, Julián Montoya y Francisco Gómez Kodela; Guido Petti y Matías Alemanno; Pablo Matera (c), Marcos Kremer y Rodrigo Bruni; Tomás Cubelli y Nicolás Sánchez; Juan Imhoff, Santiago Chocobares, Matías Orlando y Bautista Delguy; Santiago Carreras. Entrenador: Mario Ledesma.
All Blacks: Moody, Coles y Lomas; Tuipulotu y Whitelock; Frizell, Cane (c) y Savea; Smith y Mo’unga; Clarke, Goodhue, Lienert-Brown y J Barrett; B Barrett. Entrenador: Ian Foster.

Árbitro: Angus Gardner (Australia).

Estadio: Bankwest Stadium (Sidney). 

Por TV: ESPN 2.

Comentarios