Logro estudiantil: un tucumano recibió una beca entre 3.000 postulantes - LA GACETA Tucumán

Logro estudiantil: un tucumano recibió una beca entre 3.000 postulantes

Franco Dilascio, de la Universidad San Pablo-T, fue seleccionado por la Fundación Botín entre miles de estudiantes de 21 países.

13 Nov 2020
1

ANTES DE VIAJAR. Franco Dilascio, en el aeropuerto.

Un estudiante de medicina tucumano fue seleccionado entre más de 3.000 candidatos para recibir la beca de una fundación española. De todos los aspirantes sólo 20 fueron elegidos por la Fundación Botín (de España), en el marco de la XI Edición del Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina.

Franco Dilascio, el tucumano seleccionado, estudia medicina en la Universidad San Pablo-T y comenzó el proceso de selección en marzo, del que participaron miles de estudiantes de 21 países.

Mi expectativa en primer lugar es formarme para ser un agente de cambio capaz de dar respuesta a los problemas que hoy nos interpelan y, en segundo lugar, me entusiasma la idea de rodearme de jóvenes de toda la región que tienen mis mismas ganas de cambiar el mundo, sabiendo que el conjunto es mucho más que lo individual”, dijo Franco, ansioso por comenzar.

El joven tuvo que atravesar por diferentes formularios conformados por preguntas trascendentales y personales, grabar un video, conseguir documentos firmados por autoridades universitarias en medio de una pandemia, escribir sobre sus aprendizajes de esta situación, proponerse un reto y documentar su esfuerzo por alcanzarlo.

Además de eso, Franco debió prepararse para dar una entrevista profesional y así ser elegido para viajar a Europa, donde se quedará hasta fines de diciembre. Una vez que finalice, volverá a la provincia para continuar con sus estudios universitarios.

Red de trabajo

La beca de la Fundación Botín que alcanzó el tucumano tiene como objetivo formar servidores públicos con un alto compromiso, liderazgo y vocación de servicio. Además, todos los participantes forman parte de una Red de servidores de la fundación con la idea de que sean capaces de trabajar juntos por el desarrollo de América Latina.

El joven sabe que participar de este proyecto le dará herramientas para aprender a ser cada vez mejor en lo suyo, aunque no es eso lo único que lo ilusiona respecto a cómo contribuirá esto en su experiencia profesional: “en lo personal me dará amigos para trabajar juntos en la persecución del bien común y el interés general de toda Latam entendiendo la importancia de poner el talento que cada uno tenga al servicio de la comunidad”.

La confianza que la fundación depositó en los 20 ganadores es otro de los aspectos que Franco destacó, al valorar que se apueste por jóvenes latinoamericanos que sueñan con construir un futuro mejor para la región.

Cupo menor

“Este año redujeron el cupo de participantes para que podamos cumplir con todas las exigencias sanitarias y han elaborado exigentes protocolos que harán de esta experiencia algo extraordinario para todos”, agregó el estudiante, que agradeció el apoyo recibido por parte de la universidad en general, y de la facultad de Salud Pública en particular. “Me permitieron entender la salud como motor de desarrollo y ese es un poco el mensaje que quiero llevarle a la Red, que es imposible pensar un continente dejando de lado la salud”, sostuvo, palabras que acrecientan su valor si se tiene en cuenta la situación de salud que se vive a nivel mundial en la actualidad.

La Universidad San Pablo-T cuenta actualmente con un área encargada de acompañar a los estudiantes en sus postulaciones para poder ser seleccionados en distintos programas que se les presenten a lo largo de sus estudios universitarios, informó Macarena Sabio, coordinadora de la oficina de Relaciones Internacionales.

Comentarios