Reconstruirán el legajo de víctimas de la dictadura - LA GACETA Tucumán

Reconstruirán el legajo de víctimas de la dictadura

La UNT aprobó ayer la medida en sesión.

11 Nov 2020
1

HISTÓRICA. La sesión virtual estuvo colmada de invitados de todo el país.

La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) dio un paso adelante para resarcir la memoria de las víctimas del terrorismo de Estado, secuestradas y asesinadas durante la dictadura (1976-1983): se recuperarán y reconstruirán los legajos de estudiantes, docentes, no docentes y de todo el personal universitario que haya sido víctima.

El Consejo Superior aprobó ayer por la tarde, por unanimidad, la resolución del rector José García sobre el proyecto Reparación Histórica de legajos de Desaparecidos y Asesinados estudiantes, docentes y no docentes durante la última dictadura militar. La propuesta había sido presentada por la organización social Hijos y permitirá reconstruir información de al menos 130 víctimas de la dictadura.

De la sesión virtual participaron como invitados Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación y nieto restituido por la campaña de Abuelas de Plaza de Mayo; Carolina Frangoulis, referente de Hijos Tucumán; Juan Pablo Lichtmajer, ministro de Educación provincial y Érica Brunotto, secretaria de Derechos Humanos provincial.

“Este proyecto tiene una trascendencia fundamental para poder recordar a los miembros de la comunidad universitaria”, destacó el rector. José Hugo Saab, secretario General de la UNT, también apoyó la iniciativa: “para quienes venimos de la militancia por la recuperación de la democracia, este es un paso más en la búsqueda de memoria, verdad y justicia”, expresó, citando las consignas que sintetizan la militancia de organizaciones de derechos humanos: Memoria, Verdad y Justicia. “La iniciativa expresa consignar los verdaderos motivos por los cuales debieron interrumpir sus trayectorias laborales o de estudio: fueron víctimas del terror implantado en nuestra universidad por el Estado genocida”, planteó Frangoulis.

Comentarios