“Se necesita una reforma integral del transporte” - LA GACETA Tucumán

“Se necesita una reforma integral del transporte”

Una fundación apunta que los fondos de la Legislatura podrían cubrir los subsidios para el transporte público tucumano.

03 Nov 2020 Por Martín Dzienczarski
1

Colectivos en Tucumán ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

Replantear el sistema de transporte público en la provincia por completo. Esa es la conclusión a la que arribó la fundación Federalismo y Libertad, de acuerdo al Informe de Coyuntura “Crisis de Transporte, La Inmovilidad, rasgos de una sociedad atrasada”. “La actividad de transporte público está totalmente intervenida y regulada por los distintos niveles del Estado. La responsabilidad es compartida por los gobiernos nacional, provincial y municipal, con un único perjudicado: los ciudadanos”, reza el reporte, producido por Nahuel Ríos, Clemente Babot y Gustavo Walberg. “Los grandes sistemas de transporte público en el mundo se miden por su eficiencia, impacto social, innovación, atractivo comercial e infraestructura. Estas características son virtualmente inexistentes en el sistema tucumano”.

En el reporte se cuestionó duramente el impacto impositivo. “Las empresas reciben subsidios por parte de la Nación y de la Provincia. Podríamos buscar un sentido al subsidio con la idea de mantener un precio bajo por cada viaje, considerando que la provincia tienen condiciones socioeconómicas muy desfavorables. Esto es algo contradictorio, ya que mientras los distintos niveles de gobierno cobran impuestos sobre cada viaje y transferencia luego deben darles un subsidio a las empresas. Una empresa de transporte debe afrontar IVA, impuesto a las ganancias, impuesto a los débitos y créditos, Ingresos Brutos, TEM, vía publica. El sistema de tarjeta ciudadana cobra un 9% de lo recaudado. Es una clara evidencia de la falta de lógica por parte del gobierno, que necesita regular innecesariamente una actividad que podría ser rentable, pero al no dejarla funcionar debe luego subsidiarla. Y si no recibe los subsidios, se corta el servicio”, consideraron.

“Si al Estado provincial le apremiara solucionar su dependencia del estado nacional, podría usar los fondos de la política y devolverle la movilidad a la sociedad de Tucumán. Podría re direccionar determinadas partidas y así darle algo de tranquilidad a la sociedad. Con sólo el 26% del gasto de la Legislatura se podría cubrir la totalidad del subsidio anual nacional del transporte. Un sistema de transporte evidencia cuán avanzada e innovadora es una ciudad. En Tucumán, la sociedad escapa al transporte publico ya que implica casi siempre una gran perdida de tiempo para cortas distancias”, consideraron.

Comentarios