Por falta de mantenimiento del puente ferroviario, el tren ya no llega a la estación Mitre

Fue hace un año que las tormentas socavaron dos pilares del puente sobre el río Salí. El último andén hoy está en La Banda, Santiago del Estero.

26 Oct 2020 Por Magena Valentié

Pasó desapercibido por la pandemia, que dejó siete meses sin transportes de larga distancia a todo un país. Pero ahora caemos en la cuenta: hace ya casi un año que el tren del ferrocarril Mitre ya no entra a San Miguel de Tucumán. Dejó de hacerlo en noviembre del año pasado, cuando la empresa que daba el servicio decidió que por prevención no podía pasar por el puente ubicado sobre el río Salí, averiado en dos pilares a causa de las últimas tormentas y la falta de mantenimiento. Desde entonces sólo llega hasta la ciudad santiagueña de La Banda.

El Ferrocarril que llevaba hasta la estación de Retiro, Buenos Aires, a tantos tucumanos, salteños y jujeños, que llegaban a esta ciudad para partir desde aquí, no entra más a la capital. Por lo menos hasta que reparen el puente.

GRIETAS. Los pilares muestran deterioro por el paso del tiempo.

Según el agrimensor Pedro Katz, ex Jefe de la División Seguridad Vial de Vialidad Provincial y apasionado de la infraestructura ferroviaria, “personal de la propia empresa que administra el servicio me dijo que el puente no necesita una reparación total, sino que se le haga mantenimiento en dos de las pilas que soporta el recorrido porque sufrieron la erosión del agua por los remolinos de la corriente del río. Esto es reparable con cierta facilidad. Pero me dijeron que si las autoridades no demostraban interés en repararlo no se iba a poder rehabilitar el servicio”, contó apesadumbrado.

CORRENTADA. Al estar dentro del río la estructura del puente necesita monitoreo permanente.

“Es una lástima. Si nadie hace la gestión para que se repare este puente van a quedar mucha familias sin poder transportar sus enseres, cocinas, heladeras, camas y demás a Buenos Aires porque es más barato que otro medio de transporte. Es un servicio muy importante en especial para las personas de bajos recursos”, lamenta.

El agrimensor Katz hizo en octubre pasado el último viaje desde la plaza Alberdi. Luego volvió a viajar pero debió hacerlo desde una estación de carga de Cevil Pozo, ubicada en una zona rural, a 8 km de la ciudad de Banda del Río Salí, cercana a donde está Scania. Pero no es un lugar apto para el ascenso y descenso de pasajeros, no tiene andenes.

PAISAJE. Durante décadas el tren cruzó este río para dejar pasajeros en la principal ciudad del NOA.

El directivo de Ferrocarriles Argentinos confió a Katz que si observaba algún interés por parte de las autoridades de la Provincia en reparar el puente hasta podrían incluir a Tucumán en el plan de mejoras que están realizando en otros lugares como Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Chaco.

“Con la crisis de transporte público de pasajeros que se vive en la Argentina, el tren podría ser una solución para mucha gente”, reflexiona.

PILARES AFECTADOS. Las tormentas de los últimos años fueron deteriorando las bases del puente.

Ayer, Juan Esteban Campo se preguntaba en la sección Cartas de Lectores si “después de más de 100 años ¿estamos dispuestos a perder este servicio ferroviario de pasajeros, la estación del Mitre y todo su predio?”.

CRUCE DEL RÍO SALÍ. El puente necesita urgente mantenimiento.

IMPONENTE OBRA. El ferrocarril es de trocha ancha y llegaba desde Retiro hasta frente a la plaza Alberdi..

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios