Denunciaron a un adolescente por abuso de un niño

El médico de Policía informó que no habría signos de un ataque sexual y el acusado, que es inimputable, fue presentado por su padre.

24 Oct 2020
1

RECLAMO PACIFICO. La familia del nene protestó frente a la comisaría. LA GACETA / FOTO DE JOSé NUNo

“¡Con los niños no! Tres años tiene mi sobrino y este malparido le arruinó la vida para siempre”, enfatizó Maira S., la joven que tomó la palabra en nombre del grupo de 40 personas que protestaba quemando neumáticos en la plaza Wenceslao Posse, frente a la comisaría de Delfín Gallo. El supuesto caso de abuso sexual alteró la paz en esa localidad del este de la provincia. La Justicia investiga el hecho, ya que hasta el momento no se confirmó que haya sufrido el ataque.

“Estamos haciendo las cosas bien. A pesar del horror que vivimos como familia, nos estamos manifestando pacíficamente y confiando en la Justicia, pero hasta aquí nos está fallando porque no nos dan garantías de que el violador quedará preso”, lamentó la joven, que si bien no quiso entrar en comparaciones, recordó con espanto el crimen de la pequeña Rocío Abigail Riquel, cometido por un pederasta hace seis días.

El caso

El hecho sucedió el jueves a las 15 y la denuncia sacudió a los habitantes de Delfín Gallo. El pequeño estaba en casa de sus vecinos, de allí su madre lo vio salir llorando y ensangrentado. Según la acusación, un adolescente de 15 años abusó sexualmente de la criatura.

A las 16 el niño ingresó en el CAPS del pueblo, de allí lo mandaron al hospital de Niños para que fuera asistido. “Allí lo atendieron en curaciones, el doctor incluso nos pidió que sacáramos turno para hacer una placa y así descartar que tuviera otras lesiones internas”, contó Marta S.

El pequeño fue revisado por el médico de Policía, quien informó que no le habría detectado signos de que haya sufrido un abuso. Los especialistas deberán determinar si el niño puede ser entrevistado por profesionales a través de la Cámara Gessel.

Otro problema

A la urgencia se le sumaron otros problemas: el paro de colectivos -ya son 18 días ininterrumpidos sin servicio de transporte público en la provincia- y la falta de recursos. “Recién a las 20 mi prima pudo conseguir que una persona la fuera a buscar para traerla. A esa hora nos enteramos de todo lo que había ocurrido. Vinimos a la comisaría y pusimos la denuncia”, explicó Marta S.

“No sé qué pasó después pero en el hospital no registraron el ingreso de mi sobrino. Me parece gravísimo porque es algo que seguramente necesitaremos. Tenemos las pruebas, de todas formas, de que lo atendieron allí”, protestó la mujer que también denunció que el supuesto autor lo habría amenazado con matarlo si llegaba a contar lo ue había sucedido.

La mamá del pequeño fue decidida a la plaza para contarle a LA GACETA su versión de los hechos; sin embargo el dolor la venció. “Lo vi saliendo de esa casa con las piernas ensangrentadas, casi se desangra”, llegó a decir antes de transfigurarse y que sus familiares la apartaran. La joven no podía continuar. Sus allegados aclararon que el acusado es un vecino de toda la vida, y que no saben por qué habría cometido el ataque. Hasta el cierre de esta edición, en la Justicia esperaban tomarle declaración a la mujer.

“Nos parece que hay algo raro, que están diciendo mentiras para defenderlo. Lo quieren encubrir. Supuestamente ahora lo llevaron al Instituto Roca, pero tenemos que averiguar qué determina la fiscalía”, señaló Manuel Barboza, un tío de la mujer

El sospechoso fue presentado por su padre ante las autoridades. Por su edad, nunca afrontará cargos si se confirmara que cometió ese delito. Por otra parte, el Ministerio Público Fiscal ofició para que intervenga de manera urgente la Dirección de Niñez y Adolescencia (Dinaif) para contener a la familia de la víctima y realice un abordaje sobre el acusado y su entorno.

Fuentes policiales indicaron que el jueves, un grupo de personas se presentó ante la casa del acusado e inició una protesta. Efectivos de Infantería de la Unidad Regional Este acudieron para evitar que hubiera disturbios durante el reclamo.

Durante toda la jornada realizaron operativos especiales para garantizar que no se generen incidentes en dos protestas que se habían generado por la denuncia.

Vecinos y familiares del pequeño se presentaron en la casa del acusado para reclamarle lo que había hecho. Al enterarse de que no estaba en el lugar, se dirigieron hacia la comisaría, donde estuvieron durante varias horas.

“Por la tarde, representantes de la unidas fiscal interviniente se comunicaron por vía telefónica con la madre del niño y tras ese diálogo y una actitud mediadora de los efectivos, se logró descomprimir la protesta. Aun así, se asignó una consigna preventiva, pero está todo tranquilo” señaló el comisario Mauricio Álvarez. (Producción periodística: Santiago Re)

Temas

Abuso sexual
Comentarios