El Torneo Regional vuelve con su spíritu amateur

Atlético Concepción confirmó que participará de la competencia y Sportivo decidirá en los próximos días.

DOBLE TAREA. Damián Valdez, entrenador de los “bandeños”, es camillero. DOBLE TAREA. Damián Valdez, entrenador de los “bandeños”, es camillero.

Ansiedad, alegría, cautela, certezas... La vuelta de las diferentes competencias oficiales de fútbol generan todo tipo de sensaciones. En Banda del Río Salí todo es certeza. Los dirigentes ya enviaron la nota al Consejo Federal confirmando que van a participar cuando se reanude el Regional Amateur en noviembre. La situación sanitaria obliga a los dirigentes de Sportivo Guzmán a manejarse con cautela y tomarse todo el tiempo posible antes de decidir si es conveniente o no seguir en la competencia debido al momento que atraviesan la provincia y buena parte del país. La ansiedad crece entre los hinchas. La alegría se apodera de los jugadores. Como siempre, habrá obstáculos, pero la pelota está lista para volver a rodar.

Las diferentes actividades comenzaron a activarse tras un largo receso provocado por la pandemia y los clubes que forman parte del Torneo Regional Amateur no se quieren quedar afuera. Por eso enviaron una nota al Consejo Federal solicitando precisiones sobre el futuro de la competencia, que en un primer momento no iba a jugarse hasta el próximo año, pero finalmente se decidió sumarla al calendario oficial y el 29 de noviembre es la fecha probable para el inicio. El 27 de octubre es la fecha tope para que los clubes confirmen su participación. La decisión es optativa y no habrá sanciones para los que informen en tiempo y forma que no jugarán.

Una vez establecido el número de equipos que decidan jugar, se determinará el formato de campeonato y como se definirán los ascensos al Torneo Argentino A. “Más allá del amateurismo que reza el título del torneo, jugadores, técnicos, utileros, cancheros, personal de maestranza y administrativos tienen a los clubes como su fuente de ingresos”, destacan los dirigentes.

Los dos clubes tucumanos que estaban en competencia quieren jugar. Atlético Concepción ya envió la nota solicitada. Sportivo Guzmán espera una respuesta al pedido que elevarán en las próximas horas al COE para tener precisiones sobre los protocolos que se implementarán antes de tomar una decisión.

“Tenemos hambre de fútbol, pero no queremos tomar decisiones apresuradas”, explicó Mirta Gutiérrez, presidenta de Sportivo. Los dirigentes “julianos” quieren conocer los protocolos que deben cumplirse y a partir de esa respuesta tomarán la decisión. “Estamos atravesando una situación sanitaria muy compleja. Nosotros tenemos cerrado el club y no sabemos si podemos abrirlo. También hay que ver que pasará con los viajes. Queremos saber si se puede salir y volver sin problemas. Además, hay que tener en cuenta los testeos. El Gobierno está haciendo un esfuerzo muy grande para cubrir las necesidades de la provincia y hay que ver si tiene disponibilidades. Nuestra realidad es diferente a la de los equipos que compiten a nivel profesional”, explicó.

Si bien la cuestión económica es un obstáculo importante, Gutiérrez aclara que es un tema secundario. “Estamos acostumbrados a administrar las crisis. Hace años que faltan los recursos y el dinero, pero siempre hay un dirigente dispuesto a poner la tarjeta de crédito para ayudar. Hoy lo único que nos preocupa es la salud. Cuando se paró el torneo no teníamos ningún caso en la provincia. Hoy estamos arriba de los 40.000 contagios. En aquel momento se apuraron en suspenderlo y tal vez no sea este el mejor para volver a jugar”, agregó.

En Banda del Río Salí no tienen dudas. Ya confirmaron que van a jugar y el presidente Daniel Bustos ultima los detalles para el regreso de los entrenamientos que, en principio, está programado para la próxima semana. “El plantel está prácticamente completo. El único que regresó a Chaco es Alderetes. Nosotros queremos ganar el ascenso porque así nos obliga la historia del club”, le dijo el dirigente a LG Deportiva.

También fue ratificado el cuerpo técnico encabezado por Damián Valdez y que se completa con Javier Núñez (preparador físico), Luciano Carajabal (ayudante de campo) y Carlos Tulas (kinesiólogo). “Estamos listos para comenzar y vamos a tomar todas las medidas necesarias para cuidarnos entre todos”, señaló el entrenador de los “Leones”.

Una situación similar vive Sportivo. Todos los futbolistas que arrancaron la competencia están disponibles. “Estamos esperando novedades para planificar la preparación”, explicó Walter Concha, entrenador del equipo de Villa 9 de Julio. Los futbolistas, aunque muchos tuvieron que trabajar para salir adelante durante la pandemia, no dejaron de entrenarse. “Me levanto a las 7.30 de lunes a sábados. Tomo unos mates y salgo a trabajar hasta las 13. Vuelvo a casa para almorzar y a las 14 arranco de nuevo hasta las 18. Mi preparación empieza a las 20 con la rutina que nos envía el profesor Walter Rodríguez. También me ayuda mi hermana Cynthia, que tiene un gimnasio en Las Talitas ”, explicó Sebastián Luna, volante de Sportivo, que arma y coloca puertas.

Cuando el torneo se suspendió, 98 equipos estaban compitiendo. Hasta el momento sólo 11 equipos, entre ellos Atlético Concepción, decidieron jugar. El resto debe responder hasta el 27. El fútbol vuelve con todo... y para todos.

Comentarios