Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

12 Oct 2020

VIVIENDAS

Por este medio quiero felicitar al periodista Juan Martín de Chazal por su esclarecedora nota sobre la construcción de las casas entregadas por el Ipvdu en Lomas de Tafí. Cumplió ampliamente la misión del periodismo de investigación, que es la de hacer visible lo que está en la oscuridad o quiere ocultarse. Usó para ello pruebas contundentes que tornan inútiles las opiniones o posturas ideológicas, mostrando que lo que es, es. O como dice la frase apropiada por Perón: “la única verdad es la realidad”.

Marcos Enrique Mirande

[email protected]

LA OPINIÓN PÚBLICA

Sabemos que en una sociedad moderna y democrática, conformada como una república, con un ordenamiento jurídico del Estado repartido y equilibrado entre los tres poderes -Ejecutivo, Legislativo y Judicial- hay un espacio de poder no constituido, capaz sin embargo de ejercer el papel de contralor sobre la marcha de las instituciones: la opinión pública. Esta tiene gran importancia e influencia en el desarrollo de los hechos sociales y políticos; es un modo de participación de la ciudadanía que no puede ser dejada de lado por los gobernantes. Sin embargo, en nuestra destartalada provincia, esta no es oída, o no se la quiere interpretar. La provincia parece ser un feudo conducido por caudillos que sólo valoran sus propios intereses. Decimos que el pueblo habla a través de sus representantes, que son sus delegados; pero ¿la situación institucional de Tucumán es la que el pueblo quiere? ¿Los gravísimos escándalos que manchan sus instituciones son lo que anhela? ¿El hecho de haber sido votados por la mayoría justifican los manejos y acciones que estamos viendo? ¿Se escucha la voz de la opinión pública? El caso que involucra a dos altos funcionarios del Poder Judicial pone de manifiesto las falencias de los tres poderes del Estado para resolver, basados en normas de sentido común, derecho de gentes, apropiada aplicación de las leyes, honestidad, imparcialidad y justicia, la situación planteada. El oficialismo con las manos atadas por sus propios intereses y su obsesión de retener y aumentar su poder, sale de inmediato a tomar partido defendiendo a capa y espada a una de las partes en conflicto. Esto dice mucho. Los hechos que se conocen por la prensa hablan por sí mismos... y dicen mucho. La opinión pública espera responsabilidad política de los protagonistas, es decir que obren lo necesario para mantener su dignidad y asegurar una gestión honrosa y beneficiosa para la comunidad, y, en este caso, observa la conducta de ambos actores: uno de ellos que se aparta de su cargo, con licencia, para no entorpecer las actuaciones; otro, que sigue sentado en su sillón como si no pasara nada, no se aparta ni escucha razones, mientras a su alrededor todos queden salpicados por el sucio barro. Y esto dice mucho. Incluso la Iglesia Católica expresó su inquietud: “como pastores de la Iglesia no podemos pasar por alto esta peligrosa situación, que está cuestionando el mismo sistema republicano y democrático... Y que pone en riesgo el ejercicio de la libertad de los ciudadanos, y el acceso a una justicia independiente” ¡El que quiera oír, que oiga! Esto también dice mucho. La opinión pública exige que se respete la división de poderes; que el poder político se limite en sus intervenciones, omisiones y excesos y que cada uno cumpla el rol que por ley le corresponde: que el Ejecutivo no se haga el distraído y mire para otro lado, que el Legislativo no se inmiscuya tomando la defensa activa de una de las partes; que el Judicial recupere la palabra e imparta su veredicto en forma libre e independiente de otros poderes del Estado. La opinión pública exige también un juicio oral y público, con garantía de transparencia de acuerdo al nuevo Código Procesal Penal y no, como quiere hacerse, con el antiguo Código: escrito, semisecreto, lento hasta la eternidad, de difícil acceso al conocimiento público y escasa transparencia. ¡La opinión pública exige ser oída! Como expresó nuestro ex arzobispo, monseñor Villalba: “La honestidad no recela de la justicia”.

Martha Rojas de Flores

Ayacucho 1.958 Barrio Judicial

San Miguel de Tucumán

“BALAS DE TINTA”

En 2013 Cristina Fernández de Kirchner, en una alocución, aludió a las “balas de tinta” en poder de sectores minúsculos, pero poderosos en su difusión. La fuerte injerencia de algunos medios periodísticos en un sector de la sociedad, creó situaciones reñidas con la democracia (escraches, banderazos, cacerolazos etc.), hoy desestabilizadoras de los gobiernos elegidos por el pueblo. En las ediciones dominicales de LA GACETA, uno de los medios más prestigiosos del país, del cual soy un orgulloso lector desde hace más de 39 años, se publican artículos periodísticos como “El País” y “El Escenario”, escritos con “balas de tinta”, al extremo que a tan solo tres días hábiles de haber asumido el nuevo gobierno ya titularon: “Las misiones secretas del Presidente” (LA GACETA, 15/12/19), criticando al primer mandatario por haber recibido a un funcionario del gobierno venezolano. Para no ser menos el autor del otro artículo disparó advirtiendo “No cavar en el jardín de los fracasos” ( LA GACETA,15/12/19), anticipando que se encontrarían cadáveres de la gestión de Macri, pero cavando más abajo, se encontrarían “múltiples” cadáveres de la gestión del gobierno popular, en un claro intento de marcar diferencias. Nunca cedieron los aprietes y las presiones mediáticas hacia el Gobierno, al extremo que en la edición de LA GACETA del 27/09/20, escribieron títulos como: “Cristina, la justicia es mía” y “¿Girará el Gobierno antes de chocar contra la pared?” ; en el primer artículo (El País) el autor destaca que los tres jueces fueron “arbitrariamente” destituidos, pero disimula que también fueron “arbitrariamente” puestos por Macri; reitera que Cristina es dueña y señora del Senado, pero oculta que los senadores opositores no asisten a los debates, es decir “no trabajan”; resalta que la inocencia o la culpabilidad de las personas la deciden solo los jueces, desconoce que en la gestión anterior los medios periodísticos condenaban por anticipado a los opositores, proveyendo información falsa para que los jueces armaran las causas judiciales. En el segundo artículo (El Escenario) advierte que el Estado busca implantar la “cultura de la pobreza”, olvida que Macri ya la hizo realidad en su gestión; alerta que el modelo popular busca anular las “alternancias” en la política; olvidó que en las PASO Macri dijo que la “elección no existió”; considera que es necesario un acuerdo con la oposición, para darle previsibilidad, seguridad y racionalidad al Gobierno (a juicio del periodista el pueblo carece de estas cualidades); responsabiliza al actual Gobierno por seis meses de recesión, ocultando que el país ya estaba en recesión, cuando Macri intentó engañar al mundo con el “préstamo preventivo” del FMI. Estos hechos prueban que las “balas de tinta” existen. Para finalizar pregunto si se habrá agotado la tinta, porque nada dijeron del escrache a un miembro del máximo tribunal en la búsqueda de conseguir inmunidad para el “señor de las escuchas”.

José Emilio Gómez

Reyes Católicos 112

Banda del Río Salí

DÍA DE GRANDES RADICALES

Un 12 de octubre de 1916 y un 12 de octubre de 1928 asumió sus dos mandatos presidenciales Hipólito Yrigoyen, incansable luchador para que en la Argentina termine el fraude electoral y tenga elecciones libres. Un 12 de octubre de 1922 asumió la presidencia Marcelo Torcuato de Alvear, gestión colmada de obras y realizaciones que permitió consolidar la democracia y proyectar a la Argentina hacia la modernidad. Un 12 de octubre de 1963 asumió la presidencia de la Nación Arturo Umberto Illia; además de ser un ejemplo perenne de honestidad, en los casi tres años que gobernó (su mandato fue interrumpido por un nuevo golpe militar), nuestro país tuvo los mejores indicadores económicos de su historia. La inversión en educación y cultura jamás fue igualada (25% del presupuesto nacional). Como bien lo describió ese gran músico argentino, Raúl González, “Jairo”: “Fue la ética sentada en el sillón de Rivadavia. Yo tenía 11 años cuando los golpistas lo arrancaron de la Casa de Gobierno. Mi padre que lo había votado y lo admiraba profundamente se agarró la cabeza y me dijo: ‘Pobres de nosotros los argentinos. Todavía no sabemos los dramas que nos esperan’. Y mi viejo tuvo razón. Mucha tragedia le esperaba a este bendito país. Yo tenía 11 años pero todavía recuerdo su cabeza blanca, su frente alta y su conciencia limpia”. Doce de octubre, día de grandes radicales.

Pablo Macchiarola

[email protected]

MARCHA DEL 12

Patricia Bullrich, ex militante del movimiento montoneros allá por los 70’, hoy presidenta del PRO, y la mayor defensora del nefasto gobierno de Macri, está convocando a marchar este lunes 12 en contra del gobierno del presidente Fernández. La verdad es que es el peor momento, considerando el creciente número de infectados por la covid, para realizar una convocatoria de este tipo. Espero que aquellos argentinos que odian al kirchnerismo y al Gobierno actual tengan un mínimo de sensatez y desistan de participar. Es muy alto el riesgo que corren de contagiarse del virus y me parece que no vale la pena correrlo. En nuestra provincia estamos viviendo una situación muy angustiante y dramática y vemos que el número de infectados y muertos va creciendo día a día por lo que, menos que menos, sería prudente participar en este tipo de manifestaciones. Más allá de que acá nunca fueron expresiones muy numerosas. Además creo que estas marchas carecen de sentido toda vez que son una expresión muy minoritaria de la sociedad y que es en las urnas donde se ve taxativamente reflejada la preferencia de las mayorías, y eso quedó muy claro hace un año cuando el kirchnerismo obtuvo un categórico triunfo, algo que evidentemente algunos argentinos no logran digerir y nunca lo harán y por eso necesitan salir a las calles a vomitar todas las frustraciones, los resentimientos y el odio acumulado. Si a pesar de los riesgos cometen la irresponsabilidad de participar, traten al menos de evitar hacer declaraciones a los medios, ya que como se vio y escuchó en marchas anteriores cada vez que abren la boca dejan al desnudo la tremenda ignorancia que padecen muchos. Se escucha cada desatino y cada incoherencia que hace que sólo logren “robarnos” unas carcajadas a aquellos que los escuchamos.

Oscar Alberto Beltrán

Avenida Belgrano 3.350

San Miguel de Tucumán

RENTAS, CERRADA

¿Por qué la Dirección de Rentas está cerrada? Tiene 500 empleados y continúa en estado pandémico total, como si los empleados fueran privilegiados. Resulta que la Caja Popular está abierta, los bancos también. Los contribuyentes tenemos que entrar vía on line para pagar las contribuciones y gastamos el doble. ¿Cómo es este juego? La verdad es que este sector tendría que rotar o ver de qué manera atender. Todos estamos en riesgo; seamos coherentes y utilicemos el sentido común.

Carlos Rubén Ávila

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios