Se endurecerán los controles en Tucumán para atenuar la circulación - LA GACETA Tucumán

Se endurecerán los controles en Tucumán para atenuar la circulación

La clave del “Día D” fue concientizar.

11 Oct 2020 Por Martín Dzienczarski
3

EN VILLA CARMELA. Personal de la comuna toma la temperatura a los automovilistas y tratan de desalentar la circulación en el horario vedado.

En el “Día D” de la puesta en marcha de las restricciones para la circulación de personas entre localidades del Gran San Miguel de Tucumán, la apuesta fue por la concientización. La medida del Comité Operativo de Crisis (COE) busca frenar el franco crecimiento de la curva de contagios y de fallecimientos por la covid-19.

La resolución 108/2020 del COE dispuso “exhortar a las autoridades municipales y comunales a establecer todas las medidas necesarias para restringir la circulación interjurisdiccional”. Para tal fin, los fines de semana y feriados la circulación está vedada para personas que no revistan la consideración de “trabajadores esenciales” o de actividades autorizadas luego de las 15, entre ciudades y localidades del área metropolitana. Los días hábiles, el horario se extiende hasta las 18. 

Quiere decir que las personas que busquen trasladarse entre la Capital, Yerba Buena, Tafí Viejo, Banda del Río Salí, Alderetes, Las Talitas, Villa Carmela, entre otras, no pueden hacerlo luego del horario permitido, a menos que cuenten con los certificados otorgados por el Gobierno. Por ejemplo, las personas que no residen en Yerba Buena no pueden trasladarse luego del horario vedado para tomar un café pero sí pueden hacerlo en la ciudad donde residen hasta las 23, horario de cierre de restaurantes y bares. Se trata de un endurecimiento a la norma que hace un mes dispuso vedar la circulación entre las 23.30 y las 7 salvo “trabajadores esenciales”. Los casos exceptuados son las emergencias impostergables.

CONTROL. Muchos intentaron violar la normativa y volvieron a sus hogares.

Un equipo de LA GACETA recorrió las distintas ciudades del Gran San Miguel de Tucumán y las actitudes en cada puesto fueron distintas: mientras que en algunos puntos de Yerba Buena controlaban documentación y permisos de circulación, los empleados municipales de Villa Carmela se limitaban a tomar la temperatura a los ocupantes de los autos. En Alderetes, en cambio, obligaron a retornar a la Capital a una familia que se trasladaba para un cumpleaños. 

En la avenida Gobernador del Campo, bajo el puente de la Autopista de Circunvalación, inspectores municipales y policías controlaban con especial celo a los taxis. En Tafí Viejo, sobre la rotonda de acceso, dos empleados municipales aguardaban a la sombra la llegada de agentes de policía para comenzar con los controles. Antes de cruzar el Camino del Perú, sobre Belgrano, el control era esporádico.

“Estamos trabajando con 18 controles fijos y otros 22 móviles en San Miguel de Tucumán. Se suman a los retenes en los ingresos de las ciudades, como en El Manantial, Banda del Río Salí, Alderetes, Tafí Viejo, Yerba Buena y Las Talitas, con la colaboración de los departamentos de tránsito locales”, explicó Luis Ibáñez, secretario de Seguridad provincial. 

COMPRAS. Uno de los controles, en el límite Yerba Buena-Capital.

Agregó que hoy realizarán un balance de los controles y que el objetivo es optimizar la tarea para que el fin de semana del Día de la Madre no haya reuniones sociales. 

“La ministra Rossana Chahla fue clara en la reunión del COE, reducir la circulación de personas reduce la circulación del virus”, comentó. ¿Qué ocurre con los trabajadores informales?, se le consultó. 

“El personal fue instruido para que se aplique el sentido común respecto a trabajadores informales. Por ejemplo, si una persona dice que es electricista y viaja con ropa de trabajo y herramientas, se le permitirá pasar. Si dice ser elecricista y viaja en auto con cuatro personas y cajones de cerveza, claramente va a una reunión social”, respondió.

Para Manuel Courel, jefe de Gabinete de Yerba Buena, fue notoria la reducción de circulación en esa ciudad: “hemos notado que menos visitantes están entrando a la ciudad, parece que la gente está tomando conciencia de la medida. Pedimos que se circule lo menos posible”.

Comentarios