Piden juicio para el secretario acusado de tocar un pecho a una subordinada

Berta, funcionario de la Intendencia de Caliva, aseguró que es inocente y que no dará un paso al costado.

27 Sep 2020 Por Irene Benito
1

Un mes y medio antes de que el salteño Juan Ameri se viese obligado a renunciar a una banca de la Cámara de Diputados por besar el pecho de su pareja en plena sesión virtual, la fiscala de Monteros, Mónica García de Targa, resolvió que había pruebas suficientes para juzgar a Damián Berta (foto), actual secretario de Hacienda de la Municipalidad de Tafí del Valle, por un acto similar cometido respecto de una subordinada y sin su consentimiento, que encuadraría en el delito de abuso sexual. El imputado consideró que el proceso carece de asidero. “Soy inocente y no voy a dar un paso al costado”, dijo el integrante del equipo del intendente Francisco Caliva (PJ) -se informa por separado-.

Los sucesos investigados por Targa ocurrieron cuando tanto Berta como su denunciante prestaban servicios en la Municipalidad de Famaillá al mando de la ex intendenta Patricia Lizárraga (PJ). En el requerimiento de elevación a juicio del 13 de agosto de 2020, la fiscala relató que un año antes, la víctima se había presentado en la oficina de Berta en el Municipio famaillense para consultarle por qué no le habían pagado el 20% del sueldo. “Berta comenzó a burlarse y le dijo: ‘¿qué pago querés? Vos sabés cómo son las cosas, ya sabés lo que tenés que hacer’. Mientras tanto, le hacía gestos con su cabeza en dirección a su pene”, dijo. García de Targa añadió que la denunciante le reclamó la actitud y le propinó una cachetada. “Berta estiró la mano y le tocó el pecho izquierdo. En reiteradas oportunidades, el imputado dijo a la víctima que si ella accedía a tener relaciones sexuales con él, podría estar en planta permanente o tener una mejor categoría”, agregó.

El dictamen refiere que el funcionario salió corriendo hacia la Comisaría, donde radicó una denuncia policial, mientras la agente le arrojaba objetos por detrás. La tesorera María Fernanda Lizárraga y la protesorera Marcela del Valle Vega, que trabajaban en espacios contiguos, corroboraron la escena y los insultos, aunque no pudieron aportar detalles sobre lo acaecido en el interior de la oficina, según explicitó García de Targa.

Al prestar declaración indagatoria, Berta negó los hechos. “Roxana Gerez quería saber si ella seguía perteneciendo a la Municipalidad y la atendí yo porque no estaban los funcionarios del área de personal. Yo le dije que la habían dado de baja en junio, después de las elecciones (de 2019), y ella me contestó que era un hijo de puta y que me iba a matar, y estiró la mano e intentó darme una cachetada”, explicó. El acusado manifestó que su denunciante luego le arrojó una silla, le pegó con la mano y le dio vuelta el escritorio, y que en la Policía constataron las agresiones (una lesión superficial en el dorso de la mano derecha).

A su turno, la ex directora del Parque Temático Histórico de Famaillá expresó que, antes del conflicto de agosto de 2019, Berta le había hecho permanentes insinuaciones y la acosaba para que se acostara con él. La denunciante refirió que incluso “se lo mandó a decir con otras personas”. Los municipales Manuel Robledo y Mariela Cuello avalaron aquella versión, siempre de acuerdo a la fiscala. García de Targa razonó que estos testimonios más los psicodiagnósticos acreditaban tanto los hechos intimados como su autoría por parte de Berta, quien era superior de la directora del Parque Histórico Temático. “Fundamentalmente los dichos de la víctima resultan verosímiles y están respaldados por otras pruebas”, opinó y recordó que este tipo de delito sucedía “a puertas cerradas”.

El requerimiento de juicio oral y público entiende que estaría verificado el abuso sexual. La fiscala observó: “el manoseo de la víctima en una parte íntima ocurrió en el ámbito laboral donde existen antecedentes de acoso. El imputado ejerció constantemente la coacción; usó su situación de preeminencia en la institución donde se desempeñaban y llegó a hacer que la misma relación laboral dependa de que ella consienta un acto sexual”.

Comentarios