Asesinan de un disparo en la espalda a un joven que habría cometido un robo

El cruento homicidio se produjo en el barrio Toledo, de San Cayetano.

25 Sep 2020

Un joven fue asesinado de un disparo en la espalda anoche en el barrio Toledo, de San Cayetano. La Policía sospecha que se trata de un nuevo caso de justicia por mano propia y busca a los ocupantes de una camioneta que habrían sido los responsables del mortal ataque.

El hecho se produjo cerca de las 21. Según algunos testimonios, dos jóvenes escapaban en una moto de un vehículo. Al llegar al pasaje Díaz Vélez al 1.700, perdieron el equilibrio y se cayeron en medio de la calle. Golpeados intentaron correr al interior de una vivienda para concretar su plan de fuga, pero de la camioneta bajaron varios hombres y uno de ellos les disparó varias veces.

Diego Martín Campos (22) recibió un balazo en la espalda que le provocó la muerte en el acto. Mientras que el otro, de acuerdo a la información policial, logró escaparse. Personal de la división Homicidios, al mando de los comisarios Juana Estequiño, Diego Bernachi  y Jorge Dib, continúan trabajando para tratar de identificar a los autores.

Personal del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (Ecif), que actuó bajo las órdenes de Marcelo Sallas, también estableció que el joven presenta escoriaciones en el rostro y una herida en el pecho que sería compatible con un disparo de arma de fuego o una lesión provocada por herida de arma blanca. En la escena del  crimen, el equipo de peritos levantó dos vainas servidas calibre 9 milímetros y un proyectil. En tanto, la víctima tenía entre sus pertenencias dos teléfonos celulares, $2.000 y una batería de teléfono.

El caso está plagado de interrogantes porque los testigos y familiares del fallecido no quieren proporcionar información que puede ser valiosa para esclarecer el caso. Los allegados de Campos no identificaron a su acompañante ni supieron por qué desapareció la moto de la escena del crimen antes de que llegara la Policía. Por último, los vecinos tampoco brindaron información sobre la marca y el modelo de la camioneta en la que se desplazaban el o los homicidas.

La hipótesis más fuerte que maneja la Unidad Fiscal de Homicidios I que conduce Adriana Giannoni es que Campos con su compañero podrían haber cometido un robo en la zona y que la víctima de ese hecho o sus allegados los persiguieron y mataron a uno de ellos. Si se confirma esta teoría, serán acusados al menos de homicidio agravado, ya que al perseguirlo no hubo ni siquiera exceso en su defensa. Pero su situación procesal se complicaría si se comprueba que actuaron más de dos personas y si lo hicieron con ensañamiento.

Temas

Inseguridad
Comentarios