Una protesta al grito de “basta de impunidad”

En Tucumán y en varios puntos del país reclamaron contra la intromisión en la Justicia y por la inseguridad.

20 Sep 2020
4

CON LOS COLORES DE LA BANDERA. La plaza Independencia volvió a ser el punto de concentración de la protesta.

Fueron con banderas; a pie o en automóviles. Se apostaron justo al frente de la Casa de Gobierno y, mirando a la puerta de acceso del edificio del Poder Ejecutivo unieron sus gritos: basta de impunidad; hay que defender la libertad. Esa fue la consigna de la autoconvocatoria de los ciudadanos, que tuvo a esta capital como uno de los epicentros de una protesta contra las gestiones del presidente Alberto Fernández y del gobernador Juan Manzur. La prolongada cuarentena; las dificultades para ejercer las actividades privadas, por efecto del aislamiento; los avances oficiales contra la Justicia; la recesión económica; las medidas cambiarias y, fundamentalmente, la inseguridad ocuparon las principales demandas de los manifestantes que usaron las redes sociales para acudir a la cita bajo el hashtag #19SqueSeVayanTodos. El ruido de las cacerolas y las bocinas de los autos alteraron la calma que, ayer por la tarde, se observó en los alrededores de la plaza Independencia.

RECLAMO LOCAL. En la manifestación hubo consignas contra Manzur.

“Estoy en contra del Gobierno y de las restricciones que nos están poniendo, tanto desde lo económico como desde lo sanitario. Tucumán tuvo seis meses para preparar el sistema de salud, y no lo hicieron”, afirmó Milagros, una estudiante universitaria que reclamó un cambio en el rumbo del país, en general, y de la provincia.

“Estoy aquí por la economía, la inseguridad, por el encierro, porque no puedo dar clases a mis alumnos, porque no puedo ver a mis parientes que están lejos, por la falta de libertad”, fustigó una docente que se paró frente al edificio de 25 de Mayo y San Martín.

Las pancartas se fueron sucediendo a lo largo de la marcha. “Basta de impunidad, corrupción e inseguridad”, rezaba uno de ellos, en una cartulina. “El virus es el Estado”, indicaba otro escrito en un cartón con los colores de la bandera nacional. Asimismo, se reiteró el reclamo de mayor seguridad, tras el asesinato, hace una semana, de la empresaria Ana Dominé.

Las manifestaciones se sucedieron en todo el país. Hubo una concentración en el Obelisco de la ciudad Autónoma de Buenos Aires y también en los alrededores de la quinta presidencial de Olivos. Las quejas en ese lugar tuvieron como principal disparador el desplazamiento de tres jueces que investigaban a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y que fue aprobado por el oficialismo en el Senado durante esta semana. “¡Alberto, cuidado! ¡El pueblo está cansado!”, fue el cántico más escuchado en Olivos. Además, repudiaron la quita de fondos coparticipables que el Gobierno nacional instrumentó en perjuicio de la gestión del alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, para cederlos a la gobernación bonaerense de Axel Kicillof. También hubo autoconvocatorias en La Plata, en Mendoza, en Santa Fe, en Salta y en Córdoba, entre otros distritos del país, con las consignas “en defensa de la libertad” y en contra de la reforma judicial. En Rosario, manifestantes protestaron en el Monumento Nacional a la Bandera, donde se propagaron consignas contra las medidas de aislamiento obligatorio.

Comentarios