¿Qué pasará con el Seven de Tafí?

“Se hará sólo si están dadas las condiciones sanitarias y legales”, anticipó Cayetano Fortino.

16 Sep 2020
2

PÚBLICO. La gente es un factor clave en la fórmula del Seven. En un contexto de distancia social, ese detalle le juega en contra. la gaceta / fotos de osvaldo ripoll (archivo)

“Si me preguntabas en mayo, te decía que sí, que a enero llegábamos bien. Hoy, la realidad es otra”, acepta Cayetano Fortino. El empresario, quien junto a Salustiano Paz y Martín Terán se encarga de la organización del Seven de Tafí del Valle casi desde sus inicios, admite que es concreta la posibilidad de que, por primera vez desde su creación en 2000, el tradicional certamen no se lleve a cabo en 2021. A seis meses del comienzo de la cuarentena, todavía no se observa un retroceso en la curva de contagios a nivel país, y en Tucumán el número de casos positivos aumenta a diario. Así las cosas, el presente sigue siendo un terreno demasiado blando como para planificar algo a futuro, incluso en el corto plazo. Para el último fin de semana de enero faltan cuatro meses, plazo que en las condiciones actuales no parece ser suficiente para que la situación se encarrile.

“Es día a día. La esperanza es lo último que se pierde, y por eso todavía albergamos la ilusión de que se pueda, pero el panorama es realmente complicado”, resume Fortino.

Por lo general, los trabajos de logística previos a cada edición comienzan a principios de septiembre, coincidiendo con el aniversario de Tucumán Rugby, club al que pertenecen los organizadores. Sin embargo, por ahora se hace difícil avanzar: la práctica de los deportes de contacto no está permitida en Tucumán, y ante la incertidumbre sobre cómo evolucionará la situación, tampoco se puede avizorar a partir de cuándo se la autorizará. “Lo que rescato es que, en caso de que se pueda hacer, los sponsors van a responder. Porque si bien las empresas se han visto afectadas por esta crisis, justamente por eso necesitan mostrarse. Y el Seven siempre es una buena vidriera para exhibir sus productos, mostrar cómo los hacen, a quién van dirigidos. Están interesados y nos consultan”, destaca “Tani”.


El factor humano

La particularidad que le juega en contra a este torneo es que, a la par de la competencia, el público es un elemento esencial de su fórmula: sin gente, no hay Seven de Tafí. Y en un contexto de aislamiento y distancia social como el de hoy, resulta inviable un evento capaz de convocar un hormiguero humano en torno a una cancha (la edición 2020 superó los 20.000 espectadores). “Eso es un gran problema, porque tenés que encontrar la forma de generar interés en el auspiciante. Será difícil adaptarse a esta nueva normalidad. Me parece que la única salida es que llegue la vacuna”, analiza Cayetano.

PÚBLICO. La gente es un factor clave en la fórmula del Seven. En un contexto de distancia social, ese detalle le juega en contra. la gaceta / fotos de osvaldo ripoll (archivo)

No obstante, comenta, se están barajando alternativas. ¿Sería posible reprogramarlo para fines de febrero o en alguna otra época del año? “Todo es posible. Estamos evaluando todas las posibilidades, pero sabemos que no podemos adelantarnos mucho, porque todo va cambiando día a día. Como decía ‘Mostaza’ Merlo, hay que ir paso a paso”, añade.

De todos modos, Fortino hace hincapié en que una cosa es tener esperanza y otra es ser obstinado. Si no hay garantías legales y de seguridad, el Seven no se hará. “No vamos a presionar a nadie para que el evento se lleve a cabo. Acá lo más importante es la salud de la gente. Siempre hemos dado importancia a la función social, y lo que menos queremos es dañar a la sociedad. Sería muy triste para nosotros que se produjeran contagios en el Seven. Si las condiciones sanitarias son seguras y hay luz verde por parte de las autoridades, se hará; sino, no”, dejó en claro Fortino.

Comentarios