Dos test, un solo objetivo en el fútbol argentino

AFA prometió PCR, pero envió serológicos. Muchos clubes, ante la ola de contagios, decidieron pagar hisopados a sus futbolistas.

13 Sep 2020 Por Bruno Farano
3

ARCHIVO LA GACETA

“Hoy, por cómo están las cosas, veo difícil que comience el torneo local”, aseguró hace algunas semanas Ricardo Zielinski. El “Decano” retomó los entrenamientos, pero los casos positivos obligaron a pausar la puesta a punto. Mientras tanto, en La Ciudadela por ahora sólo piensan en lo que será la audiencia del miércoles ante el TAS. Luego de esa instancia, los dirigentes comenzarán a planificar el futuro deportivo aunque, si bien todavía no hay una fecha precisa para el retorno, avisaron que hisoparán a todos sus jugadores para evitar dolores de cabeza. “Debemos tomar todos los recaudos. Quedó demostrado que los test rápidos no son precisos”, aseguraron desde Bolívar y Pellegrini.

Lo que sucede con los test que proveyó AFA es que tienen una alta tasa de error. El testeo rápido detecta unas cantidades muy pequeñas de anticuerpos y se pueden producir falsos negativos, porque el paciente puede estar infectado o tener anticuerpos y esta técnica no es capaz de comprobarlo. Es por eso, que ante la avalancha de contagios que hubo entre los equipos que retomaron los entrenamientos, muchos consideran que eso se debe a errores en los procedimientos.

La mayoría de las ligas del mundo volvieron al ruedo tras la pandemia, pero en nuestro país no pueden -o no saben- cómo lograrlo. Por ineficacia de los que toman decisiones, o simplemente por ahorrar unos cuantos pesos, AFA cometió errores que hoy se pagan con la incertidumbre alrededor de cuándo volverá a rodar la pelota.

Debido a la difícil situación sanitaria y epidemiológica que vive el país, hace algunos días AFA y Liga Profesional decidieron patear la pelota hacia adelante. Siguiendo los consejos del Ministerio de Salud, aplazaron el retorno de la competencia oficial que habían fijado para el 25 de este mes.

“En este panorama con muchos muertos y contagios es muy complicado”, sentenció Nicolás Russo, presidente de Lanús e integrante del Comité Ejecutivo. “Es una barbaridad que sigamos frenando el desarrollo del fútbol. Les pido al señor (Claudio) Tapia y al señor (Marcelo) Tinelli que hagan algo para que regrese el futbol argentino, es una falta de respeto a los clubes, a jugadores, y a los cuerpos técnicos”, replicó Andrés Fassi, titular de Talleres.

La pelota lleva casi seis meses parada y cuando desde la casa madre intentaron acelerar el regreso, los casos positivos se sucedieron tal cual un efecto dominó. En Tucumán primero cayó San Martín; Juan Orellana y Nahuel Menéndez dieron positivo aún sin volver a las prácticas; y esta semana fue el turno de Atlético. En los hisopados realizados por el departamento médico “decano” fueron varios los casos positivos, aunque hasta acá no trascendieron los nombres de los infectados.

TESTS “DECANOS”. Gabriel Risso Patrón, antes de la prueba rápida semanal.

Una de las teorías que sostienen los más críticos de AFA, es que el protocolo presentado ante la Nación durante la reunión en la que se autorizó el retorno a los entrenamientos, no se está llevando adelante de manera estricta y correcta. En el camino, el diablo metió la cola y torció el asunto.

Los principales problemas aparecieron en torno a los “dichosos” test rápidos que AFA entregó a los clubes. Cuando la Comisión Médica de AFA se reunió con varios facultativos de los diferentes clubes para intentar armar el protocolo menos falible, una de las cosas que estos últimos habían solicitado era que los testeos (PCR) se hicieran fuera de las instituciones, para evitar recargar económicamente a los clubes. Ahí, se llegó al acuerdo de que se harían de manera terciarizada y que serían costados por AFA. Incluso, en el protocolo que Tapia y compañía le presentaron a Ginés García González durante el encuentro en Casa Rosada, también se hablaba de hisopado. Sin embargo, de la noche a la mañana, desde Viamonte al 1.300 avisaron que iban a enviarles a los clubes cajas de test rápidos.

Los serológicos se realizan mediante una muestra de sangre y su función es detectar los anticuerpos generados a partir de la respuesta inmunológica generada. Este testeo no sirve para una fase inicial ya que no detecta el virus. En consecuencia, para total tranquilidad, los clubes debieron contratar de manera particular laboratorios privados para que realizaran los hisopados. Mientras un test rápido cuesta $1.500, el PCR está entre los $6.000 y los $8000. Claro, el hisopado, que demora entre 48 y 72 horas en brindar resultados, comprueba si la persona está infectada o no en ese momento.

“Hoy, por cómo están las cosas, veo difícil que comience el torneo local”, aseguró hace algunas semanas Ricardo Zielinski. El “Decano” retomó los entrenamientos, pero los casos positivos obligaron a pausar la puesta a punto. Mientras tanto, en La Ciudadela por ahora sólo piensan en lo que será la audiencia del miércoles ante el TAS. Luego de esa instancia, los dirigentes comenzarán a planificar el futuro deportivo aunque, si bien todavía no hay una fecha precisa para el retorno, avisaron que hisoparán a todos sus jugadores para evitar dolores de cabeza. “Debemos tomar todos los recaudos. Quedó demostrado que los test rápidos no son precisos”, aseguraron desde Bolívar y Pellegrini.

Lo que sucede con los test que proveyó AFA es que tienen una alta tasa de error. El testeo rápido detecta unas cantidades muy pequeñas de anticuerpos y se pueden producir falsos negativos, porque el paciente puede estar infectado o tener anticuerpos y esta técnica no es capaz de comprobarlo. Es por eso, que ante la avalancha de contagios que hubo entre los equipos que retomaron los entrenamientos, muchos consideran que eso se debe a errores en los procedimientos.

La mayoría de las ligas del mundo volvieron al ruedo tras la pandemia, pero en nuestro país no pueden -o no saben- cómo lograrlo. Por ineficacia de los que toman decisiones, o simplemente por ahorrar unos cuantos pesos, AFA cometió errores que hoy se pagan con la incertidumbre alrededor de cuándo volverá a rodar la pelota.

SIGUE ESPERANDO. Entre idas y vueltas, con errores y críticas, la pelota todavía no puede rodar en las canchas argentinas.

PUNTOS DE VISTA

Más prácticos pero menos confiables

Por Roberto Guillén / jefe del departamento médico de San Martín

El tema con los tests rápidos es controvertido. El manejo es más sencillo, no hace falta que sean manos avezadas o especialistas las que lo hagan -justamente es lo que nos está faltando ahora- y se pueden realizar de forma simple. Sin embargo, el inconveniente radica en que los resultados no son confiables.

Se toma con una pequeña muestra de sangre y por eso es tan sencillo a diferencia del hisopado que es una invasión profunda por la nariz. Además el PCR requiere material y personal. En cambio el serológico tiene el resultado en 10 minutos, no más de eso.

Lo que sucede es que si el resultado es negativo, no descarta la negatividad de la portación de la enfermedad y si el resultado es positivo, también hay un porcentaje de falsos positivos por lo que tampoco te asegura que estás con el virus efectivamente. Por lo tanto: ante la negatividad no te quedás tranquilo y ante la positividad tenés que recurrir sí o sí al hisopado.

Son tests rápidos, orientativos, epidemiológicamente hablando. Esa es su función, orientar al paciente de acuerdo con el resultado pero sin darle ninguna confirmación. Es por eso que podemos decir que los tests serológicos no son confiables. Se usan, más que para un diagnóstico certero, para un control epidemiológico como ya dije.

Nosotros en el club tenemos los tests serológicos porque son los que nos mandó la AFA. Aún así nuestra idea es empezar con los hisopados como corresponde, muchos más confiables, y hacer los controles semanales con los tests rápidos.

Los serológicos sirven para orientarte

Por José Luis Saab / jefe del departamento de Atlético

La verdad es que los tests rápidos (los llamados serológicos) son un poco inespecíficos por así decirlo y por distintas razones. Sin embargo, también hay que decir que sí sirven para orientarte. Por lo menos en la situación en la que estamos. Es decir: si finalmente te da un positivo en esos tests rápidos, mandás a hisopar a esa persona y podés terminar de confirmarlo de esa manera. Así que de alguna manera los tests rápidos van evaluando la situación.

Generalmente pueden hacerse una vez a la semana (NdlR: es lo que hace Atlético) y ahí es cuando vas viendo si hisopás a los jugadores o miembros del cuerpo técnico o no, dependiendo el que sea el positivo.

Las diferencias con el otro (PCR) creo que son parte de toda esta incertidumbre que vivimos con el virus. Van saliendo cosas nuevas y nosotros vamos tratando de adaptarnos, como con todo.

Nada es tan concreto ni tan cierto como parece y tampoco nada es tan malo. Creo que esa es la realidad ahora mismo.

En cuanto a los cuatro casos positivos que arrojó Atlético el martes pasado, todos ellos están muy bien. Completamente asintomáticos. En su momento, implementamos los protocolos que están dispuestos por el Ministerio de Salud.

Comentarios