Fenómeno en Tucumán: ¿por qué te da la corriente cuando tocás algo? - LA GACETA Tucumán

Fenómeno en Tucumán: ¿por qué te da la corriente cuando tocás algo?

Las descargas que recibimos al abrir una puerta o al saludar a otra persona tienen una explicación científica.

28 Ago 2020
2

IMAGEN ILUSTRATIVA / VIX.COM

Abrís la puerta del auto y ¡bzzz!, ahí está. Saludás a tu pareja o a tu hijo y, otra vez, ¡bzzz!, la patadita. Tocás un mueble metálico, la heladera o algún otro electrodoméstico y -aunque ya te pasó varias veces-, te sorprende de nuevo: ¡bzzz!

El fenómeno lleva algunas semanas en Tucumán. Se registró en años anteriores, también en esta época invernal, pero se acentuó en este 2020. ¿Por qué recibimos esas pequeñas -pero a la vez constantes- descargas al tomar contacto con ciertos elementos o con otras personas? La pregunta tiene una explicación científica. Y la respuesta, además, trae aparejado un dato preocupante, vinculado a la crítica situación que presenta el medio ambiente en esta región del país y del continente.

“Eso se llama sequía", explica, en síntesis, Juan Minetti, director del Laboratorio Climatológico Sudamericano.

Por supuesto, eso vendría a ser sólo el título de la película. La trama es algo más compleja.

"El aire se seca y aumenta la electricidad estática de los cuerpos en movimiento. Entonces, usted se baja del auto, toca la puerta y recibe un 'sacudón'. O se acerca a una persona y salta esa 'chispa'", detalla el especialista, en diálogo con LAGACETA.com.

SIN LLUVIAS. Tucumán está atravesando una sequía, y se percibe en el ambiente. Foto LA GACETA

Un informe del sitio Meteored alude al fenómeno de las "pataditas" durante los períodos sin lluvias.

"El aire es un aislante eléctrico, pero el agua es muy buena conductora de la electricidad. Si el aire que nos rodea está húmedo, a lo largo del día nos iremos descargando al entrar en contacto con las minúsculas partículas de agua presentes en nuestro alrededor. Pero si el aire es seco, las cargas seguirán acumulándose en nuestro cuerpo porque no encuentran un camino para descargarse", explica el texto firmado por la comunicadora meteoróloga Cindy Fernández.

Y añade por qué las descargas se producen en épocas como la actual. "Las 'pataditas' de la estática también son frecuentes durante el invierno ya que el aire frío contiene menos vapor de agua que cuando las temperaturas son más elevadas. Y a esto se le suma que en esa época del año es cuando tendemos a utilizar ropa de abrigo mucho más sensible a las acciones electrostáticas, como la lana", remarca la integrante del Servicio Meteorológico Nacional.

Fernández brinda además otros datos sobre por qué se produce el fenómeno. "A lo largo del día rozamos distintas superficies, y como consecuencia de esta fricción, uno de los objetos pierde electrones (carga positiva) mientras que el otro los acumula (carga negativa). Ambas cargas tienden a equilibrarse nuevamente y aprovechan el contacto con una superficie conductora, como el marco de la puerta o el picaporte, para soltar el chispazo", expresa el informe.

Y aclara que, si las suelas del calzado son de goma, o si no tocás objetos de manera continua o si la ropa que llevás puesta es de lana, "es muy probable" que comiences a acumular "energía estática". Así, lo más factible es que la carga "se libere la próxima vez que roces o acerques tu dedo a algo metálico". "Incluso, a veces, es posible ver el chispazo o escuchar el ruido", describe Fernández.

El impacto ambiental

Si bien las descargas son habituales para estas fechas, en las últimas semanas se hicieron más notorias en Tucumán. Eso, explicó Minetti, tiene una explicación vinculada con el medio ambiente.

El experto expresó que el aire está "seco" no sólo por la estación invernal, sino que presenta esta característica "más de lo normal".

"Este fenómeno se desarrolló en el corazón de Sudamérica, en el centro de Brasil, y hace siete años se desplaza hacia el sur", consignó. De hecho, agregó, esta "sequía" ya está instalada en el norte y en el centro de Argentina. Incluso, tiene que ver con los incendios forestales en Córdoba.

“Hay localidades en el país en las cuales no llueve hace 100 días. En Tucumán, en todo agosto no llovió nada, y en julio cayeron dos gotas", señaló Minetti.

Así, quizás algún aguacero disipe las cargas y alivie a los tucumanos de los sacudones por las descargas. Según las previsiones del Servicio Metereológico Nacional, el domingo volverían las bajas temperaturas a Tucumán y, con ello, la lluvia. Con el clima húmero, al menos por un tiempo, dejarás de sentir el "¡bzzz!" cada vez que abras una puerta o beses a tu pareja.

Comentarios