Para Diego Ruiz, el álbum de los recuerdos es “sagrado”

Se despidió en Argentinos del Norte, donde había comenzado su carrera, que incluyó Atlético y el fútbol europeo.

29 Jul 2020 varios autores
4

SU SEGUNDA CASA. Pese a que vive en Chile, Ruiz organizó su partido de despedida en Argentinos del Norte. foto gentileza de lucas quintero

“Veinte años no es nada”, dice la letra del tango que inmortalizó Carlos Gardel. “Veinte años es todo” puede afirmar Diego Ruiz. Durante dos décadas, el delantero le dio forma a una carrera que difícilmente hubiese imaginado en su comienzos, cuando jugaba en las inferiores de Argentinos del Norte, de la mano de Miguel Monasterio. Ese campo de juego donde su historia comenzó a escribirse fue el escenario elegido para darle forma al capítulo final, que tuvo entre los protagonistas a los amigos que siempre estuvieron, entre ellos Lucas Quintero, quien sacó las fotos del encuentro.

“El cariño que siento por Argentinos del Norte es enorme. Quería que mi despedida se hiciera ahí. Estuvieron todos los que, de una forma u otra, me acompañaron durante los 20 años. Estuvo mi papá Nino; mis hermanos Eduardo y Juan; mis cuñadas Gloria y Mónica; mis ahijados Mateo y Nicolás Prieto. Mis amigos y hermanos de la clase 80 del club. No podía faltar mi primer técnico, ‘Nene’ Monasterio, que fue el que me hizo 9 y me enseñó mucho cuando estaba empezando en el fútbol. Fue clave para mi formación profesional”, recuerda Ruiz en diálogo con LG Deportiva.

El resultado de ese encuentro es lo menos importante, aunque ahora, con todo lo que sucedió unos días después, Ruiz puede decir que le ganó a la pandemia. Pudo organizar el partido justo a tiempo. Se hizo en febrero, antes de que el coronavirus obligara a suspender las actividades deportivas.

“Confeccionamos un modelo de camiseta que cada uno de los que participaron se llevó de recuerdo. La franja con nombres tenía como objetivo agradecer a todos los que compartieron una parte importante de mi vida. Julio Leguizamón ya no está con nosotros pero fue alguien que siempre estuvo a mi lado apoyándome. Igual que muchos de los papás de mis amigos de la clase 80. Además, le entregué una camiseta encuadrada a mi papá, con su nombre y el de mi mamá, a quien perdí hace unos años. Ellos fueron los pilares que guiaron mi camino en el fútbol y en la vida. Me formaron como persona, con humildad y valores que me abrieron puertas en todos los países y lugares que me tocó estar”, repasa el goleador.

Argentinos del Norte le abrió las puertas y lo formó para desarrollar una extensa carrera. Tuvo un fugaz paso por San Telmo y jugó unos amistosos en Lanús antes de llegar a Ñuñorco. Luego Atlético se fijó en él. En el “Decano” disputó 19 partidos y marcó cinco goles, uno de ellos en una final del Federal A frente a Douglas Haig de Pergamino, antes de comenzar su periplo por el exterior. En Europa disputó la Liga de Campeones con CFR Cluj de Rumania y enfrentó a rivales importantes: Chelsea, Roma y Bordeaux. Su pasó por Bélgica, donde defendió la camiseta de Gent, lo marcó definitivamente. Conoció a su esposa Femke. Hace 19 años que están juntos y tienen dos hijos: Luca y Milo.

SU PASO POR EUROPA. El tucumano jugó en Rumania, Bélgica y Turquía. Participó en la Liga de Campeones.

Turquía y Azerbaiyán fueron otros países donde jugó antes de radicarse en Chile, donde vive desde hace 12 años. Huachipato, Deportes Antofagasta, Universidad de Concepción, Everton e Iberia de Los Ángeles, de la segunda división chilena, fueron los equipos donde jugó en ese país.

Al hacer un balance de su carrera, Ruiz sólo tiene palabras de agradecimiento. “Mi paso por Ñuñorco fue corto pero la pasé muy bien. Ponerme la camiseta de Atlético fue un honor. Hice goles importantes, aunque nunca olvidaré que erré un penal en la definición contra Paz Juniors. Cuando fui a ver un partido de la Copa Libertadores los hinchas que me reconocieron me transmitieron su cariño. Compartí hermosos momentos con notables jugadores, entre ellos Fabián Lazarte, el ‘Gaucho’ Robles, ‘Iguana’ Serrizuela, ‘Pulga’ Rodríguez, el ‘Mudo’ Galíndez y Carlos Barrionuevo. En Europa jugué con Cristian Fabbiani, Sixto Peralta, Sebastian Dubarbier y Emmanuel Culio. Durante mi despedida charlé con los dirigentes con ganas de trabajar por Argentinos del Norte. Hay gente joven y eso es positivo”, dice Ruiz. El goleador que puso punto final a su carrera justo donde había comenzado la historia.

Comentarios