Luciatti: “Quería quedarme en San Martín, pero no hubo caso” - LA GACETA Tucumán

Luciatti: “Quería quedarme en San Martín, pero no hubo caso”

Luciatti le insistió a Sagra para continuar en el club: “me dijo que no había plata”, aseguró.

27 Jul 2020 Por Bruno Farano
1

UNA PÉRDIDA DE VALOR. Luciatti se acopló rápido al equipo y mostró una enorme versión durante el torneo. San Martín perdió a un defensor con mucha proyección.

“Mi intención siempre fue quedarme, pero hay cosas que no puedo manejar”. Abel Luciatti abre su corazón en diálogo con LG Deportiva. El defensor que el 30 de junio había quedado en libertad de acción en San Martín, quedó en el ojo del huracán y fue castigado por algunos hinchas cuando hace algunos días se oficializó su llegada a Tigre, uno de los equipos que intenta arrebatarle el ascenso al “Santo”. “Entiendo el enojo”, afirma el defensor.

Si bien había estado al margen de casi todos los juegos de este año, antes del parate Luciatti se había transformado en una pieza clave del equipo que dirigían Favio Orsi y Sergio Gómez. Por eso, fue uno de los primeros apuntados por los clubes que salieron al mercado ni bien se abrió el libro de pases. Tigre aceleró a fondo y hasta el presidente Roberto Sagra le “aconsejó” que le diera prioridad a su carrera. “Mi idea era continuar en San Martín”, planta bandera el ex Almagro y Platense, entre otros equipos. “Cuando se terminó mi contrato y no recibí ningún llamado, le dije a mi representante que se comunicara con Roberto porque quería saber qué pasaría conmigo. Me dijo que no podía ofrecerme nada, que el club no estaba en condiciones de renovarme”, asegura.

Pasaron los días y su nombre comenzó a sonar en varios lugares, entre ellos en Victoria. De hecho, desde Tigre se comunicaron con los allegados al central y solicitaron condiciones para sumarlo. “Ahí, nuevamente le dije a mi representante que lo llamara a Roberto. Quería que le comente la situación, pero la respuesta fue la misma: que no había plata para renovarme”, explica.

Pasaron los días y las negociaciones con Tigre se habían encaminado. Ese club le ofrecía un contrato jugoso por 18 meses y la gran chance de disputar la actual edición de la Copa Libertadores. Muchas tentaciones para un futbolista criado en el ascenso y que sueña con llegar al fútbol grande. Sin embargo, más allá de todo, volvió a pensar en San Martín, en Tucumán y en lo bien que la había pasado mientras había vivido en la provincia. “Un día antes de firmar el contrato con Tigre volví a decirle a mi representante que hable con Sagra para ver si cambiaba de opinión o si había conseguido algo. Pero no, la respuesta fue idéntica a las anteriores ocasiones”.

Así Luciatti firmó contrato y hoy es jugador del equipo que dirige Néstor Gorosito. Sin embargo, no se olvida de lo que sucedió en plena pandemia; de que al “Santo” le cortaron las piernas y lo dejaron mirando hacia otro lado, cuando en el horizonte aparecía la Primera División. “Es una sensación fea. El club había hecho un esfuerzo enorme para armar el equipo y había un solo objetivo, que era ascender. Siento que AFA se apresuró mucho en tomar una determinación y que nunca fue clara. Hoy ese equipo se desarmó y ya nada es lo mismo”, explica dejando en claro que fue feliz en Tucumán. “Me había encariñado mucho con el club y mi familia también. Por eso insistí tantas veces. Quería llegar a un acuerdo y quedarme, pero no hubo caso. Igualmente estoy agradecido con el presidente porque siempre fue honesto y en ningún momento me dijo allá no vayas. Entendió que es mi trabajo y que debo pensar en mi familia”.

Luciatti pretende que en La Ciudadela lo recuerden bien. “Al hincha le estoy muy agradecido por el cariño que me dieron desde el primer día. Siempre que jugué, traté de dejar todo. Me sentí muy identificado y fui muy feliz”, concluye el defensor, al que la pandemia lo alejó de Bolívar y Pellegrini.

Comentarios